Tarifas
Home  »  Blog  »  Tarifas
Oct
29
Grafiscopio
Calculadoras, convertidores e indicadores de valores
Metodológico, Tarifas, Tributario
1
, , , , , , , ,

El trabajo creativo va de la mano con tareas como el cobro de honorarios y pago de impuestos. Sea que tengamos clientes locales o extranjeros, debemos emitir boletas o facturas y calcular los montos respectivos. Este proceso puede simplificarse gracias a las herramientas disponibles en la red, que hemos compilado en un solo artículo (en permanente actualización), para hacerlo aun más práctico y sencillo.

Agradecemos cualquier aporte o corrección a los datos aquí expuestos (sean plataformas en línea o Apps). Idealmente incluir una descripción para explicar en qué consiste y/o cuál es la contribución a la información ya publicada.

1) CALCULADORAS DE IMPUESTOS PARA LLENAR BOLETA DE HONORARIOS (10%)

Bolettta
Calculadora para llenado de boleta de honorarios. Expresa montos según cómo hayan sido pactados los honorarios con el cliente (en valores brutos o líquidos).
http://silogismo.com/bolettta/
Autor: @juque / silogismo.com

Calculadora de Impuestos en Chile
Boletas (10%) y Facturas (19%)
http://www.buscavina.com/iva.html

2) CONVERTIDORES: PESO A UF / UF A PESO

Calculadora de presupuesto en UF
Válida dentro de Chile. Permite expresar presupuesto en Unidad de Fomento (UF), que es un valor reajustable de acuerdo con la inflación. A diferencia de montos expresados en pesos, evita la depreciación en el tiempo y presenta al cliente un valor perceptualmente más fácil de digerir (40 UF suena menos duro que $1.000.000, pero es lo mismo).
https://franciscoamk.com/calcular-presupuesto-en-uf/
Autor: Francisco Aguilera / FranciscoAMK

UFaPesos
Válida dentro de Chile. Convertidor de UF a peso, de UTM a peso y de Dólar a peso.
http://www.ufapesos.cl/

3) CALCULADORAS DE IVA (en Chile 19%)

Calculadora de IVA
Cuanto impuesto se paga sobre bienes inmuebles y servicios de personas y empresas. Puede servir para calcular el precio efectivo de insumos o servicios (p. ej. impresión) a cuyos valores originales debes sumar el IVA (“+ IVA”). Ojo: si vas a emitir una boleta de honorarios no corresponde hablar de IVA, ya que este valor es para facturas.
http://www.iva.cl/

Calculadora de Impuestos en Chile
Boletas (10%) y Facturas (19%)
http://www.buscavina.com/iva.html

4) CALCULADORA DE IPC

Calculadora IPC
Aplicación que permite calcular la tasa de variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) entre dos periodos y actualizar (o “reajustar”) valores monetarios expresados en pesos. En pocas palabras, si te deben un pago hace 1 año ¿A cuánto equivale ese valor hoy?
Autor: Instituto Nacional de Estadísticas (INE)
http://encina.ine.cl/CALCULADORA/

5) CONVERTIDORES DE DÓLAR A PESO / PESO A DÓLAR
Para negociar con clientes extranjeros.

Valor-Dólar
Calculadora e indicador Valor del Dólar actual en Chile
http://www.valor-dolar.cl/

Conversor.cl
http://www.conversor.cl/

6) CONVERTIDORES DE EURO A PESO / PESO A EURO (€)

Valor-Dolar/Euro
http://www.valor-dolar.cl/valor-euro

Money Converter
http://themoneyconverter.com/ES/CLP/EUR.aspx

Nacionales.cl
http://www.nacionales.cl/valor-euro

7) CALCULADORAS DE VALOR POR HORA DE TRABAJO

Calculadora Freelance
Autora: Laura López (España)
http://www.calculadorafreelance.com/

Cuánto cobrar por hora de servicios
Autor: Cosmonauta (México)
http://cosmonauta.mx/toolbox/precioporhora.html

8) CALCULADORAS DE SUELDO

Calculadora de sueldo líquido / herramienta de liquidación de sueldo
Para saber cuál será el dinero que recibirás mensualmente en tu bolsillo (sueldo “líquido”). También útil si estás negociando un sueldo y no sabes el sueldo bruto que debes pedir.

Oct
21
Grafiscopio
Ofertones de Diseño
Académica, Debate, Tarifas
1
, ,

En nuestra disciplina no solo existen sino que abundan las «liquidaciones» de servicios profesionales. La sobreoferta obliga a competir por precio (con los inconvenientes que ello implica), produciendo una suerte de efecto dominó que echaría al suelo las tarifas y estatus de todo el gremio. ¿Cuál es el impacto real del problema, si lo hay?

TU LOGO POR 5 LUCAS

Varios lectores me han alertado sobre el polémico caso de Lo Haría.com, portal de crowd-sourcing que ofrece todo tipo de servicios por $5.000 pesos (poco menos de 10 dólares), incluyendo desde luego diseño gráfico. Personalmente no prestaría servicios creativos por esa tarifa. A lo más me limitaría a labores técnicas (recorte, impresión, coloreado, etc) muy puntuales o que impliquen alto grado de automatización (a la manera de un action de Photoshop). En este último caso creo que tanto clientes como creativos -e incluso administradores del portal- saldrían beneficiados: los primeros con un precio módico y los segundos con un ingreso adicional por tareas de mínimo razonamiento. Pero el hecho es que varios diseñadores están dispuestos a crear piezas gráficas -como logotipos- ¡por apenas $5.000!

ESTUDIA DISEÑO… ¡EN 1 AÑO!

Por medio de un lector supe que el Instituto Crearte de Viña del Mar imparte un curso intensivo de Diseño Gráfico, de apenas 1 año de duración. Como declaran en su sitio web: «Nuestro objetivo es brindar en corto plazo, una formación dinámica y actualizada…Muchos de nuestros ex-alumnos han iniciado su emprendimiento gracias a la rapidez y simpleza de nuestras técnicas de enseñanza, aplicando la creatividad. Con una modalidad única de enseñanza que combina la teoría con la práctica.» Lo que más me preocupa no es la brevedad del curso, ni la cantidad de alumnos que pueda tener, sino que alguno de ellos -o sus clientes / empleadores- piense que un título técnico de esa índole tiene el mismo peso que uno profesional (confusión parecida a la de quienes piensan que un diplomado tiene valor académico equivalente a un posgrado).

¿DEBEMOS PRENDER ALARMAS?

Los ejemplos anteriores (notorios pero en ningún caso únicos, si sumamos otras plataformas de crowd-sourcing) naturalmente generan alarma o molestia entre colegas que los consideran amenaza para la industria creativa. Eso depende de qué entendamos por amenaza, o mejor dicho, a quién afecta. En entrevista para The Rise To The Top, Seth Godin declara que las oportunidades son escasas para freelancers de habilidad mediana, mientras que el mercado está en su mejor momento para un freelancer extraordinario. De esto se deduce que los ofertones de Diseño no intimidan a un profesional competente y talentoso (que ni siquiera debe mendigar trabajo, pues es buscado por clientes). El problema, sin embargo, es que la mayoría de los diseñadores no son extraordinarios, quedando a merced de esta “ley de la selva”.

Ahora bien, el cliente que busca precio módico está en todo su derecho y las plataformas de crowd-sourcing buscan satisfacer justamente las necesidades de ese nicho de mercado. Aceptémoslo: no todo mundo necesita un Paul Rand, ni un BMW para desplazarse desde casa hasta la oficina. Los servicios profesionales no están exentos de segmentación de mercado (“línea económica”, “estándar” y “premium”, para distintos bolsillos). Lo importante es que tanto cliente como diseñador conozcan la diferencia entre amateur y profesional, pues la tarifa elevada de un diseñador no solo guarda relación con su calidad estética o técnica, sino además con su experiencia, velocidad, conocimientos y ética, entre otras cualidades. Es bueno tener claro que cualquier cosa demasiado económica implica un riesgo: baja calidad e incluso delito (como advierte Steve Berry en su video para Topic Simple, sobre proliferación de plagio en portales de crowd-sourcing, donde el diseño está a cargo de amateurs más interesados en hacer dinero fácil que en respetar normas básicas de ética profesional). En suma, los ofertones terminan siendo una amenaza para el cliente más que para los propios diseñadores competentes.

Abr
22
Grafiscopio
La importancia de reajustar tarifas
Comercial, Negociación, Tarifas
1
, , , , , , , , , ,

“El costo de la vida sube otra vez”, reza una popular canción, y los servicios profesionales no escapan a la regla. Puede que ejecutar un diseño nos tome la misma cantidad de horas que hace 1 año, pero mientras tanto vemos cómo sube el precio de los servicios básicos (electricidad, gas, agua, etc), gastos fijos (arriendo, locomoción colectiva o bencina) y hasta los insumos (papel, tinta, libros, materiales, etc); todos gastos inherentes a nuestro trabajo. Por ello es importante reajustar tarifas de acuerdo a la realidad en que vivimos.

UNIDAD DE COBRO

Los freelanceros tendemos a expresar tarifas en unidad monetaria (pesos) y mantenerlas fijas por años, incluso décadas, sin considerar la inflación (es decir, el aumento de los precios del mercado) o el IPC. De pronto nos damos cuenta de que antes hacíamos el mes con 3 encargos, y hoy no alcanzan. O bien recibimos un pago pendiente hace meses y notamos que ya no vale lo mismo que cuando propusimos la cifra. Por ello algunos veteranos recomiendan cobrar en Unidad de Fomento (UF), para compensar la depreciación monetaria y hacer que tus honorarios tengan el mismo valor a medida que pasa el tiempo. Es verdad: la UF es una unidad de cuenta variable, pero si la estudias históricamente verás que sube en forma estable. Además, y como advierten algunos colegas, los montos expresados en UF no suenan tan abultados como aquellos en pesos, aunque sean equivalentes. Por lo tanto ofrecen una ventaja estratégica.

PEDIR UN AUMENTO

En el universo del empleo fijo, con contrato indefinido, es normal e incluso lógico pedir un aumento de sueldo, por las razones que explico al comienzo y porque denota ambición profesional. Sin embargo, expertos laborales recomiendan NO pedirlo antes de 6 meses de pertenencia a una compañía. El mismo criterio debe orientar el reajuste tarifario de servicios profesionales autónomos: si llevas 6 meses o 1 año trabajando para el mismo cliente, puedes avisarle con tiempo que a partir del siguiente período elevarás tus tarifas. Pero ojo: es MUY importante obtener feedback previo y ojalá continuo, para saber si tu trabajo ha tenido impacto o reportado ganancias comprobables.

¿CUÁNTO SUBIR?

¿Está bien subir 5 mil pesos?, ¿10 mil?, ¿No será mucho?, ¿Es mejor un porcentaje? Aquí no existen fórmulas de validez absoluta. Cada profesional definirá un incremento según su realidad (relevancia del cliente, capacidades, experiencia y necesidades propias) y las posibilidades de su contraparte. Un buen artículo de PlaceHunter.cl indica que para aumentos de sueldo en empleos fijos es razonable pedir entre un 15% y 30% (considerando que un incremento de 15% representa tres veces la inflación). Por cierto no conviene aplicar equivalencia demasiado literal entre empleo fijo y encargo puntual o temporal, pero sí tener en cuenta el otro consejo de la misma fuente: saber la escala de salarios (o tarifas) en que te mueves: investigar cuánto cobra un profesional con tus mismas o similares características (experiencia, habilidades, cartera o relevancia de clientes, país o ciudad en que reside, etc), para que un eventual alza de tus precios no te haga inalcanzable, sobrestimado y/o poco competitivo.

COTIZACIONES PREVISIONALES

Como sabes, a partir del año 2015, quienes trabajamos en forma independiente y/o a honorarios estamos obligados a cotizar. Algunos colegas lo consideran motivo suficiente para elevar tarifas y compensar la parte de nuestra devolución de impuestos que irá forzosamente destinada a ese fin. Analizaré este punto en un próximo artículo.

NO TEMAS

A muchos freelanceros les acompleja cobrar. Y de subir tarifas, ni hablar. Piensan que perderán clientes y esas cosas. La verdad no hay nada qué temer, salvo que tu trabajo no esté a la altura. Por si no sabes, los trabajadores independientes somos más económicos que un empleado, ya que nuestro empleador no está obligado a pagarnos cotizaciones, vacaciones, etc., así que una pequeña alza en tus tarifas sigue siendo rentable, sobre todo si tu cliente es extranjero y de países desarrollados, donde tu equivalente cobra 2 o 3 veces lo que tú. Y como digo al comienzo, lo que haces al reajustar no es encarecer tus servicios, sino simplemente asegurarte de que valgan lo mismo que hace dos, tres o más años.

Nota: reajustar tarifas no siempre implica un alza. A veces la situación económica o política de un país o de un cliente (p. ej., una crisis) obliga a bajar precios para seguir siendo competitivo. Por ello es bueno estudiar las condiciones que rodean a nuestro trabajo y no olvidar que de pronto es mejor ganar un poco menos pero que nos encarguen con frecuencia, antes que cobrar una fortuna y que no vuelvan a llamarnos. Lo importante es saber hallar el punto de equilibrio en que nuestro negocio sea siempre rentable.

Ene
17
Grafiscopio
¿Tiene sentido un tarifario en Chile?
Debate, Negociación, Tarifas
6
, , , , , ,

¿Cuánto cobrar por un logotipo, afiche, anuario corporativo, ilustración, video y un largo etcétera? ¿Existe algún tarifario específicamente chileno donde consultar precios?

Créanlo o no, estas preguntas fueron la inspiración para fundar Grafiscopio. Antes que cualquier otra información de utilidad para el ejercicio profesional, Carolina López (Diseñadoras.cl) y yo nos propusimos crear el primer tarifario de artes gráficas y visuales chileno. Incluso desarrollamos un anteproyecto que luego quedó congelado, no solo por motivos presupuestarios o administrativos, sino que mientras más he investigado sobre el tema, más me convenzo de que un tarifario parece útil, pero en la práctica es inoperante.

1) ¿Y CÓMO ALLÁ AFUERA?

En otros países hispano-parlantes existen tarifarios -por ejemplo el del CDGM (Misiones, Argentina), ADGORA (Colombia), Aprovisual (México) o CDCV (Rafaela, Argentina)- mientras en países de habla inglesa son bastante más escasos. Uno de los pocos parece haber sido FreelanceSwitch (Australia), aunque el formato original ha cambiado. Otros sitios como FireBubble (UK) solo se aventuran a sugerir precios aislados: por ej., rangos de tarifa por logotipo (250-450 Libras para clientes pequeños, 350-1000 para clientes medianos y grandes). Lo importante, sin embargo, no es replicar una herramienta porque otros países la tengan, sino porque cumple el fin que se propone. Y es ahí donde el asunto me merece reparos.

2) ¿SIRVE UN TARIFARIO?

Hay por lo menos 3 grupos especialmente interesados en que exista un tarifario: estudiantes recién egresados que ignoran cuánto cobrar, profesionales que comienzan en el negocio freelance y veteranos que desean reducir o eliminar la competencia desleal proponiendo tarifas mínimas. Sus motivos son razonables, pero cabe preguntarse si la solución es un tarifario, por lo que explico a continuación:

PRINCIPALES FALENCIAS DE TARIFARIOS

  • Descripción demasiado genérica: cuando proponen precio de, digamos, un logotipo, pasan por alto el destino de dicha pieza gráfica: ¿almacén de barrio o empresa multinacional?, ¿Logotipo de campaña de temporada o institucional?, ¿Pensado para institución con o sin fines de lucro? Recordemos que el trabajo gratis o a bajo precio (modalidad pro bono) para fines benéficos o humanitarios no se considera especulativo y hay quienes sugieren reducir el precio en estos casos.
  • Alcance limitado: las tarifas genéricas pueden -y suelen- no ser válidas en distintas ciudades de un mismo país, como es el caso de Chile, donde los presupuestos que se manejan en la capital difieren considerablemente de regiones. Al menos el tarifario CDCV (Rafaela, Argentina) advierte al lector sobre su alcance únicamente regional. Está de más decir que en razón de lo anterior, la simple conversión a moneda nacional de valores expresados en un tarifario extranjero pueden ser de poca utilidad.
  • Ausencia de perfil profesional: al proponer un precio fijo y transversal no queda claro si vale por igual para un novato o un veterano. Este último tiene experiencia comprobable sobre la efectividad de sus servicios profesionales, por tanto es lógico que su trabajo cueste más. Hasta donde sé, la variable perfil es abordada únicamente por la aplicación CuantoCobrar. (Nota: fuentes cercanas me han contado que la aplicación es buena, pero ofrece conversión de precios para diferentes países y la de Chile no es 100% exacta/ confiable)
  • Segmentación por tamaño de cliente: al dividir la escala de cobros en clientes pequeño, mediano y grande, desestiman el hecho de que el presupuesto para Diseño no es siempre proporcional al tamaño de una empresa. A veces un cliente pequeño quiere apostar agresivamente por Diseño, como vimos en este artículo.
  • Incapacidad de cubrir todo el espectro posible de servicios profesionales: son tantas las variedades de encargos y tareas solicitadas a un profesional creativo que es casi imposible cubrir todas, por lo que se tiende a equiparar algunas no consideradas con las que sí figuran en el tarifario, lo que podría ser inexacto.
  • Ausencia de variable Propiedad Intelectual: son poquísimos los tarifarios que incorporan el tema derechos, fundamental en negociación por obra gráfica o visual, como advierte el Nuevo Libro Blanco de la Ilustración (FADIP, España). En tal sentido, los únicos relativamente eficaces serían el de la ANIGP (España) o Calkulator 2.3

3) NATURALEZA DE LOS SERVICIOS PROFESIONALES

Este es otro factor que podría agregarse a las falencias de tarifarios, pero dada su importancia prefiero aislarlo. Tanto quienes exigen como quienes ofrecen tarifarios descuidan las particularidades de los servicios, desde el punto de vista de la Economía.

A diferencia de ciertos productos que tienen más o menos las mismas propiedades u ofrecen prestaciones similares, los servicios se caracterizan por incluir algún nivel de habilidad, ingenio y experiencia. Así, 3 profesionales que egresan simultáneamente de la misma universidad, instituto o curso ofrecerán servicios de distinta calidad. Y la diferencia es aun mayor entre cualquiera de ellos y un colega con varios años de experiencia (y trato con clientes). Es más, el servicio no consiste únicamente en la ejecución de una tarea o entrega de un producto, sino también en la forma cómo se atiende al cliente y otras habilidades blandas que un tarifario no refleja (y que justifican que un diseñador cobre cierto monto o sea preferido, por sobre otro colega). Como dice el contrato modelo ofrecido por la American Institute of Graphic Arts (AIGA):  “Cada proyecto de diseño es diferente y lo mejor resultará de la confianza entre cliente y diseñador.” Una definición precisa y concisa de lo que implica un servicio.

A propósito, el problema con establecer tarifas “mínimas” (para evitar la competencia desleal de profesionales inexpertos y a veces talentosos que trabajarán por precio botado con tal de ganar experiencia, clientes o dinero) es que pueden ser un remedio peor que la enfermedad, pues validan a colegas mediocres que cobrarán lo mismo que sus pares, a pesar de entregar un producto y/o servicio deficiente, lo cual termina desprestigiando a todo el sector.

4) ¿SON LEGALES LOS TARIFARIOS?

El principal escollo que debe sortear cualquier tarifario es la legalidad de proponer valores fijos, transversales o mínimos, lo que en Economía puede considerarse un cartel de precios o colusión, prácticas penadas por las leyes de libre competencia de varios países. Todos conocemos el caso de la Asociación de Diseñadores Gráficos de Asturias (AGA) y la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana (ADCV), organismos españoles multados por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) precisamente por “recomendar” tarifas mínimas de diseño (Gráffica.info, 6 Feb. 2013)

En el caso de Chile, un tarifario debe tener muy en cuenta la Normativa del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), particularmente el Art. 3º inciso a, del Decreto Ley Nº 211 de 1973:

TITULO I 
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1º.- La presente ley tiene por objeto promover y defender la libre competencia en los mercados.
Los atentados contra la libre competencia en las actividades económicas serán corregidos, prohibidos o reprimidos en la forma y con las sanciones previstas en esta ley.

Artículo 2º.- Corresponderá al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia y a la Fiscalía Nacional Económica, en la esfera de sus respectivas atribuciones, dar aplicación a la presente ley para el resguardo de la libre competencia en los mercados.

Artículo 3º.- El que ejecute o celebre, individual o colectivamente, cualquier hecho, acto o convención que impida, restrinja o entorpezca la libre competencia, o que tienda a producir dichos efectos, será sancionado con las medidas señaladas en el artículo 26 de la presente ley, sin perjuicio de las medidas preventivas, correctivas o prohibitivas que respecto de dichos hechos, actos o convenciones puedan disponerse en cada caso.
Se considerarán, entre otros, como hechos, actos o convenciones que impiden, restringen o entorpecen la libre competencia o que tienden a producir dichos efectos, los siguientes:

a) Los acuerdos expresos o tácitos entre competidores, o las prácticas concertadas entre ellos, que les confieran poder de mercado y que consistan en fijar precios de venta, de compra u otras condiciones de comercialización, limitar la producción, asignarse zonas o cuotas de mercado, excluir competidores o afectar el resultado de procesos de licitación.

b) La explotación abusiva por parte de un agente económico, o un conjunto de ellos, de una posición dominante en el mercado, fijando precios de compra o de venta, imponiendo a una venta la de otro producto, asignando zonas o cuotas de mercado o imponiendo a otros abusos semejantes.

c) Las prácticas predatorias, o de competencia desleal, realizadas con el objeto de alcanzar, mantener o incrementar una posición dominante.

Artículo 4º.- No podrán otorgarse concesiones, autorizaciones, ni actos que impliquen conceder monopolios para el ejercicio de actividades económicas, salvo que la ley lo autorice.

5) ENTONCES, ¿CUÁNTO COBRAR?

Aunque no sean recomendables o se impida el establecimiento de tarifas fijas, sería poco serio dejar sin respuesta una pregunta que la merece, y que en nuestro caso está orientada por un fin noble: ayudar a colegas y educarlos para que cobren lo que vale su trabajo, por el impacto que en todo el sector puede tener la caída de precios de mercado por competencia desleal (involuntaria o deliberada).

Personalmente aprendí a cobrar usando 3 métodos:

a) Aplicando las técnicas que recopilo en este artículo.

b) Cotejando precios con colegas (de mi mismo nivel profesional o bien solicitando orientación de otros más experimentados, para tener referencia y estimar un precio proporcional) y

c) “horquillando”: un término de guerra naval que se refiere a calcular la distancia de un barco enemigo disparando un primer proyectil muy lejos y el siguiente más cerca. Si ninguno de los dos lo toca, significa que el contendor se encuentra entre medio de ambas distancias, y así se ajusta el cañón hasta darle. En el caso de los servicios profesionales, horquillar implica partir proponiendo una tarifa alta, excesiva incluso, y si es recibida con escándalo, negociar hasta lograr un monto que nos deje satisfechos al cliente y a mí, pero jamás empezar regalando trabajo a precio botado. Tener claro tu disparo más cercano, es decir, la cifra mínima por la que vale la pena tomar un encargo.

La combinación de estas 3 técnicas ha sido mi mejor tarifario. Y por lo mismo considero importante generar comunidad y deliberación entre colegas, con objeto de asistirse mutuamente en asuntos como consulta o comparación de precios adecuados. En muchos casos pueden ser la mejor referencia.

Nov
25
Grafiscopio
Cómo gestionar y cobrar por derechos
Derecho autor, Propiedad Intelectual, Tarifas
4
, , , , , ,

En el presente artículo enseñaré cómo gestionar y cobrar derechos, aspecto que debe estar presente en toda negociación por obra gráfica, visual o audiovisual, pues así lo determina la Ley.

01-derechos

Más allá de que usar un diseño u obra artística sin permiso constituye delito (cosa que muchas agencias que contratan servicios freelance desestiman, con las potenciales repercusiones de esta omisión), la guía “Economía Creativa” (British Council, 2010) advierte:

  • Existen consensos acerca de una característica básica de las industrias creativas: la propiedad intelectual. Es el catalizador que convierte la actividad creativa en una industria creativa: protege el derecho de propiedad que tienen los dueños sobre sus ideas, de la misma manera como otras leyes garantizan el derecho a poseer bienes o finca raíz.
  • Da a los inventores de nuevos productos y procesos los medios para obtener beneficios de su creatividad, y plantea un marco conceptual en el que empresas e individuos creativos pueden desempeñarse con seguridad.
  • El Gobierno UK definió las industrias creativas como aquellas actividades que tienen su origen en la creatividad, habilidad y talento individual y que tienen el potencial de crear empleos y riqueza a través de la generación y explotación de la propiedad intelectual.

02-derechos

 

 

La Propiedad Intelectual se divide en 2 grandes áreas: Derecho de Autor (obras) y Propiedad Industrial (marcas, patentes, diseños industriales). Nos interesa la primera, que otorga al creador dos grandes clases de derechos. Según el apartado “Preguntas Frecuentes sobre Derecho de Autor” de Revistas Abiertas:

2.1) Derechos PATRIMONIALES

Son los que entran en juego en una negociación (pueden cederse o venderse) y tienen por objeto la explotación comercial de la obra (tanto así que en España se llaman derechos de Explotación). El autor puede hacer cualquiera de tales usos o cederlos para que los ejerza otra persona o institución. Si un tercero quiere usarlos, debe contar con autorización expresa del autor (o titular de derechos) o de la ley, como sucede con las excepciones y limitaciones al derecho de autor. Consisten en:

  • derecho de reproducción 
  • derecho de modificación, adaptación o transformación
  • derecho de publicación
  • derecho de distribución
  • derecho de comunicación, interpretación y ejecución pública

2.2) Derechos MORALES

Relacionan al autor con su obra, pero no económicamente, sino de forma espiritual e ideológica. Son inalienables (no es posible cederlos ni venderlos), inembargables (no pueden ser sujetos de medidas de apremio legal) e irrenunciables. Consisten en:

  • derecho de paternidad
  • derecho a la integridad
  • derecho de divulgación
  • derecho al anonimato

03-derechos

 

 

En la guía “Creando Derecho” (Corporación Innovarte), el abogado y académico especialista en Prop. Intelectual, don Luis Villarroel, señala que las principales formas de gestión son:

3.1) CESIÓN O TRANSFERENCIA DE DERECHOS

Los derechos patrimoniales se pueden vender o ceder en forma independiente (regalar alguno y retener otro), o bien cederlos totalmente. “La ‘cesión’ del derecho”, continúa Villarroel, “permite al autor recibir una suma determinada por su obra o la facultad que cede.”

Formalidades de una cesión: El Art. 73 de la Ley 17.336, que regula los derechos intelectuales en Chile, dice: “La transferencia total o parcial de los derechos de autor o de derechos conexos, a cualquier título, deberá inscribirse en el Registro dentro del plazo de 60 días, contado desde la fecha de celebración del respectivo acto o contrato. La transferencia deberá efectuarse por instrumento público o por instrumento privado autorizado ante notario. También deberá inscribirse, dentro del mismo plazo, la resolución del contrato que originó la transferencia.”

Un contrato de cesión debería incluir cuatro aspectos clave:

  • Los derechos objeto de cesión y su modalidad.
  • El tiempo durante el cual se cederán o se otorgarán esos derechos.
  • El espacio donde se podrán explotar los derechos cedidos.
  • Si la cesión es exclusiva o no. (Este punto es importante ya que exclusiva significa que las formas de explotación concedidas no podrán ser utilizadas ni siquiera por el propio autor.)

3.2) LICENCIA O AUTORIZACIÓN DE USO

Según la guía “Las letras al Derecho”  (CERLALC / UNESCO), una autorización de uso o licencia es un acuerdo de voluntades con que el autor o titular de derechos patrimoniales autoriza a otra persona (natural o jurídica) usar su obra estableciendo tiempo, territorio y modos específicos, sin desprenderse de ninguno de sus derechos (o sea, no es cesión). El Depto. de Derechos Intelectuales (DDI), a través de Cecilia Núñez (a quién consultamos directamente), incluso señala: no es necesario ceder derechos. Puede autorizar el uso, una especie de licencia.”

Formalidades de una autorización o licencia: la mencionada autoridad cita los Arts. 18 al 20 de la Ley 17.336 de Prop. Intelectual y agrega: “como ve, la Ley no estipula ninguna formalidad legal respecto de las autorizaciones. Es un acuerdo entre privados.” Un popular ejemplo de licencia son las Creative Commons (CC). Para conocer la estructura de una licencia recomiendo ver los modelos de autorización de uso de obra para persona natural o persona jurídica que ofrece el DDI. (Nota: estos también pueden servir en el caso de inscribir obra colectiva en contratos de edición, como veremos más adelante en este mismo artículo)

Un contrato de licencia involucra dos participantes:

  • El autor (o titular del derecho), conocido como licenciante
  • El tercero a quien se autoriza el uso de la obra, o licenciatario

Un contrato de licencia debería definir:

  • Los derechos objeto de autorización.
  • El modo particular en que se autoriza el uso de esos derechos.
  • El tiempo durante el cual se autoriza la utilización.
  • El lugar donde la obra puede ser utilizada.
  • Si la autorización es exclusiva o no. (Este punto es importante ya que exclusiva significa que las formas de explotación concedidas no podrán ser utilizadas ni siquiera por el propio autor.)

ANEXO: ENTIDADES DE GESTIÓN COLECTIVA DE DERECHOS

Son organizaciones creadas por leyes de propiedad intelectual (o por acuerdos privados) para administrar los derechos de autor y conexos de un conjunto de creadores (afiliados). A continuación un listado de aquellas autorizadas y reconocidas por el Ministerio de Educación (MINEDUC) y el DDI, que guardan relación con nuestro público objetivo:

  • ATN, Asociación de Autores Nacionales de Teatro, Cine y Audiovisuales.
  • PROFOVI, Sociedad de Productores Fonográficos y Videográficos de Chile.

(*) CREAIMAGEN propone tarifas (expresadas en UF) por reproducción de las obras de su repertorio, según formato o aplicación. Para conocerlas, visita este link.

04-derechos

Según informa el sitio del Grupo Clarke, Modet & Cía España, existen 2 tipos de obra en cuya creación participan varios autores:

4.1) Obra EN COLABORACIÓN

Aquella realizada por varios autores, donde los aportes individuales son inseparables e indistinguibles, correspondiendo los derechos de propiedad intelectual en la proporción que todos ellos determinen. Para su divulgación y modificación se requiere el consentimiento de todos los coautores. Ej. de obra en colaboración sería un mural realizado por varios pintores.

Un contrato de obra en colaboración debería incluir:

  • El alcance de la aportación de cada una de las partes y el material necesario para la ejecución del mismo en caso de que fuera necesario.
  • El uso que la empresa podrá hacer de dicho material.
  • Las obligaciones de las partes.
  • La cesión del colaborador a la empresa de todos los derechos sobre la obra resultante. Determinación del grado de cesión (exclusiva, no exclusiva, etc.)
  • Las condiciones económicas por el trabajo realizado.

4.2) Obra COLECTIVA

Aquella realizada bajo la coordinación de una persona natural o jurídica que la edita y divulga bajo su nombre. Reúne aportaciones de diferentes autores cuya contribución personal se funde en una creación única y autónoma, para la cual haya sido concebida sin que sea posible atribuir separadamente a cualquiera de ellos un derecho sobre el conjunto de la obra realizada. Típico ejemplo de obra colectiva sería una Enciclopedia.

Los derechos sobre la obra colectiva corresponden a la persona (natural o jurídica) que la edite y divulgue bajo su nombre, salvo pacto en contrario. Habitualmente, quien edita y divulga la obra solicita la autorización de cada participante, como explica M.A. Ferrada. Así mismo, el DDI ofrece modelos de autorización de uso de obra (persona natural y persona jurídica) para estos fines.

05-derechos

 

 

La completísima guía “Las Letras al Derecho” (CERLALC / UNESCO) ofrece información detallada para conocer y negociar derechos de autor. Es más, muestra con casos reales las consecuencias que puede generar la falta de información y brinda herramientas para negociar con conocimiento de causa y en condiciones de igualdad. El apartado “claves para una buena negociación” aconseja:

  • Valore su trabajo creativo y sea consciente de sus derechos.
  • NO SE TRATA DE NEGOCIAR TODO O NADA. Identifique las necesidades suyas y del cliente, para ver si corresponde cesión total o parcial de derechos, y así pactar la remuneración apropiada.
  • Conozca los tipos de contratación que puede celebrar para la explotación de su obra.
  • USTED TIENE EL CONTROL SOBRE SU OBRA. Solo limita o restringe su uso mediante la contratación.
  • Discuta las cláusulas del contrato y busque siempre asesores especializados en la materia.
  • No se reserve ninguna inquietud, formule todas las preguntas que considere necesarias.
  • Lleve registro escrito de todas las etapas de la contratación (mails, mensajes, cartas, comunicaciones telefónicas, etc).
  • Proyecte imaginariamente el desarrollo del contrato, visualizando escenarios adversos y favorables para prever cláusulas que mantengan el equilibrio contractual.
  • Esté pendiente del cumplimiento de las obligaciones pactadas, así asegura la buena ejecución del contrato.
  • Mantenga las mejores relaciones con la otra parte, esto favorecerá la ejecución y éxito del contrato.

06-derechos

 

 

El Nuevo Libro Blanco de la ilustración (FADIP España) contiene bastante información aplicable a otras disciplinas creativas. Advierte que los ilustradores perciben habitualmente remuneración no por la venta de sus obras, sino por la cesión de derechos de explotación (o patrimoniales), a cambio de una contraprestación económica proporcional. Las formas de remuneración son dos:

6.1) Cobro POR REGALÍAS (royalties)

También llamado porcentaje sobre el precio de venta del producto, habitual en contratos de edición. “Cuando la remuneración se basa en el cobro de un porcentaje sobre el precio de venta del producto se cobra a la entrega del trabajo lo que se denomina anticipo, que es un adelanto a cuenta de futuros beneficios. Lo común es que en el ámbito editorial no se reclame la devolución de ese adelanto en el caso de que los beneficios no se den finalmente. En proyectos de envergadura que vayan a suponer una inversión de tiempo y dinero por parte del ilustrador también se da el caso de anticipos entendidos como pagos efectuados antes o durante la realización del trabajo.” Quien mejor explica los diversos escenarios y pormenores de un contrato de edición (porcentajes, derechos, etc) es el editor Miguel Ángel Ferrada en esta entrevista.

El Cap. VI, y en particular el Art. 50 de la ley 17.336, se refieren explícitamente al contrato de edición y la remuneración en forma de participación sobre el producto de la venta (royalties):

“Cuando la remuneración convenida consista en una participación sobre el producto de la venta, ésta no podrá ser inferior al 10% del precio de venta al público de cada ejemplar.”

El problema es que la fijación de dicho precio de venta al público no ha estado exenta de polémica, lo cual trataremos en un posterior artículo.

