Cómo iniciar tu carrera freelance
Home  »  Community News  »  Cómo iniciar tu carr...
Ene
22
Grafiscopio
Cómo iniciar tu carrera freelance
Comercial, Laboral, Metodológico
0
, , , , , , ,

¿Pensando en independizarte este año? Ser freelance o emprendedor -que no son lo mismo– es una forma de trabajo que empieza por decisión voluntaria (estar cansado de tu empleo, querer ser tu propio jefe) o bien forzosa (haber sido despedido, no encontrar trabajo). El problema es que no hay escuelas o cursos que enseñen a trabajar en forma independiente, por lo que mucho se aprende a base de ensayo y error. En este artículo intentaré ayudarte a llenar el vacío, con base en mi propia experiencia -20 años de ejercicio autónomo- y la de terceros.

1) ¿QUÉ ES SER FREELANCE?

Algunos piensan que freelance equivale a autodidacta, un profesional sin título. La verdad es otra: hablamos de trabajadores y/o profesionales auto-empleados (self-employed), no necesariamente limitados a un empleador en particular o a largo plazo. Es un segmento creciente (que hoy ocupa 34% de la fuerza laboral en EEUU y 22,1% en Chile, contando sólo a profesionales). Sin embargo, algunos prefieren no llamarse freelancers, tanto por el motivo citado al comienzo, como porque varios clientes asocian el término con un desempleado o alguien que trabaja en la azotea de la casa de sus padres. Esto se relaciona con la construcción de marca que veremos más adelante.

2) ¿TIENES EL PERFIL?

Lo primero que hacer si estás pensando renunciar a tu empleo o fuiste despedido es evaluar en qué formato laboral produces mejor y te sientes más cómodo. No todos funcionan como freelancers, y ello tampoco implica un déficit. En este artículo explicamos la diferencia entre los perfiles emprendedor, ejecutivo y freelancer.

3) ¿CUÁNDO DAR EL SALTO?

Varios se preguntan esto antes de iniciar su carrera independiente. ¿Probar suerte o soltar la liana una vez que has cogido la siguiente? No todos pueden elegir: tal vez fuiste despedido y no encuentras nuevo empleo. La respuesta única o “correcta” no existe. Depende de tu perfil (ver punto #2), habilidades (seamos francos: las personas con talento sobresaliente reciben más trabajo del que buscan), situación personal y financiera actual (ej.: es natural que seas más cauto si tienes hijos; o tal vez la puesta en marcha de tu negocio independiente exige adquirir insumos o herramientas para cuya compra necesitas haber ahorrado), etc.

Este artículo de Freelancers Union aporta buenos consejos, como hacer una transición paulatina, destinar tiempo fuera de tu horario de oficina para preparar tu negocio independiente, y/o nunca dejar de hacer marketing (promocionar tus servicios y productos, aunque aun sigas empleado). En suma, planificar tu nueva etapa. En palabras de R. Buckminster Fuller: «La mejor forma de predecir el futuro es diseñarlo.»

4) INICIAR ACTIVIDADES

Hay quienes han pasado toda su vida laboral como empleados, bajo el paraguas de un jefe y un área de contabilidad, ergo nunca tuvieron necesidad de prestar servicios profesionales y desconocen el protocolo tributario para ejercer por cuenta propia. Aquí en Chile debes partir por iniciar actividades, lo que te permitirá emitir boleta de honorarios y declarar impuestos mensuales y renta anual cuando corresponda.

Arriba: Dale Partridge (diseñador gráfico y autor superventas, según el Wall Street Journal) comparte consejos para empezar tu carrera freelance (en inglés)

5) DEFINIR TU MARCA

En el mercado freelance la competencia es fuerte y numerosa. Por ello es importante diferenciarse. ¿Cuál es tu sello? ¿Qué ventajas ofrece tu persona, producto o servicio en comparación a otros? En suma, ¿Cuál es tu propuesta de valor? Si no lo tienes claro (porque no has estudiado a tus competidores) o tu trabajo es básicamente igual al de los demás, entras a competir por precio: el escenario más desfavorable, donde “gana” (?) el que vende más barato.

Define tu sello, tu marca (el nombre de tu persona o negocio) e invierte recursos en la forma en que te presentas: logotipo, tarjeta de negocios, sitio web y portafolio son herramientas fundamentales que hacen la diferencia. No subestimes este punto. Expertos como Debbie LaChusa aconsejan que el Branding (o construcción de marca) es más importante para un independiente que para una empresa consolidada, por una sencilla razón: a diferencia de las grandes compañías, un individuo no dispone de presupuesto para posicionarse a través de sendas campañas publicitarias, y al empezar nadie te conoce.

6) DEFINIR TU MODELO DE NEGOCIO

¿Trabajo por encargo o venta directa en una tienda? ¿Producto (libretas, stickers, prints, etc), servicio (trabajo por encargo, consultoría) o ambos? El paso siguiente a la definición de tu marca es plantear tu modelo de negocio: a qué o quién quieres apuntar (lo que en países anglo llaman “target market” o mercado objetivo) y cómo cumplirás esa meta. Esto se relaciona con explorar si tienes pasta de freelancer o de empresario. En este artículo profundizamos sobre el tema modelo de negocio. Y también puedes consultar el interesante estudio ad-hoc de Rodrigo Gajardo (disponible para descarga) que propone pautas de acción objetivamente dirigidas a freelancers.

7) CREAR TU PORTAFOLIO

Si eres freelance, un portafolio profesional (también llamado “book”) es de todas la principal herramienta para enganchar clientes, porque a menudo será lo primero o único que verán de ti (antes que tu persona o tarjeta) y sin ello nadie podrá hacerse idea de lo que ofreces. Puedes incorporarlo o transformarlo en tu sitio web personal. Y si no sabes o no tienes presupuesto para montar un sitio con dominio propio, hay múltiples plataformas que permiten alojar tu portafolio gratis, como Behance, Tumblr, WordPress, Blogger, Carbonmade, DeviantArt, etc. Aquí explicamos en qué consiste un portafolio profesional.

8) DEFINIR TU ESPACIO DE TRABAJO

Al ser tu propio jefe y ejercer desde tu hogar, la línea entre trabajo y vida personal se vuelve peligrosamente difusa. Los freelancers profesionales necesitan un nivel de disciplina que se extienda no solo al cumplimiento de tareas, sino también a definir un espacio de trabajo diferenciado del habitacional y una jornada laboral que no ponga en riesgo las relaciones interpersonales o familiares, evitando el burnout (fundirse por exceso de trabajo). La salud física, mental y social son determinantes para un operario individual cuyo negocio se detiene si el único trabajador falla.

Ser freelance implica muchas veces trabajar solo, una prueba mental que no todos toleran. Este artículo de The NuSchool sugiere opciones para paliar el problema. Además, si te complica trabajar sólo o desde casa, hoy existen alternativas a la oficina convencional, como los espacios de cowork o el modelo Hoffice.

9) Y AHORA, ¿QUIÉN PODRÁ DEFENDERME?

Los empleados que trabajan bajo régimen de dependencia y subordinación están amparados por el Código del Trabajo y sus órganos: la Dirección e Inspección del Trabajo. Los freelancers, en cambio, se mueven en el ámbito de los acuerdos civiles. Esto quiere decir que ante problemas laborales con nuestros clientes, debemos dirimirlos en tribunales civiles, y cubrir los costos por nuestra cuenta (empezando por contratar a un abogado que nos represente). Por lo mismo es importante acostumbrarse a trabajar con contrato de prestación de servicios a honorarios, que raye bien la cancha y evite malos ratos (pagos pendientes, etc).

Además de nuestro artículo puedes revisar el de Lance Talent, sobre cláusulas básicas que debe contener un contrato freelance. Si surgiera un problema legal, puedes revisar nuestro artículo con directorio de abogados.

10) ¿CÓMO BUSCAR Y DÓNDE ENCONTRAR CLIENTES?

Si bien es verdad que tanto en Chile como en países desarrollados la economía freelance funciona predominantemente por el “boca a boca”, no todos los independientes parten con un pool de contactos estratégicos, así que deben buscarlos. Y aquí la iniciativa, proactividad e ingenio juegan un rol clave (dada la alta competencia que ya mencionamos): si esperas a que te encuentren, estás perdido. Eres tú quien debe ir tras los clientes, ya sea contactándolos por medios virtuales (tener presencia en redes sociales es primordial), vinculándote con otros freelancers que puedan recomendar tus servicios, o asistiendo a eventos de toda clase (sí, también a cumpleaños y fiestas) donde pueda haber clientes potenciales. Todo lo anterior no es otra cosa que hacer marketing. Para el segmento objetivo a que apunta nuestro sitio, pueden revisar nuestros artículos sobre cómo buscar y dónde encontrar clientes.

11) ¿CÓMO COBRAR?

Esta es la pregunta que atormenta a muchos freelancers, particularmente a los que recién empiezan y no tienen parámetros para saber cuánto vale su trabajo. La solución parecería ser un Tarifario, pero estos instrumentos han probado ser inútiles por varias razones. Entonces ¿Cómo cobrar?

Básicamente existen 2 modelos de cobro: por hora y por proyecto. El primero es una tarifa en relación al tiempo que toma ejecutar un encargo, y es usado por principiantes o para tareas relativamente uniformes. El segungo en cambio, es una tarifa variable que depende de la relevancia de un proyecto, y es usada por veteranos que estiman los costos y alcances de una tarea en base a su propia experiencia con proyectos anteriores o similares. En este artículo profundizamos en el método para presupuestar tu trabajo. Además, este artículo de IdeasWeb (Perú) -cuya fuente original es la Guía para empezar como Freelance de Freelance Switch– da luces sobre cómo cobrar.

Anexo: cotización

La cotización es una tarea básica de todo freelance: entregar al cliente un precio por cierto encargo. Pero no basta dar un número. En este artículo explicamos el protocolo y ofrecemos un documento para elaborar cotización formal.

12) ¿CÓMO NEGOCIAR CON CLIENTES EXTRANJEROS?

Tal vez una buena oportunidad venga desde fuera de tu país y te impulse a hacer carrera independiente. En este artículo estudiamos el escenario de clientes extranjeros, rama fundamental para todo freelancer que se proyecte a futuro en un mundo globalizado (y en el caso de Chile, para aumentar posibilidades laborales y de ingresos, ya que nuestro mercado es diminuto y muy focalizado: 80% de la industria creativa nacional se concentra en el Área Metropolitana, según SantiagoCreativo). Por cierto, saber inglés es un must hoy en día, tanto para ampliar tu radio de acción como para acceder a la mejor y más actualizada información.

NOTA: Si tienes alguna inquietud adicional, deja aquí tu comentario o escríbeme a marcelo@grafiscopio.com. Con casi 20 años de trayectoria independiente para clientes chilenos y extranjeros, seguro que puedo ayudarte con algún dato o buen consejo.


Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *