Propiedad Intelectual
Home  »  Blog  »  Propiedad Intelectual
Sep
11
Grafiscopio
¿A qué se expone el infractor de Derecho de Autor?
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
7
, , , , , , , , , , , ,

Muy seguido se cometen infracciones al Derecho de Autor, en forma involuntaria o deliberada, relevante o menor, con notoriedad pública o inadvertidas, pero infracciones al fin. Quienes las cometen piensan que no es gran cosa, que pueden “salirse con la suya” o ampararse en ignorancia de las leyes de Propiedad Intelectual. No importa lo que piensen: su acción puede costarles muy caro.

Internet permite publicar, compartir y acceder fácilmente a imágenes, diseños, videos y archivos de audio o texto, lo que lleva a muchos a creer que por estar al alcance de la mano son de total dominio público y susceptibles de todo tipo de uso, incluido el comercial. Lo cierto es que no es así, o no necesariamente. Para poder usar lo que vemos en una página web debemos estudiar las condiciones de la licencia (si es que la hay) y aunque no cuente con una o no sea visible, debemos pedir autorización al titular de Derecho de Autor correspondiente, sobre todo si queremos usar esa obra, o parte de ella, con fines comerciales. Dos casos relevantes que incurrieron en esta falta fueron el de la editorial chilena Puerto de Escape que usó sin permiso obra de la ilustradora holandesa Lois Van Baarle, y tiempo atrás, el de Agencia Porta4 (a cargo de la cuenta Falabella) que hizo lo mismo con el diseño del oso panda punk, creado por Armando Torrealba, diseñador gráfico chileno.

Entre empresas, agencias o editoriales que solicitan los servicios de profesionales gráficos, visuales o audiovisuales también ocurren infracciones que ambas partes desestiman por desconocimiento o costumbre, como la suposición errada de que el comprador de obra artística (diseño, ilustración, fotografía, etc) pasa automáticamente a ser titular de derecho de autor, ergo puede usarla como desee. Otro equívoco habitual consiste en la creencia de que las instrucciones dadas por un director creativo o editor bastan para que este se atribuya la autoría o coautoría de la obra encomendada al proveedor, cosa que, según vimos, es incorrecta.

Además, están las infracciones flagrantes, como el plagio, la falsificación o el uso sin consentimiento ni atribución de autoría, caso este último del que fue víctima la pintora chilena Marcela Donoso, motivo por el que emprendió acciones legales contra el cineasta Jorge Olguín (por la película Caleuche), la Productora Chile Films y la empresa Buena Vista Internacional.

La ley es clara. Todas las infracciones antes citadas se encuentran tipificadas como delitos, con sus respectivas sanciones y multas (dependiendo del monto del perjuicio), según detalla El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INAPI), a cargo del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo del Gobierno de Chile. En cuanto al Derecho de Autor, pasamos a detallar las conductas, artículo y sanción:

CONDUCTAS INFRACTORAS DEL DERECHO DE AUTOR

Conductas sancionadas por la ley 17.336

  • Conducta: Utilización de obra ajena sin autorización

Artículo: 79 No 1 y 2

Sanción: 5-1000 UTM dependiendo del monto del perjuicio

  • Conducta: Falsificación de obra protegida

Artículo: 79 bis

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 10-1000 UTM

  • Conducta: Plagio

Artículo: 79 bis

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 10-1000 UTM

  • Conducta: Piratería

Artículo: 81

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 50-800 UTM

Conviene recordar al infractor que excusarse argumentando desconocimiento de las leyes de Propiedad Intelectual (en Chile, la Nº 17.336) es más agravante que atenuante, pues como indica el Art. 8 del Código Civil chileno: “Nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que ésta haya entrado en vigencia”, y la ley en cuestión se promulgó en 1970, hace 43 años.

Finalmente, si hemos sido víctimas de infracción a nuestro Derecho de Autor, la primera medida es contactar a un abogado especialista en Propiedad Intelectual, siguiendo los pasos que describe este artículo.

Ago
5
Grafiscopio
Entrevista: Sebastián Alvarado. Derecho de Autor en concreto
Derecho autor, Entrevista, Propiedad Intelectual
3
, , , , , , , , , , , ,

El ejercicio de nuestras profesiones guarda estrecha relación con la Propiedad Intelectual y el Derecho de Autor, dos campos a menudo vulnerados, bien por desconocimiento o por subestimación de su importancia. Para entenderlos un poco mejor y saber qué hacer en situaciones concretas entrevistamos al abogado especialista en la materia, don Sebastián Alvarado, miembro del prestigioso estudio jurídico Silva & Cía. Conozcamos su opinión y sugerencias.

1) En charla sobre Propiedad Intelectual dictada en la Biblioteca Nacional (abril 2013), el abogado y profesor de derechos intelectuales Luis Villarroel señaló que en Chile hay bastante ignorancia sobre el tema. ¿A qué lo atribuye usted?, ¿Poca difusión, poco interés público o es que en general se considera tema delicado (por los intereses que toca)?

Lo atribuyo a que en Chile hay poca difusión sobre la necesidad de respetar la propiedad intelectual, que le pertenece a los autores de obras del intelecto humano, como también la de los artistas, intérpretes y ejecutantes de dichas obras. Esta poca difusión se contrapone con las obligaciones y compromisos que ha contraído el Estado de Chile a nivel internacional, de protección a la propiedad intelectual. Por lo mismo, considero que el Estado debiera difundir más aún esta materia (por ejemplo, a través de medios de comunicación masivos) ya que es de suma importancia, como mecanismo de incentivo y retribución, respetar los derechos de los creadores de obras intelectuales.

2) A comienzos de este año trascendió que la Editorial chilena Puerto de Escape utilizó sin autorización obra de la ilustradora holandesa Lois Van Baarle, infracción de la que también han sido víctima creadores chilenos, aunque no generen tanto revuelo. Dado el caso, ¿Vale la pena emprender acciones legales?

Vale la pena emprender todas las acciones legales que sean necesarias, no solamente para detener la situación de infracción a los derechos de propiedad intelectual, sino también para efectos de obtener una justa indemnización a favor del autor por el daño patrimonial y moral que le ha causado dicha infracción.

3) ¿Qué pasos debo seguir si descubro que alguien ha infringido mi Derecho de autor?: ¿Contactar al infractor para que desista o contratar directamente los servicios de un abogado para que me represente en una demanda?

Mi recomendación es contactar directamente a un abogado para efectos de determinar con detalle los pasos a seguir. Una vez que se obtiene la asesoría de un abogado, los pasos siguientes pueden ir desde enviar una carta de advertencia al infractor (para que cese todo uso no autorizado de la obra protegida por derecho de autor) hasta la presentación de acciones legales consistentes en una querella o denuncia por el delito de infracción a la propiedad intelectual y/o una demanda civil de indemnización de perjuicios por la misma infracción. Es importante que previo a cualquier contacto con el infractor o presentación de una acción legal, se obtengan pruebas suficientes que acrediten la infracción (por ejemplo, impresiones certificadas ante notario de una página web infractora de derechos de autor), ya que el infractor intentará eliminar toda evidencia antes de enfrentar un juicio en esta materia.

4) Algunos diseñadores, ilustradores, artistas visuales o audiovisuales utilizan software sin licencia (“pirata”) para crear obra. ¿Qué incidencia tiene esto en su calidad de titulares de Derecho de Autor?, ¿Qué alternativa tiene un freelancer cuyos ingresos le dificultan pagar una licencia de software (p. ej., un profesional recién egresado)?

La incidencia pasa porque están cometiendo un delito al utilizar software pirata; Así mismo, porque su obra se verá afectada por dicha infracción. Si el diseñador, ilustrador, artista visual o audiovisual pretende ceder sus derechos sobre la obra realizada con software pirata, o licenciarlos a un tercero, se expone a que el tercero también esté sujeto a acciones legales por el titular del software, debido a la utilización de una obra que en su creación infringió los derechos de autor del titular del software.

La alternativa que tendría un freelancer cuyos ingresos le dificultan pagar una licencia de software sería trabajar con software gratuito o freeware. Es importante que lean con atención la licencia de dicho software, para que de antemano sepan si hay algún otro tipo de obligación para el freelancer (por ejemplo, que terceros puedan usar libremente la obra realizada con el software) como contraprestación por el uso del freeware.

Grafiscopio agradece a los abogados Sebastián Alvarado y Gonzalo Sánchez, y a la periodista Javiera Moraga, por su gestión y colaboración para llevar a cabo esta entrevista. Fotografía gentileza del Estudio Jurídico Silva & Cía.

Jul
22
Grafiscopio
Modelos de autorización de uso de obra
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
1
, , , , , , , , ,

El Departamento de Derechos Intelectuales (DDI) -institución dependiente de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM)- es el principal organismo a cargo del Registro de Propiedad Intelectual y de responder consultas sobre derecho de autor, derechos conexos y materias afines. Entre otros valiosos datos e instrumentos pone a disposición del público general un par de documentos (en formatos .DOC y .PDF) muy útiles para la negociación de obra gráfica o visual. Estos son:

 

¿Para qué sirven? En simple:

  • Como referencia para contratos, ya que muestra el detalle de usos expresamente autorizados para la obra, si serán remunerados o gratuitos, en qué territorio, por cuánto tiempo y si se hará en forma exclusiva o no exclusiva. En pocas palabras, enseñan cómo se gestionan y/o transfieren derechos.
  • Son de ayuda tanto para proveedores de servicios gráficos como para sus clientes. A menudo una agencia necesita obtener la autorización o cesión de derechos de quienes participaron en la creación de una obra publicitaria. Aquí pueden ver en qué consiste.
  • Se facilita el trámite para inscripción de obra colectiva. De esta forma, el “autor” (es decir, el representante -persona natural o jurídica- que tuvo la iniciativa de esta obra y bajo cuya coordinación se llevaron a cabo los diversos aportes individuales, por ejemplo, una enciclopedia) se asegura de contar con la autorización de cada creador antes de inscribir la obra.
Jul
10
Grafiscopio
¿Quién es el autor de una obra por encargo?
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
15
, , , , , , , ,

En nuestro medio es común que el proveedor de servicios gráficos (artista, ilustrador, diseñador, fotógrafo, etc.) produzca obra por encargo. Las leyes de propiedad intelectual -y en particular aquellas que tratan sobre Derecho de Autor- se refieren al artista como creador o autor, pero ¿Qué sucede cuando la obra no nace de una idea concebida por el artista, sino de las instrucciones de un director creativo, escritor, guionista o cliente?

Hace años realicé un encargo para agencia de publicidad. En cierto punto vi vulnerados mis derechos de autor, pero al reclamar me dijeron que no correspondía, pues yo no era autor sino mero ejecutante de una idea publicitaria. Confundido, pregunté a un abogado especialista en Propiedad Intelectual, quien me aclaró que sin importar cuán detalladas sean las instrucciones que reciba -en este caso, de un director de arte-, la forma específica en que materialicé sus ideas me convierte en autor de esa obra. Ahora, según este criterio podría argumentarse, por analogía, que los obreros que materializan las instrucciones expresadas en el plano diseñado por el arquitecto son tan autores de la edificación como él. No obstante, el aspecto diferencial está en la originalidad: si das exactamente las mismas instrucciones a 3 dibujantes o fotógrafos obtendrás 3 obras distintas. En cambio, el mismo plano arquitectónico en manos de 3 obreros distintos (o empresas constructoras) dará origen a 3 edificaciones casi idénticas, puesto que su labor es de índole técnica, no creativa.

¿Significa que el artista visual es el único autor de toda obra que lleve su impronta?, ¿Qué pasa cuando está basada en un cuento o novela, es decir, una obra igual de creativa, en especial cuando da origen a una tercera obra -conjunta- que no existiría sin el aporte de escritor y artista visual? Veamos qué dicen las leyes de propiedad intelectual.

En un artículo del Instituto de Investigación Mercado Informado titulado Obras por encargo y obras creadas en una relación laboral, H. Edgar Pereda Lozano (Profesor de Derecho Económico, Universidad Nacional de Trujillo, Perú), explica:

“Una obra es considerada realizada por encargo cuando, mediante un contrato, una de las partes (encargado o comisionado) se obliga a realizar una obra y a entregarla a quien la encarga (comitente), a cambio del pago de un precio. 

Doctrinariamente se discute si el comitente paga por el objeto material o si el precio también considera la transferencia de los derechos de autor que se deriven de la misma. En este caso la ley de derechos de autor establece que, de no mediar acuerdo que estipule lo contrario, también se estaría transfiriendo (por titularidad derivada) los derechos patrimoniales que surjan de la obra. 

Así, según la lógica de nuestro ordenamiento jurídico no se admitiría la atribución – en calidad de titular originario –  como autor al comitente de la obra hecha por encargo. No existe atribución originaria de los derechos de autor por parte del comitente en virtud de un contrato de encargo. 

Raquel Evangelio Llorca plantea la interrogante de si existiría la posibilidad de considerar al comitente como creador de la obra. Esgrime ello en base a las instrucciones que da para la realización de la misma. Al respecto, la precitada autora en un examen contesta su propia interrogante manifestando que, la simple expresión de ideas (instrucciones) no es suficiente para que el comitente se atribuya su autoría.

Sin embargo, Evangelio Llorca admite la posibilidad de que el comitente sea considerado como coautor cuando realice aportaciones que vayan más allá del mero hecho de dar instrucciones. Es decir, que contribuya materialmente en la realización de la obra en una auténtica colaboración con el encargado. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que la atribución de autoría se daría por las aportaciones materiales (originales) en la creación de la obra y no por el sólo hecho de tener la calidad de comitente. 

Asimismo, la precitada autora, admite la posibilidad de que el comitente -no por la calidad de tal, sino por la importancia de su aportación a la creación de la obra-  pueda ser considerado como único autor de la misma. Para ello pone como ejemplo – citando a Espín Alba– el supuesto del encargo de la corrección de una obra biográfica. Si la corrección sólo es de tipo técnico (correcciones de estilo y faltas gramaticales) sobre la base de un texto redactado con carácter de definitivo, no se podría hablar de que se trata de una obra en colaboración, siendo el único autor el comitente. 

En todo caso, lo verdaderamente importante – para la atribución originaria de los derechos de autor – es el aporte original que se realice para la creación de la obra, siendo irrelevante la calidad de comitente de la misma, quien sólo tendrá la calidad de titular derivado por presunción de cesión de derechos (en cuanto no haya realizado aportación que signifique una contribución original a la creación de la misma).”

Por su parte, el abogado español Javier González Martín, especializado en Propiedad Intelectual, Propiedad Industrial e Internet, entrega valiosos antecedentes en un artículo titulado Los derechos de autor en la obra realizada por encargo, publicado en el número 134 de revista Visual:

“A partir de aquí, y con estas diferencias, las facultades morales de autor son las mismas que en la obra creada por propia iniciativa. El autor tendrá su derecho al reconocimiento a su paternidad sobre la obra y conservará, de igual manera, el derecho a la integridad de la misma. En general hemos de decir que el autor no pierde esa condición por el hecho de haber recibido un encargo y unas determinadas especificaciones o directrices. Tiene la condición de autor a pesar de ello. Sólo a veces, cuando las ideas que se aportan al autor tengan una entidad creativa importante (entrega de diseños, bocetos o guiones) podremos hablar de una coautoría entre quien encarga y el autor, pero en la mayoría de los casos la condición de autor es del creador, aunque se le hayan realizado indicaciones o especificaciones sobre las características de la obra.” 

En la misma línea, tenemos el punto de vista que ofrece la Ley Federal del Derecho de Autor (LFDA) en México, explicada por el Lic. Fernando Gómez Iturbide, Presidente del Colegio de Profesionales en Derecho A.C. (CPD), en un artículo titulado Obra por encargo:

“El Artículo 83 de la LFDA establece lo siguiente: “Salvo pacto en contrario, la persona física o moral que comisione la producción de una obra o que la produzca con la colaboración remunerada de otras, gozará de la titularidad de los derechos patrimoniales sobre la misma y le corresponderán las facultades relativas a la divulgación, integridad de la obra y de colección sobre este tipo de creaciones. 

La persona que participe en la realización de la obra, en forma remunerada, tendrá el derecho a que se le mencione expresamente su calidad de autor, artista, intérprete o ejecutante sobre la parte o partes en cuya creación haya participado.” 

En otras palabras, la ley (mexicana) considera de manera explícita al comitente como el titular de los derechos patrimoniales, y al autor como el titular de los derechos morales.

Asimismo, el segundo párrafo del Artículo 83 Bis de la LFDA estipula lo siguiente:

“…Para que una obra se considere realizada por encargo, los términos del contrato deberán ser claros y precisos, en caso de duda, prevalecerá la interpretación más favorable al autor. El autor también está facultado para elaborar su contrato cuando se le solicite una obra por encargo.” 

Esta adición a la LFDA es reciente (DOF 23-07-2003) y básicamente fuerza al comitente a preparar un contrato por escrito que le permita obtener un reconocimiento expreso de su calidad de titular de los derechos patrimoniales sobre cierta obra. Veo muy acertada la posición de dicha reforma a la LFDA, ya que al momento de querer inscribir el comitente la obra que encargó a un tercero (llámese software, personaje, pintura, catálogo, fotografía, litografía, poster, canción, etc.) ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), dicho instituto le va a exigir el contrato donde conste que el autor moral le cedió al comitente los derechos patrimoniales sobre la obra, especialmente si el nuevo titular es una persona moral.”

Obra por encargo, según la ley de Propiedad Intelectual chilena

Resulta por lo menos curioso que haya tan poco material en internet sobre este tema en nuestro país, en comparación con el proveniente de México, Perú, Colombia, Argentina o España. Un antecedente lo aporta la revista de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en el número de junio 2010; puntualmente, el apartado sobre trabajo por encargo:

En Chile la cesión automática de los derechos de autor a empleadores, o a quienes contratan a autores para crear obras, es muy restringida y se limita principalmente al desarrollo de programas informáticos y, en alguna medida, a los periodistas, fotógrafos y autores que participan en la industria cinematográfica.

Todavía hay aspectos mejorables, como la reglamentación de la copia privada y disposiciones adicionales sobre la titularidad de obras por encargo, pero sin duda es uno de los avances más significativos de la ley chilena sobre la P.I. desde que se promulgó por primera vez en 1970.”

En su charla “¿Hasta dónde nos protegen los derechos de autor? Cómo ejercer nuestros derechos para no sentirnos frustrados” (Encuentro Open D Diseño Para Todos, 28/ago 2014, FAU Universidad de Chile), José Ignacio Gallardo (asesor legal e investigador) y Juan Carlos Lara (abogado y director de contenidos ONG Derechos Digitales.org) explican los llamados casos especiales de titularidad(*):

  • Las obras creadas por funcionarios públicos pertenecen a su institución.
  • En empresas computacionales el titular de derechos no es el programador, sino la empresa.
  • En empresas periodísticas quien encarga una obra tiene derecho de utilizarla una sola vez (como indica el art. 18 de la Ley 17.336)
  • Fotografía por encargo: aunque el autor debiera ser el fotógrafo, la ley entrega la titularidad a quien encarga una fotografía (p. ej., editor de prensa). Sin embargo -y este matiz es fundamental- lo anterior NO es extensivo a diseños, ilustraciones ni obras visuales o audiovisuales por encargo. Sólo se limita a fotografías.

(*) En esta misma charla, los conferencistas aclaran la importante diferencia conceptual entre ser titular y ser autor de una obra. Como sabemos, el Derecho de Autor se compone de 2 partes: derechos patrimoniales y derechos morales. Aunque ceda todos sus derechos patrimoniales, el creador de cualquier tipo de obra intelectual (literaria, artística, musical, etc) es el autor de dicha obra y lo será durante toda su vida (y hasta 70 años después de su muerte, según la ley chilena), ¿Por qué? porque los derechos morales de que goza son irrenunciables e intransferibles. A su vez, quien ha encargado una obra, la ha pagado y recibido los derechos patrimoniales cedidos por el autor pasa a ser el titular (en rigor, titular de derechos patrimoniales) de una obra, pero esto NO lo convierte en autor de esa obra.

Además, en una presentación (.PPT) del abogado Rodrigo Lavados Mackenzie -especialista en Propiedad Intelectual y miembro del Estudio Jurídico Sargent & Krahn– para la Asociación Nacional de Avisadores (ANDA), se muestra un cuadro comparativo entre Derecho de Autor y Copyright, sistemas distintos de protección. El primero opera fundamentalmente en países de tradición continental (Francia, España, Latinoamérica), mientras el Copyright es más bien de tradición anglosajona. Para el derecho de autor, en general las obras por encargo pertenecen a su autor, pese a existir contratos de trabajo o prestación de servicios; mientras que en el Copyright “las obras por encargo pertenecen a quien las encarga.”

Anexo: Coautoría 

¿Quién es el autor de una obra conjunta? Safe Creative -primera plataforma de registro, información y gestión de Propiedad Intelectual para la realidad digital basado en los estándares del Convenio de Berna (ONU)– lo explica en forma bastante clara en su artículo La autoría y la coautoría de una obra intelectual:

“En ocasiones, en el proceso creativo intervienen multitud de personas, que dependiendo de su aportación en la misma tendrán la categoría de autores de parte de la obra, o de coautores de la misma. Imaginemos el caso de una canción que haya sido creada por dos músicos que hubiesen compuesto la melodía y la música conjuntamente encerrados en un estudio, sin que se pueda diferenciar quién compuso cada parte. O el mismo caso de la canción, en el que una persona compuso la música y otra creó la letra. 

Para estos casos la Ley regula un escenario determinado por dos tipos de obras: 

– Las obras EN COLABORACIÓN: que es aquella que fuese realizada conjuntamente entre varios autores, que se hubiesen puesto de acuerdo para realizarla y cuyos derechos sobre el resultado unitario corresponderán a todos ellos en la proporción a la aportación realizada por cada uno en la obra. Un ejemplo de este tipo de obra sería precisamente el de la canción que varios autores acuerdan crear, y que uno compone la música y otro realiza la letra. En este sentido, los autores, si no pactan lo contrario, podrán explotar separadamente sus aportaciones a la obra, salvo que causen perjuicio a la explotación común

– Las obras COLECTIVAS: que son las creadas por la iniciativa y bajo la coordinación de una persona natural o jurídica que la edita y divulga bajo su nombre, y cuyas aportaciones se funden en una única creación sin que sea posible atribuir separadamente a cualquiera de los autores un derecho sobre el conjunto de la obra realizada. Un ejemplo sería un artículo coordinado por una editorial de prensa, y realizado conjuntamente entre varios periodistas.” 

En el caso de obras colectivas, la titularidad de derechos de autor se identifica con la persona natural que haya organizado, coordinado y dirigido la elaboración misma del contenido de la obra y, como apunta el editor Miguel Ángel Ferrada, se supone que aquella persona cuenta con la autorización (licencia o transferencia de derechos) de todos los participantes en la obra antes de su edición y publicación.

Mar
27
Grafiscopio
Linkografía esencial sobre Derecho de Autor y Propiedad Intelectual
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
8
, , , , , , , ,

La Propiedad Intelectual -que se divide en Propiedad Industrial (Marcas, patentes, diseños industriales) y Derecho de Autor (obras literarias y artísticas)- es el principal instrumento para que los creadores de obra intelectual se beneficien económicamente de la comercialización de derechos y, por lo mismo, una piedra angular de la industria creativa. Para entenderla mejor hemos creado un artículo en permanente construcción que recopilará las principales fuentes disponibles en internet. Esperamos que sea de utilidad para clientes, intermediarios y proveedores de servicios gráficos o artísticos, de modo de transparentar e iluminar un ámbito cuyo desconocimiento o subestimación puede tener serias consecuencias legales y financieras para todas las partes.

Si bien algunos enlaces tienen validez sólo dentro de Chile, la mayoría contiene información o preceptos que rigen para todos los países acogidos al Convenio de Berna.

Conviene advertir que este compendio tiene un fin meramente informativo, y de ningún modo puede reemplazar los conocimientos de un abogado especialista en Propiedad Intelectual.

Bajo cada título se describen los aspectos fundamentales del link respectivo, cuando sea necesario. Por cierto, agradecemos de antemano a quienes deseen aportar nuevos links.

 

1) Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena
Arts. 17-20: derecho patrimonial. Ejercicio y limitaciones.
Art. 50: cuando remuneración consiste en participación sobre el producto de la venta (p. ej.: editoriales)
http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=28933

2) Departamento de Derechos Intelectuales – DIBAM
Inscripción de obras (formulario disponible), preguntas sobre Derecho de Autor.
http://www.propiedadintelectual.cl/

3) Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI)
Registro de Marcas, Patentes y Diseños Industriales
http://www.inapi.cl/

4) Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI)
También conocida como World Intellectual Property Organization (WIPO) en inglés.
http://www.wipo.int/portal/index.html.es

5) Cómo luchar contra infracciones a derechos de propiedad intelectual
Carta de intimación, posibles respuestas en caso de infracción. Orientado a marcas y empresas, pero también válido para autores.
http://www.wipo.int/sme/es/documents/wipo_magazine/1_2004.pdf

6) Cuestiones relativas a la propiedad intelectual en publicidad
¿Qué tipos de derechos de propiedad intelectual pueden estar en juego en la publicidad?, ¿Podemos utilizar material propiedad de otros en nuestra publicidad?, Si pagamos a una agencia para que cree un anuncio para nuestra empresa, ¿quién será el propietario de los derechos?
http://www.wipo.int/sme/es/documents/ip_advertising.htm

7) Creando Derecho: guía para comprender el Derecho de Autor – INNOVARTE.cl
Cómo gestionar derechos de autor: comparación entre cesión (o transferencia) de derechos patrimoniales y licencia de uso
http://www.innovarte.cl/creandoDerecho/?p=237

8) Preguntas frecuentes sobre Derecho de Autor – RevistasAbiertas.com
¿En qué consisten los derechos patrimoniales?, ¿Es lo mismo ser dueño de una obra que tener derechos de autor sobre ella?, ¿Es necesario inscribir o registrar una obra para que se proteja?
http://www.revistasabiertas.com/preguntas-frecuentes/preguntas-derecho-de-autor/

9) Entidades de gestión colectiva de derechos intelectuales en Chile
http://www.propiedadintelectual.cl/Vistas_Publicas/publicContenido/contenidoPublicDetalle.aspx?folio=3765&idioma=0

10) ¿Qué es una licencia Creative Commons (CC)?
¿Tienen validez legal?, ¿Rigen solamente para medio digital?, ¿Qué hacer en caso de infracción a licencias CC?
http://www.grafiscopio.com/que-es-una-licencia-creative-commons/

11) Avisadores y agencias deben regular derechos de autor sobre publicidad
Lo que agencias deben saber respecto a Propiedad intelectual en creaciones publicitarias, colectivas y donde hay participación de proveedores externos.
http://www.grafiscopio.com/avisadores-y-agencias-deben-regular-derechos-de-autor-sobre-publicidad/

12) ¿Cuáles son los derechos de las personas contratadas a honorarios?
Centro Consultas Laborales, Dirección del Trabajo, Gobierno de Chile
http://www.dt.gob.cl/consultas/1613/w3-article-60764.html

13) Derechos del Diseñador
Manual de Derechos de Autor en el Diseño Gráfico
http://www.derechosdeldisenador.cl/

14) U.S. Copyright Office – FAQs
Derecho de Autor en los EEUU, para negociar Propiedad Intelectual con clientes de ese país. Algunos conceptos de validez general e internacional .
http://www.copyright.gov/help/faq/

15) Convenio de Berna para la Protección de Obras Literarias y Artísticas
Tratado internacional sobre la protección de los derechos de autor para obras literarias y artísticas.
http://es.wikipedia.org/wiki/Convenio_de_Berna_para_la_Protección_de_las_Obras_Literarias_y_Art%C3%ADsticas

16) ¿Qué debe hacer si se le acusa de violación del derecho de autor?
http://www.wipo.int/sme/es/documents/copyright_infringement.htm

17) Enforcement of Intellectual Property Rights
Aplicación de los derechos de propiedad intelectual (en inglés)
http://www.wipo.int/about-ip/en/iprm/pdf/ch4.pdf

18) Las creaciones artísticas y el derecho de autor
Manual con información de carácter básico y general.
http://www.wipo.int/freepublications/es/copyright/935/wipo_pub_935.pdf

19) Copyright for kids
Glosario de términos relativos a Propiedad Intelectual. (En inglés)
http://www.copyrightkids.org/defframes.htm

20) Problemas jurídicos que plantea tomar o utilizar fotografías de marcas, personas y material protegido por derecho de autor
¿Se pueden introducir cambios en una obra?, ¿Aparece en la fotografía un objeto que está protegido por el derecho de autor? Temas válidos tanto para fotografía como obra visual en general.
http://www.wipo.int/sme/es/documents/ip_photography.htm

21) Obra y soporte material. Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC)
Diferencia entre obra y soporte. ¿Es lo mismo ser dueño de una obra que titular de Derecho de Autor sobre ella?
http://www.cerlalc.org/derechoenlinea/dar/index.php?mode=archivo&id=172

22) Creación de contenidos: la propiedad intelectual
Resumen de diversos temas como derecho de autor, excepciones, licencias Creative Commons, fotografiar contenidos protegidos, y lo más importante: enlazar y sindicar contenido en páginas web.
http://www.enredate.org/cas/formacion_profesorado/creacion_de_contenidos_la_propiedad_intelectual

23) Las letras al Derecho
Completa guía con los aspectos más relevantes del derecho de autor, así como elementos básicos para negociación y contratación de nuestras obras. Muestra las consecuencias que puede generar la falta de información y brinda herramientas que permitan negociar con conocimiento de causa y en condiciones de igualdad.
http://letrasalderecho.info/

Ene
18
Grafiscopio
Lector pregunta: Copyright de Fan Art
Derecho autor, Pregunta, Propiedad Intelectual
2
, , , , , , , , , ,

Por Facebook, el lector Esteban Vidal nos pregunta:

“¿Posee un Fan Art los mismos derechos (en relación a distribución, venta, etc.) que una obra original y personal?” 

Estimado:

Si dibujo mi versión de Homero Simpson he hecho un Fan Art. Los Fan Arts son obra derivada de una fuente original, es decir, están basados en la creación de otra persona, estudio o empresa que es el titular de Derecho de Autor y único facultado para lucrar con obra derivada o autorizar el uso comercial de ésta.

Cabe señalar que una obra derivada implica algún tipo de modificación o adaptación, pues si fuese simple copia o duplicado se llamaría reproducción (por cierto, el titular de Derecho de Autor es el único facultado para reproducir o autorizar la reproducción de una obra).

Si bien el Convenio de Berna establece que las obras derivadas gozan de los mismos derechos que las obras originales (cualquiera que desee utilizar una obra derivada tiene que obtener el permiso del autor de la obra derivada, incluso si las obras originales de las cuales se derivan están en el dominio público) y pertenecen a su autor, también indica que para hacer uso comercial de obra derivada (venderla) es necesario contar con permiso del autor de la obra original, salvo que el trabajo disponga de una licencia libre o se encuentre en el dominio público.

Además, la OMPI advierte que “si usted introduce algunos cambios en la obra de algún artista o la cambia de contexto, necesitará asegurarse de que respeta la integridad de la obra y no daña la reputación u honor del autor. Por ejemplo, si incluye una escultura religiosa en una foto pornográfica puede dañar el honor o la reputación del artista que creó la escultura y ello podría constituir la base para iniciar un procedimiento judicial contra usted.”

Por último, conviene diferenciar un Fan Art (obra derivada) del original character (OC) que es una creación inspirada en cierta obra o historia, pero totalmente original, como sería, siguiendo el ejemplo de Homero Simpson, un personaje nuevo que no aparece en The Simpsons, ambientado en una ciudad parecida a Springfield, o con la misma gama cromática (nadie puede reclamar derechos sobre gamas cromáticas, estilos o ideas). Si lo que creaste fue una OC, no debes explicaciones a nadie por usar o comercializar tu obra como quieras. Pero primero asegúrate de que efectivamente se trata de OC y no Fan Art.

Es poco probable que alguien emprenda acciones legales contra ti por subir un Fan Art a tu portafolio o a galerías como DeviantArt, pero la cosa podría cambiar y ponerse fea si quieres lucrar con un Fan Art o ya lo estás haciendo.

Confiamos en haber aclarado tus dudas y te invitamos a revisar estos artículos con información más exhaustiva al respecto:

Saludos.

Oct
16
Grafiscopio
Lector pregunta: cesión de Derechos, ¿Debe hacerse mediante documento notarial?
Derecho autor, Pregunta, Propiedad Intelectual
0
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Por Grafiscopio.com, el lector Eduardo nos pregunta:

“Para ceder los derechos de una obra a cliente, ¿Es necesario hacer un documento notarial? Supongo que una simple hoja firmada no tiene validez legal.” 

Estimado Eduardo:

En el capítulo IX de Creando Derecho: Guía para comprender el Derecho de Autor, titulado “¿Cómo gestionar Derechos de Autor?”, la Corporación innovarte -a través de su Director, el abogado especialista en Propiedad Intelectual, don Luis Villarroel Villalón- se refiere puntualmente a la cesión o transferencia de Derechos. A continuación, un resumen de los principales aspectos:

Según la Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena, las cesiones deben constar por escrito y ante notario. Además, la escritura de cesión deberá inscribirse en el Departamento de Derechos Intelectuales dentro de 60 días contados desde la fecha de la firma de cesión correspondiente. Si no se inscribe, el contrato de cesión de derechos sólo tiene validez privada (entre las partes que lo suscribieron), pero no pública (respecto de terceros). La cesión se puede efectuar a cambio de un pago o gratuitamente.

Respecto al mismo tema, conviene advertir ciertos puntos:

  • El titular de los Derechos de Autor (el creador de una obra o a quien este haya cedido sus derechos) decide el uso y destino de aquella (excepto en casos donde aplica una excepción o limitación, o tratándose de obra de dominio público).
  • Sólo pueden cederse derechos patrimoniales (publicación, reproducción, adaptación o transformación, traducción, ejecución pública), no así morales (reconocimiento a la paternidad de una obra, reivindicación de ella, en su caso modificación, mantención de obra anónima o seudónima), pues la ley establece que estos últimos no pueden negociarse y pertenecen exclusivamente al creador de una obra.
  • Los derechos patrimoniales de que goza el creador de una obra pueden venderse o cederse de forma independiente, es decir, vender o regalar alguno y retener otro.
  • Existen dos formas de gestionar Derechos de Autor: a) cesión o transferencia de derechos y b) licencia de uso. Al otorgar licencia no cedes ni pierdes tus Derechos patrimoniales. Puedes ver un ejemplo de lo que aborda una licencia de uso en el anexo legal de nuestro Contrato Tipo de Prestación de Servicios Gráficos.

Confiamos en haber aclarado tu inquietud. Saludos.

Ago
29
Grafiscopio
Lectora pregunta: si otro inscribe mi obra, ¿Es dueño de ella?
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
1
, , , , , , , , , , , ,

Por mail, la lectora Daniela López nos pregunta:

“Si alguien toma uno de mis trabajos y lo pasa por copyright, ¿Se vuelve de él?”

Estimada Daniela:

En primer lugar aclaremos que copyright es un anglicismo que en Chile equivale a Derecho de Propiedad Intelectual de una obra.

Si bien no es necesario registrar ni licenciar una obra para que esté amparada por el Derecho de Autor -ya que esto último rige por el simple hecho de crearla- el Art. 8 de la Ley Nº 17.336 de Prop. Intelectual chilena establece una presunción simple de autoría en favor de quien está inscrita la obra. Esto quiere decir que si otra persona (p. ej.: un cliente) inscribe primero una obra tuya, aparecerá ante la ley como su autor. Así de simple. El Depto. de Derechos Intelectuales actúa de buena fe y no exige más pruebas para registrarla que un ejemplar (croquis, fotografía, etc), los datos personales de quien la inscribe, y el pago por el trámite. En adelante, si quieres usar esa obra tendrás que pedir autorización a su nuevo “autor” (para no infringir la ley), o tendrás que reunir pruebas (archivos originales, etc) y emprender acciones legales para reclamar su autoría. (*)

Por todo ello, la recomendación es una y clara: inscribe tu obra relevante antes de sentarte a negociar con cliente, o apenas esté terminada (si ya estás trabajando para él). Así reforzarás tu calidad de titular de Derecho de Autor y evitarás ingratas sorpresas. El trámite -que sólo puede hacerse en persona o por correo tradicional ante el Departamento de Derechos Intelectuales– es rápido, sencillo y económico. Para conocer dirección, horario, requisitos y procedimiento, visita este link.

Si cliente quiere utilizar tu obra una vez que la has creado e inscrito, debe contar con autorización explícita de parte tuya, en cualquier forma contractual, donde se estipulen claramente los fines, aplicaciones, territorio y período de tiempo en que podrá ser usada, según indica el Art. 20 de la Ley precitada.

Esperamos haber disipado tus dudas. Saludos.

(*): el demandado también tendrá que probar que él es el autor, y asumir las sanciones -desde multa a presidio- si pierde el juicio.

Links de interés:

Ago
24
Grafiscopio
Lector pregunta: conveniencia de registrar obra y validez de licencia CC
Derecho autor, Pregunta, Propiedad Intelectual
4
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Por mail, el lector Alexis Marchant nos pregunta:

“Quiero inscribir obra de mi autoría, y tengo unas preguntas:

1) ¿Qué diferencia hay entre el Registro de Propiedad Intelectual ubicado en calle San Isidro #247 y el Departamento de Derechos Intelectuales (DIBAM), ubicado en calle Herrera #360?

2) Si distribuyo una obra utilizando licencia Creative Commons, ¿Es conveniente (u obligatorio) registrarla antes en el Depto. de Derechos Intelectuales, o es suficiente con licencia CC?

3) ¿Cómo y dónde queda constancia o prueba de que una obra fue registrada bajo cierta licencia CC, en una fecha determinada? ¿Qué validez tendría en un juicio, si asumimos que un autor puede modificar las condiciones de una licencia en cualquier momento y con plena libertad?”

 

Estimado Alexis:

1) Ambas entidades son exactamente lo mismo. Simplemente se trasladaron a la actual oficina, conocida como Departamento de Derechos Intelectuales, ubicada en calle Herrera #360, y dependiente de la DIBAM.

2) Como indica la ley, no es necesario registrar ni licenciar una obra para que esté amparada por el Derecho de Autor, ya que esto último rige por el simple hecho de crearla. Sin embargo, el registro (o inscripción) de obra favorece y refuerza las pruebas de autoría en caso de litigio por infracción a tus derechos (como sabemos, el Art. 8 de la ley Nº 17.336 de Prop. Intelectual chilena establece una presunción simple de autoría en favor de quien está inscrita la obra).

En cuanto a licencias Creative Commons (CC): conviene aclarar que si bien se complementan, registro y licencia son cosas distintas. El primero es una formalidad que permite dejar constancia de la autoría de una obra (y rápido medio de prueba legal); la segunda, un permiso para determinados usos de dicha obra.

Para profundizar en este tema, sugerimos leer respuesta a pregunta “¿Qué problemas pretende resolver Creative Commons?” en las FAQs de Creative Commons.cl

3) De nuevo: una licencia es complementaria al registro, pero no lo reemplaza. Son cosas distintas. La constancia que exiges (prueba de que inscribiste cierta obra en una fecha determinada) corresponde al registro, no a la CC.

Por cierto, las CC operan específicamente en el ámbito digital, y son útiles ya que satisfacen necesidades recientes y propias de ese medio, como:

  • Que el autor de una obra permita su uso y/o difusión digital (p. ej., para fines de auto-promoción) en las formas que él determine
  • Que los usuarios o internautas puedan utilizar y/o compartir esa obra sin infringir derechos de autor, ya que si nos remitimos al tradicional “todos los derechos reservados” (antes de que existiera internet), sería difícil que un internauta acceda a tu obra o te haga promoción al compartirla, pues estaría violando la ley.

Finalmente, y como indican Ariel Vercelli y Ana Marotias (FLACSO -Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales- Argentina) en la Guía de licencias Creative Commons:

“[10] Algunas recomendaciones más:

[b]:  Las licencias Creative Commons se otorgan a perpetuidad y son no-exclusivas. Esto indica que una vez que ha publicado su obra bajo una licencia Creative Commons esta liberación se da a perpetuidad y a personas indeterminadas. Si bien el autor puede retirar o cambiar la licencia, esto no afectará a quienes tomaron la obra bajo las condiciones iniciales de uso.”

Confiamos en haber aclarado tus dudas. Saludos.

Links de interés:

 

Jul
11
Grafiscopio
¿Qué es una licencia Creative Commons?
Derecho autor, Metodológico, Propiedad Intelectual
19
, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En este artículo vamos a explicar qué son, para qué sirven y cómo se obtienen las licencias Creative Commons, por su importancia para protección y difusión de nuestra obra en la red, y dado que en el sitio la sección Castellano sólo despliega títulos en nuestro idioma, pero el contenido está en inglés.

¿QUÉ ES?

Una licencia es un permiso para usar o compartir obra, pero no equivale ni reemplaza a la inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual. Más bien, ambos instrumentos se complementan y refuerzan la protección de obra. Aunque las licencias Creative Commons (CC) se asocian con el ámbito digital (sobre todo, internet), no operan exclusivamente en este medio, sino también en el mundo físico, “real”. Con ella mantienes tus derechos de autor pero permites a otras personas copiar y distribuir tu obra, siempre y cuando reconozcan la correspondiente autoría, y solamente bajo las condiciones que especifiques aquí.

Las licencias de derechos de autor (copyright) y herramientas CC dan un equilibrio razonable al tradicional “todos los derechos reservados” que el copyright crea. Estas herramientas ponen a disposición de todos -desde creadores particulares hasta grandes empresas e instituciones- una forma sencilla y estandarizada de otorgar permisos para utilización y/o reproducción de sus creaciones por medios digitales. La combinación entre estas herramientas y sus usuarios origina un vasto y creciente patrimonio digital; una fuente de contenidos que pueden ser copiados, distribuidos, editados, re-mezclados y utilizados como base, siempre dentro del marco permitido por las leyes de derecho de autor.

DISEÑO Y LÓGICA DE LICENCIAS

Todas las licencias Creative Commons (CC) comparten muchas características. Cada licencia ayuda a los creadores (se les llama licensor, vocablo en inglés que equivale a autor, otorgante de licencia, si usan las herramientas CC) a conservar sus derechos de autor aunque otros copien, distribuyan y utilicen su obra, siempre y cuando sea sin fines de lucro. Además, garantizan que el autor reciba merecido crédito por su trabajo. Su validez se extiende a nivel mundial y siguen vigentes mientras duren las leyes de copyright pertinentes (porque se basan en ellas). Estas características comunes sirven como base sobre la cual los autores pueden escoger si desean dar autorizaciones adicionales cuando deciden cómo quieren que sea usada su obra.

Un autor CC debe responder algunas simples preguntas para conseguir una licencia – primero, ¿deseo permitir uso comercial o no?, y luego, ¿deseo permitir adaptaciones (derivaciones) o no? Si un autor quiere permitir adaptaciones, también puede escoger si exigir a cualquiera que utilice su obra (licensees o titulares de una licencia) para que dicha nueva obra esté disponible en los mismos términos señalados en la licencia. A esta idea se le denomina “ShareAlike” (“Compartir igual” ó “semejanza al compartir”) y es uno de los mecanismos que, de ser escogidos, permiten que el patrimonio digital crezca en el tiempo. ShareAlike se inspira en la Licencia GNU para público general, utilizada por muchos proyectos de software gratuitos u open-source (“Código abierto” o garantía de acceso a fuentes o archivos originales).

Las licencias CC no afectan las libertades que la Ley otorga a usuarios de creaciones por demás protegidas por Copyright, tales como excepciones y limitaciones a las leyes de derecho de autor como el fair dealing. Las licencias CC exigen a los titulares (licensees) obtener autorización para hacer cualquier cosa con una obra cuyos derechos pertenecen, según la ley, a un autor (licensor) y que dicha licencia no permita usar explícitamente. Los titulares de licencia deben mencionar al autor en los créditos, mantener intactos los íconos o señales de copyright en todas las copias de la obra, y enlazar las copias de esa obra con su respectiva licencia. Así mismo, los titulares de licencia no pueden usar medidas de restricción tecnológica para limitar el acceso a la obra creada por otros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LAS LICENCIAS

1) Atribución
CC BY

Esta licencia permite a otros distribuir, re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, incluso comercialmente, siempre y cuando te den crédito por la creación original. Esta es la más generosa de las licencias ofrecidas. Recomendad para una difusión y uso máximos del material licenciado.

2) Atribución- Sin Derivadas
CC BY-ND

Esta licencia permite redistribución, comercial y sin fines de lucro, siempre y cuando la obra se divulgue sin cambios e íntegramente, con mención de tu nombre en los créditos.

3) Atribución – No Comercial – Compartir Igual
CC BY-NC-SA

Esta licencia permite a otros re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, sin fines de lucro, siempre y cuando te den crédito por la creación original e inscriban sus nuevas creaciones bajo una licencia en los mismos términos.

4) Atribución-Compartir Igual
CC BY-SA

Esta licencia permite a otros distribuir, re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra, incluso comercialmente, siempre y cuando te den crédito por la creación original e inscriban las nuevas obras en una licencia con los mismos términos. A menudo se compara a esta con las licencias “copyleft” para uso gratuito y open-source de software. Toda nueva obra basada en la tuya llevará la misma licencia, de modo que toda adaptación o derivación también permitirá uso comercial. Esta es la licencia utilizada por Wikipedia, y se recomienda para material que obtendría beneficios al incorporar contenido de Wikipedia o proyectos con licencia semejante.

5) Atribución-No Comercial
CC BY-NC

Esta licencia permite a otros re-mezclar, extraer fragmentos y construir a partir de tu obra sin fines de lucro, y aun cuando las nuevas obras deben citarte como autor y ser utilizadas sin fines de lucro, no tienen que inscribirse bajo una licencia en los mismos términos.

6) Atribución – No Comercial – Sin Derivadas
CC BY-NC-ND

Esta es la más restrictiva de las 6 licencias principales. Sólo permite a otros descargar tu obra y compartirla con otros siempre y cuando te mencionen en los créditos, pero no pueden cambiarla de ningún modo ni darle uso comercial.

Además de las licencias que hemos visto, CC ofrece herramientas que funcionan en el marco del “ningún derecho reservado” del dominio público (obras que pueden ser usadas sin ninguna restricción de derechos). La herramienta CC0 permite a los autores renunciar a todos sus derechos y poner una obra a disposición del dominio público. También existe la Marca de Dominio Público (No Known Copyright, o “sin derechos conocidos”), que permite a cualquier usuario de internet marcar un trabajo como obra de dominio público.

 

ANEXO 1: ¿Qué hacer en caso de infracción a licencias Creative Commons?

Navegando por la red, varios hemos descubierto por casualidad y con sorpresa que alguien usó nuestra obra digital sin permisos ni mención de autoría. Cuando existe una licencia CC de por medio, el infractor se expone a acciones legales en su contra, pues estas licencias tienen validez legal e internacional.

Violar las condiciones de una CC no es juego, y la prueba es que ya existen dictámenes, como el célebre caso del diseñador chileno Armando Torrealba, quien en 2007 ganó litigio contra Falabella por uso no autorizado de su obra (“Panda Punk”) para campaña publicitaria de la multitienda (en definitiva se llegó a acuerdo compensatorio con Porta4, agencia encargada de dicha campaña). Este fue el primer caso conocido en nuestro país sobre el tema, y con resultado favorable al demandante.

Ahora bien, una licencia CC también permite revocar sentencia por infracción al derecho de autor. Fue el caso de un pub demandado (2010) por la Sociedad General de Autores de España (SGAE), por usar canciones sin pago de derechos de autor. No obstante, el tribunal español determinó que la licencia CC escogida por el creador de dichas canciones permitía su libre utilización, lo cual dejó sin efecto la demanda. Ergo, es importante leer bien las condiciones que escogemos para nuestra licencia antes de adquirirla.

Si eres víctima de infracción a licencia CC, puedes contactarte con Creative Commons.org para solicitar orientación (aunque ellos no prestan servicios de asesoría legal). En Chile, el representante de estas licencias es ONG Derechos Digitales, cuyo equipo legal colaboró con el diseñador Armando Torrealba en su exitoso reclamo. En último término, toda demanda implica contratar personalmente los servicios de un abogado especializado en Propiedad Intelectual.

 

ANEXO 2: ¿Tiene validez legal en Chile una licencia Creative Commons?

Parece tan sencillo obtener una licencia de este tipo que naturalmente nos preguntamos sobre su validez al momento de llegar a un tribunal, si queremos demandar formalmente a quien infringió las condiciones asociadas a nuestra obra. Al menos en Chile, tienen plena validez legal desde su lanzamiento en nuestro país (1º de Julio 2005), como explica el abogado y director de la ONG Derechos Digitales, Claudio Ruiz (Fuente: Zona de Contacto, El Mercurio).

Además, dentro del marco jurídico de la Propiedad Intelectual, el tradicional Copyright y las licencias CC pueden complementarse. Y aunque como sabemos, no es necesario que un creador inscriba su obra para que esta quede amparada por derecho de autor (tal derecho se obtiene por el simple hecho de crear una obra), los mecanismos como inscripción o licencias sirven en eventuales litigios, junto a otros medios probatorios. Así lo explica en este artículo (Diario La Nación, 7 marzo 2011) el académico de la Universidad Central y especialista en Derecho Económico y Propiedad Intelectual, Esteban Elías Musalem.

Para mayor información sobre este artículo, te recomendamos visitar los siguientes links de interés: