Claudio Castañeda, abogado: El futuro...
Home  »  Community News  »  Claudio Castañeda, a...
Abr
12
Grafiscopio
Claudio Castañeda, abogado: El futuro del Derecho está en el Diseño
Diseño, Editorial, Propiedad Intelectual
1
, , , , ,

El siguiente es el primer artículo de Claudio Castañeda P., abogado chileno, para Grafiscopio.

La imbricación entre Derecho y Diseño no se agota en que el primero proteja las creaciones del segundo. La revolución tecnológica va a cambiar radicalmente el paisaje de relaciones entre personas e instituciones a través del maridaje entre diseño, programación y derecho; y creo necesario que seamos conscientes de ello.

Para que esto no suene a mesianismo hueco vale recordar el reciente caso de Joshua Browder, un programador londinense quien el 2015 (a sus 19 años) diseñó el sitio DoNotPay.co.uk, para apelar infracciones de tránsito. El procedimiento era bastante sencillo: el usuario contestaba unas cuantas preguntas a través de un chatbot y el sistema generaba un formulario automático para ser presentado al tribunal, quién terminaba rebajando o condonando completamente la multa. Se calcula que gracias a su bot se rebajaron el equivalente a 3 millones de libras en el primer año.

Esto, por supuesto, solo supone el comienzo de una evolución que tenderá a profundizarse en los próximos años y que nos afectará a todos. El Derecho está involucrado en todas las actividades humanas; todo está regulado desde que nacemos hasta que damos nuestro último respiro, tal como elocuentemente dice el iuspoeta: «No hay muerte, sino más Derecho». Y no solo eso, la omnipotencia de la ley es tal que una vez promulgada es obligatoria y se entiende conocida por todos, ficción que escapa a todo principio de realidad y que, sin embargo, nos define en nuestras relaciones sociales diariamente.

El uso de AIs para automatizar procesos y manejar grandes masas de información no es algo lejano, parte de un futuro de ciencia ficción, es algo que está pasando: los robots están aquí junto a nosotros, ayudándonos con tareas que antes parecían muy difíciles de lograr. En mi experiencia profesional, por ejemplo, encontrar determinada pieza de información era como encontrar una aguja en un pajar, dependía de la suerte. Ahora soy testigo privilegiado de la facilidad con que actualmente se puede encontrar información valiosa en solo unos cuantos clicks si se utiliza la plataforma correcta: en mi caso, Darts-Ip para encontrar información sobre Propiedad Intelectual, pero evidentemente este es solo un ejemplo. Las consecuencias saltan a la vista: el actual desarrollo de la tecnología ha de tener necesariamente correlatos en la cultura de la cual estamos siendo partes, incluido el Derecho. Así las cosas, tal como la creación de la imprenta influyó en el proceso de codificación del Derecho (recopilación y sistematización de textos jurídicos en Códigos), la tecnología actual habrá de hacer lo propio en estos tiempos, acortando la brecha entre ciudadano y ley a través de medios digitales.

Pero para ello necesitaremos diseñadores y programadores locales que como Browder comprendan el potencial de esta evolución y sean capaces de diseñar plataformas simples y atractivas para facilitar acceso al conocimiento legal, explicar trámites complejos y permitir a las personas realizar gestiones a través de abogados-robots siempre disponibles en nuestras pantallas. La ley no ya dispuesta en grandes masas de textos numerados en artículos e incisos, sino recopilada y sistematizada en aplicaciones ingeniosamente ilustradas para facilitar la experiencia del usuario. El futuro del Derecho, y de gran parte de toda la cultura por venir, dependerá del Diseño.

La ley al alcance de todos, una utopía razonable, tal como lo cree el mismo Browder, quien ahora trabaja en chatbots que permitan dar asistencia legal a refugiados. Lamento comunicarles, eso sí, que esto no significará la desaparición de los abogados: la tecnología puede hacer maravillas, pero claro, no milagros.

Claudio Castañeda Peñaloza es abogado por la Pontificia Universidad Católica de Chile, escritor, guionista y editor, desarrolla su labor jurídica como especialista en Propiedad Intelectual para Darts-Ip.


  1. Es la hora de la interdisciplina. Suficiente solve, más coagula

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *