Cómo convertir tu idea en negocio
Home  »  Community News  »  Cómo convertir tu id...
Feb
2
Grafiscopio
Cómo convertir tu idea en negocio
Comercial, Metodológico, Negociación
1
, , , , , , , ,

Cuando hablan de «armar proyectos», muchos creativos se refieren a soñar, intercambiar ideas en la servilleta de un café, pero pocos tienen la voluntad o conocimientos para concretar, dar el salto de lo imaginado (o deseable) al mundo real, empezando por algo tan básico como obtener financiamiento o retorno a mediano y largo plazo para los recursos invertidos (tiempo, esfuerzo, materiales). Y los que saben producir una idea no entienden muy bien cómo venderla. Este artículo pretende abordar un tema que complica a los artistas: conseguir dinero y multiplicarlo.

1) ESTUDIAR A LA COMPETENCIA

Todos creemos que nuestras ideas son geniales, deseables u originales per se. La verdad es que pocas lo son si miramos hacia el lado y comparamos nuestro proyecto, servicio, producto o nivel con el de la competencia: tus pares que ya pensaron lo mismo y están haciéndolo igual, mejor, más rápido o más barato. El siguiente me pareció un autoexamen bastante objetivo para saber el lugar que ocupa tu idea:

autoexamen

A eso agrego la opinión del director creativo mexicano Eduardo Salles, quien advierte en este artículo para Medium: «Si ofreces lo mismo que otras 30 agencias sólo podrás sobrevivir siendo más barato, trabajando más por el mismo precio». Es la llamada competencia por precio, conocida entre quienes ingresan a un nicho de mercado saturado o insisten en modelos de negocio agotados.

2) HABLAR EL IDIOMA DEL MERCADO

En un interesante artículo titulado “¿Existe industria cultural en Chile?”, Carlos Ossa, académico de la Facultad de Artes de la U. de Chile, dice: «el artista debe ser educado en la lengua de la que quiere participar» (entiéndase, la del mercado y negocios). «Es una segunda alfabetización en la que la obra, para que pueda circular, aunque no tenga campo, tiene que ser proyecto». Si bien habla puntualmente sobre los Fondart, sus dichos son aplicables a todo escenario donde el creativo pretenda obtener financiamiento o ventas para su proyecto. Y tampoco es menor cuando apunta: «la multiplicación de productos es desproporcionada a su uso social», o sea un exceso de productos culturales que no se traducen en utilidad o rentabilidad a largo plazo.

3) NO TROPEZAR DONDE OTROS CAYERON

Según el sitio PYMEs y autónomos, 50% de emprendimientos en España muere a 5 años de su creación. Ese porcentaje puede variar entre países, pero las razones para el fracaso son más o menos parecidas e incluso familiares para quienes han visto proyectos o negocios truncados:

– Falta de preparación en áreas comerciales y de gestión empresarial.
– Falta de capital o financiamiento
– Modelos de negocio que no funcionan en el mercado

Por su parte, en una charla para la UC Berkeley (2013) el célebre agente y evangelista de Canva y Apple -y estrecho colaborador de Steve Jobs- Guy Kawasaki advierte sobre 10 errores cometidos por emprendedores. Entre otros: a) rodearse de colaboradores de tu misma área (en lugar de armar equipo con personas que complementen tus conocimientos o habilidades), b) enfocarse demasiado en crear vínculos (partnerships) en lugar de generar ventas y c) hacer las cosas en forma serial (una después de otra, en vez de atender múltiples tareas en paralelo: «Sólo en cuentos de hadas tienes todo el tiempo para dedicarte a una sola cosa»).

4) ¿CUÁL ES TU MODELO DE NEGOCIO?

Varios freelancers, creadores o emprendedores piensan que tienen un modelo de negocio porque hacen cosas y de alguna forma las venden. Pero tal como Benjamin Franklin advertía que «no debemos confundir movimiento con acción», así tampoco debemos confundir la simple producción y/o venta (táctica) con un modelo de negocio (estrategia). Porque el modelo es justamente una planificación global sobre la manera en que un determinado proyecto o emprendimiento aspira servir a sus clientes, y de qué forma piensa implementarlo. El sitio Innokabi expone una descripción detallada del popular método Canvas (“lienzo”), creado por el suizo Alexander Osterwalder, para armar un modelo de negocio: “esta metodología contempla los aspectos clave que la organización debe tener en cuenta antes de lanzar su producto o servicio al mercado.”

El siguiente video ayuda a entender mejor cómo opera el método Canvas:

Otra lectura imprescindible es el estudio Modelos de negocio para empresas emergentes de Diseño (MNEeD), creado por Rodrigo Gajardo, quien propone y explica diferentes alternativas para que profesionales -sobre todo freelancers- aprendan a estructurar y rentabilizar su negocio.

5) ¿QUÉ ES UN PLAN DE NEGOCIO?

Básicamente, el plan de negocio es un informe que resume la viabilidad de un proyecto o emprendimiento, ofreciendo datos duros para persuadir a un inversionista sobre las ventajas de apostar por él. De hecho cuando postulas a fondos tipo Fondart, el informe que debes presentar es básicamente un plan de negocio.

Un completo artículo de la consultora financiera española Kerfant describe los componentes del plan:

a) El resumen ejecutivo: Es la síntesis de todo el informe.
b) La descripción del proyecto: explica la idea y el modelo de negocio.
c) La presentación de los promotores: debe demostrar a los inversores que las personas a cargo del proyecto son las idóneas.
d) El informe comercial: explica cómo vamos a conseguir el nivel de ventas esperado.
e) El plan operativo: explica el funcionamiento de la empresa.
f) El informe económico y financiero: detalla el coste de los medios necesarios al funcionamiento del negocio (inversión, financiación, gastos).
g) En función de los proyectos, puede existir la necesidad de añadir un informe técnico, informático, legal o medioambiental.

6) CONSEJOS PARA ARMAR UN PLAN DE NEGOCIO

En Internet abundan muy buenos consejos y directrices para crear un plan de negocio eficaz. Entre otros, expertos de Forbes o The Guardian recomiendan:

a) Evalúa por qué hay un nicho de mercado para tu idea: ¿Porque es lucrativo (y hallaste una mina de oro).. o todo lo contrario (y por eso está disponible)?
b) Sé realista: al momento de hacer pronósticos sobre tu negocio es preferible ser un poco conservador antes que voluntarista.
c) No te estanques tratando de considerar todos los riesgos o cubrir todos los flancos. No existen los proyectos infalibles.
d) No temas cambiar tu idea original. Como dicen: es bueno ser obstinado en el fin, pero flexible en los medios.
e) Mientras no sean excesivas o distractivas, usa imágenes para explicar tu plan de negocio.

7) CAPACITACIÓN: CÓMO APRENDER A ADMINISTRAR TU NEGOCIO / PROYECTO

El Servicio de Cooperación Técnica (SERCOTEC) es una institución estatal que ofrece un portal de capacitación gratuito para puesta en marcha y administración de negocios. Ahí encontrarás tutoriales sobre Marketing, acceso a financiamiento, planificación de negocio, gestión financiera y de clientes, determinación de precios, contabilidad, entre otros.

8) FONDOS DE FINANCIAMIENTO: CÓMO Y DÓNDE OBTENER DINERO

a) Fondos concursables

Cada año, el Gobierno convoca al más popular medio de financiamiento de proyectos artísticos y culturales: los Fondart, cuya dinámica de evaluación y asignación no están exentas de polémica (ver aquí, aquí o aquí, por citar solo 3 casos). Pero a pesar de su popularidad, los Fondart no son la única ni la más lucrativa opción para materializar tu producto o negocio: el propio sitio web de los Fondos de Cultura ofrece un directorio con otras fuentes de financiamiento -público o privado- para toda clase de proyecto artístico o cultural. También hay alternativas internacionales como el Fondo para la Promoción de Cultura (UNESCO), que ofrece financiamiento para “creatividad artística en todas sus formas”, mediante convocatoria de “proyectos artísticos y culturales de creadores en países en vías de desarrollo”. Otorga prioridad a “artistas y creadores jóvenes (18-30 años)” y/o a “proyectos que beneficien a la juventud”.

b) Crowdfunding

Como su nombre indica (“crowd”, multitud y “funding”, financiamiento), este modelo consiste en recaudar fondos directamente de personas común y corrientes interesadas en apostar por un determinado proyecto, sobre todo vía internet. Habitualmente las donaciones son premiadas con algún beneficio proporcional a la cantidad que cada persona aporta. El sitio Universo Crowdfunding ofrece un directorio de plataformas para diversos países de Latinoamérica, entre ellos Chile. Además, en sep. 2014 nació una nueva plataforma local: Dale Impulso.

9) IDEAS FINALES

Para que tu negocio despegue es bueno librarse de prejuicios, como la creencia de que hablar de dinero corrompe el espíritu de un proyecto artístico o cultural. Al contrario. La rentabilidad permite que una buena idea y su autor subsistan y no deban dedicarse a otra cosa para poder vivir. Si esto no fuera cierto, los Fondos de Cultura no existirían. También puede que los conceptos “modelo de negocio” o “plan de negocio” te suenen propios de empresarios y ajenos a un freelancer, lo cual es inexacto: el trabajador individual no está ajeno a las reglas del mercado. Finalmente, es importante ubicarse en un punto medio donde no idealices los conocimientos o jerga de hombres de negocios (el propio Osterwalder se declara obsesionado por hacer que la estrategia, innovación y emprendimiento sean algo simple, práctico y aplicable, mientras Guy Kawasaki recomienda no prestar mucha atención a los expertos), pero tampoco subestimes la ayuda de un especialista que disfrute tanto hacer crecer tu negocio o generar ventas como tú disfrutas sentarte frente al tablero de dibujo.



Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 trackback