6.2) Cobro POR OBRA

También llamado cobro por encargo, a tanto alzado o fortait. Se refiere a una cantidad única por el uso concreto que se vaya a hacer de las obras. Para fijar dicho precio es importante proyectar imaginariamente el desarrollo del contrato (sobre todo si una edición o campaña prosperan), por lo que menciono a continuación:

Tras consultar a Cecilia Núñez, del DDI, me informa que no existe una tabla de valores asociados a la transferencia o cesión de derechos. Esto quiere decir que el autor decide el precio de venta de sus derechos, o bien lo acuerda con el comprador, editor o cliente. A este efecto conviene evaluar cuidadosamente -y ojalá con asesoría de algún profesional con experiencia- los alcances de un encargo (tipo de cliente, envergadura y duración de una edición o campaña publicitaria) a fin de establecer un monto acorde, y si conviene una cesión o una licencia (autorización de uso, sin cesión). Téngase en cuenta el célebre caso de la fotografía de 18.000 dólares.

Algunos clientes o intermediarios (p. ej., agencias) ocultan información sobre el alcance o magnitud de una campaña o publicación, para obtener una obra a bajo precio. Es importante pedir un informe detallado, para cotizar de acuerdo a las condiciones efectivas en que será usada (plazo, territorio, formatos) y ajustarse a lo que obliga el Art. 20 de la ley 17.336:

Art. 20, Ley 17.336: “La autorización deberá precisar los derechos concedidos a la persona autorizada, señalando el plazo de duración, la remuneración y su forma de pago, el número mínimo o máximo de espectáculos o ejemplares autorizados o si son ilimitados, el territorio de aplicación y todas las demás cláusulas limitativas que el titular del derecho de autor imponga. La remuneración que se acuerde no podrá ser inferior, en caso alguno, al porcentaje que señale el Reglamento.”

De todos modos, el uso en cualquier forma no autorizada explícitamente por el titular de derecho de autor constituye delito, de manera que ocultar información es una decisión ingenua y agravante.

07-derechos

 

 

Si bien existe un principio de raíz europea (y válido ampliamente a nivel internacional) en virtud del cual el derecho de autor existe por la mera creación de una obra, y no requiere ninguna formalidad, también es verdad que en Chile opera una presunción simple de autoría en favor de quien inscriba primero una obra en el DDI. Por tanto es fundamental inscribir toda creación que consideremos relevante (incluso a nivel boceto), para disponer de un medio de prueba importante acerca de su originalidad. Este trámite puede hacerse mientras un proyecto está en marcha, y teniendo siempre en cuenta que las instrucciones dadas por un cliente no bastan para que él se atribuya autoría de la obra.

Como vemos, la variable Propiedad Intelectual es clave para que los creativos obtengan beneficios económicos mediante la explotación comercial de sus creaciones. Sin embargo, por desconocimiento terminan vendiendo su obra -y derechos- a precio muy inferior al que valen. Por ello recomiendo estudiar los siguientes enlaces, que profundizan en un tema absolutamente necesario para cualquier creador de obra gráfica, visual o audiovisual:

 

May
3
Grafiscopio
Cómo evaluar el tamaño de un cliente para cotización
Cliente, Negociación, Tarifas
5
, , , , ,

Al momento de cobrar existen 2 posturas opuestas, cada una con su parte de razón:

1) “Según el sapo es la pedrada”: o sea que el cobro ha de ser proporcional al tamaño del cliente.
2) La tarifa debe ser fija e independiente del tamaño del cliente, como el abogado o médico que cobran lo mismo sin importar quién acuda a la consulta.

En este artículo vamos a cotejar ambas opciones, para llegar a una conclusión sincrética que oriente a la mejor toma de decisiones.

Pequeño, mediano, grande

Algunos tarifarios clasifican el cobro en 3 tipos de cliente: pequeño, mediano y grande. Presuponen que cada tipo invertirá un monto proporcional a la envergadura o capital de su empresa. Sin embargo, el entonces “pequeño” Mawün hizo una agresiva apuesta por diseño de marca (como expusieron sus socios en DIEN 2013, mientras reconocían: “fue la mejor inversión que hicimos”). Lo propio ocurrió cuando Joe Mansueto fundó Morningstar Inc. (1982), y su primera medida fue encomendar al prestigioso diseñador Paul Rand el logotipo de la naciente Compañía, por nada menos que US$ 50.000. ¿Tiene sentido cobrar por tamaño? Para responder con certeza, primero debemos definir qué entendemos por tamaño.

Segmentación de mercado

Casi todas las marcas de productos tienen líneas diferenciadas -económica, estándar, deluxe– para abarcar distintos segmentos de mercado. Ninguna línea es deficiente ni compromete la reputación de la marca, pero todo consumidor sabe que recibirá más o mejores prestaciones a medida que se aproxima a la deluxe. Sin pasar por alto las evidentes diferencias entre producto y servicio (este último intangible, por naturaleza heterogéneo y variable) es perfectamente posible adaptar nuestros servicios al monto que un cliente desee invertir en ellos. Así, el cliente “grande” será el que mejor pague (independiente de la escala efectiva de su empresa) y tendrá prioridad en nuestra agenda y esfuerzos, pero sin olvidar que a veces un cliente pequeño encarga trabajo con más frecuencia -o paga más a tiempo- que otro mediano o grande. Ergo, es importante garantizar que incluso los pequeños reciban calidad. Si entregas algo mal hecho al que menos paga, en el largo plazo podrías ver afectada tu reputación y bolsillo.

Investigar al cliente

Para calcular el tamaño de un cliente y cobrar una tarifa acorde recomiendo partir por estudiar a quién va dirigida nuestra labor: su sector, su capital financiero y/o humano, el segmento objetivo al que apuntan sus ventas, cuánto destina a diseño (gráfica, ilustración, comercial de tv, etc.) y por qué. Algunos dicen que están “cortos” de presupuesto, sin ser precisamente pobres; a menudo desconocen el impacto comercial de nuestra labor en su negocio y eso explica su mezquindad. Otros simplemente no necesitan el decorado de la Basílica de Santa Sofía, sino algo muy puntual y sencillo, por lo que no van a invertir más de lo estrictamente necesario, y están en pleno derecho. Por último, hay quienes desean tener diseño o una buena pieza audiovisual, pero no disponen del presupuesto equivalente a sus sueños o ideas. Para saber a qué aspiran, qué necesitan y qué tanto podemos dedicar a sus respectivos proyectos, debemos reunirnos con ellos, conocerlos, y así dosificar esfuerzos según cada realidad. Existen parámetros como los de SOFOFA o Chilnet que informan sobre el tamaño de empresas en cuanto a tramo de ventas o número de empleados. Es un dato valioso, pero insuficiente por sí solo. Debe tomarse como mero punto de partida en nuestra investigación sobre el cliente y sus expectativas, por las razones que acabo de señalar.

Conclusiones

El tamaño del cliente es uno de varios parámetros que pueden incidir en la cotización por servicios gráficos. Hay profesionales de trayectoria que admiten cobrar según la envergadura o relevancia de aquel, (método que comparto). Sin embargo, no es una ley universal, y está siempre sujeta al criterio de cada profesional. En lo personal no recomendaría aplicarlo a tarifarios, porque pueden desorientar a colegas inexpertos que interpreten la variable en forma demasiado literal.

Si bien hay casos tan evidentes que parecen no resistir análisis (p.ej.: comparar un almacén de provincia con una multinacional), cuando hablamos de tamaño puede no ser recomendable ni exacto calcularlo a priori en proporción lineal (“empresa pequeña, presupuesto pequeño”).

Por último, quienes argumentan que un profesional del área artística debería cobrar lo mismo a cualquier cliente, como hacen doctores y abogados, olvidan que la consulta puede ser un precio transversal, pero las cirugías, tratamientos o representación en tribunales implican otro precio que cada paciente o cliente -pequeño, mediano o grande- pagará en la medida de sus posibilidades.

Ago
10
Grafiscopio
El problema de cobrar poco
Comercial, Cotización, Tarifas
0
, , , , , , , ,

Muchos profesionales gráficos piensan que cobrando poco evitarán perder a cliente. Puede que tengan razón, pero lo que seguro perderán será dinero. A la larga sentirán que el pago nunca corresponde al esfuerzo invertido. Entonces habrán aprendido una importante lección.

Esta imagen superó los 7.700 shares en Facebook, gracias a lectores de toda Hispanoamérica que la compartieron en sus respectivos muros.

Abr
4
Grafiscopio
Aranceles y salarios de carreras artísticas en Chile
Comercial, Editorial, Metodológico, Tarifas
13
, , , , , , , , , ,

El Ministerio de Educación ha dispuesto a través de su página mifuturo.cl (versión actual de futurolaboral.cl) una serie de datos sobre aranceles y empleabilidad de todas las carreras universitarias y técnicas impartidas en nuestro país (actualizado al 2011). En pocas palabras, cuánto cuesta estudiar y cuánto gana un profesional tras algunos años de ejercicio, después de titularse.

Como indica el propio sitio en sección Metodología: “Es importante advertir que la información de ingresos y empleabilidad asociada a las distintas carreras e instituciones tiene su origen en las propias instituciones de Educación Superior, que entregan registros completos de sus titulados; el cruce de datos realizado por la Subdirección de Estudios del SII, sobre la base de las declaraciones de impuestos de los contribuyentes, y el procesamiento y validación que realiza el Servicio de Información de Educación Superior (SIES), del Ministerio de Educación.

La información disponible se refiere a prácticamente el total de los titulados de las instituciones de Educación Superior, que tiene inicio de actividades en el SII. El informe no opera con muestras ni inferencias estadísticas, por tanto no define niveles de significación ni margen de error.”

En este artículo presentamos una selección de enlaces que conducen a información de carreras artísticas relacionadas con nuestro público objetivo (por lo que hemos incorporado a Publicidad).

Al ingresar al sitio notamos que la sección empleabilidad e ingresos presenta 2 sub-secciones:

1) Buscador de Empleabilidad e Ingresos

Ofrece un cuadro referencial con los planteles que imparten una determinada carrera, el ingreso promedio de sus egresados tras 4 años de ejercicio luego de titularse y el arancel anual (2011) de dicha carrera, entre otros datos.

2) Estadísticas por Carrera

Ofrece 8 gráficos que representan ingresos promedio, empleabilidad, y tramos de ingresos (porcentaje de profesionales que ganan mucho más y mucho menos que el promedio, para una misma carrera), entre otros datos.[box sid=”box-1385109072″ width=”485″ align=”left”]

 ACTUALIZACIÓN 22/ENE/2014: Tras comprobar que la página mifuturo está cambiando continuamente los enlaces (es decir, no es un permalink), nos vemos obligados a prescindir del hipervínculo que conducía a cada carrera, y sólo avisamos que en este sitio puede encontrarse información de las siguientes carreras (que cada lector debe revisar por su propia cuenta):[/box]

BUSCADOR DE EMPLEABILIDAD E INGRESOS

  • Arte y Licenciatura en Artes
  • Comunicación visual y/o Multimedia
  • Diseño
  • Diseño Gráfico
  • Publicidad
  • Técnico en Comunicación Audiovisual
  • Técnico en Dibujo Arquitectónico
  • Técnico en Dibujo Técnico e Industrial
  • Técnico en Diseño Gráfico
  • Técnico en Fotografía
  • Técnico en Publicidad

 

ESTADÍSTICAS POR CARRERA

  • Arte y Licenciatura en Artes -Universidad
  • Comunicación visual y/o Multimedia -Universidad
  • Diseño –Universidad
  • Diseño Gráfico -Instituto Profesional
  • Diseño Gráfico –Universidad
  • Técnico en Diseño Gráfico – Instituto Profesional
  • Publicidad – Universidad
  • Técnico en Comunicación Audiovisual -Instituto Profesional
  • Técnico en Dibujo Arquitectónico -Centro de Formación Técnica
  • Técnico en Dibujo Arquitectónico -Instituto Profesional

 

Para más información, recuerda que puedes encontrar mifuturo.cl como enlace permanente en el home de Grafiscopio.