¿Cómo se aplica el pago por Derechos ...
Home  »  Community News  »  ¿Cómo se aplica el p...
Jul
1
Grafiscopio
¿Cómo se aplica el pago por Derechos de Autor en el rubro editorial?
Derecho autor, Editorial, Metodológico
11
, , , , , , , , , , ,

En mi entrevista a Miguel Ángel Ferrada ya toqué el tema del Derecho de Autor en el medio editorial. Sin embargo, quedó fuera un punto no exento de controversia (y que vine a saber tiempo después): la forma en que se pagan tales derechos.

Por diversas fuentes -conversaciones, foros, artículos, redes sociales, etc- supe que ilustradores y escritores encuentran difícil vivir de los derechos de autor a menos que las ventas de un libro sean exorbitantes, con el agravante -y aquí apunta este artículo- de que varios autores no estarían recibiendo el monto íntegro por concepto de derechos que fija la Ley. Me interesó estudiar un problema que desconozco, pues mi trabajo para editoriales ha sido ocasional, y la mayoría de los contratos que firmé fueron por Obra antes que de Edición (la diferencia entre uno y otro, aquí). Para quienes, en cambio, sueñan con publicar libros o cuentan entre sus principales clientes -e ingresos- a editoriales, es motivo razonable de preocupación (y a veces, de hermetismo). A continuación expongo lo que he podido averiguar y desde luego estoy abierto a opiniones o datos que rectifiquen, complementen o confirmen esta información.

1) QUÉ DICE LA LEY

El Capítulo VI de la Ley Nº17.336 de Propiedad Intelectual chilena se refiere al Contrato de Edición. Puntualmente, en su Art. 50º, aborda el caso de remuneración consistente en participación sobre el producto de la venta (también conocida como royalties o regalías por derecho de autor):

“Artículo 50°- Cuando la remuneración convenida consista en una participación sobre el producto de la venta, ésta no podrá ser inferior al 10% del precio de venta al público de cada ejemplar.

En tal caso, el editor deberá rendir cuenta al titular del derecho por lo menos una vez al año, mediante una liquidación completa y documentada en que se mencione el número de ejemplares impresos, el de ejemplares vendidos, el saldo existente en bodegas, librerías, depósito o en consignación, el número de ejemplares destruidos por caso fortuito o fuerza mayor y el monto de la participación pagada o debida al autor.

Si el editor no rindiere cuenta en la forma antes especificada, se presumirá vendida la totalidad de la edición y el autor tendrá derecho a exigir el pago del porcentaje correspondiente a dicho total.”

2) CÓMO INTERPRETAN LA LEY ALGUNAS EDITORIALES Y CÓMO INCIDE EN EL PAGO DE DERECHOS DE AUTOR

El texto parece suficientemente claro. Sin embargo, algunas editoriales lo interpretan a su manera, pues aquel no definiría quién es propiamente el “público” que compra el libro. Así, optan por considerar “público” no al lector, sino a la Librería (a la que abastecen de libros), lo que obviamente incide en el 10% que finalmente recibe el autor (ilustrador, escritor, etc), como explico a continuación:

Según esta lógica, si en librerías encontramos un libro a $11.900, el desglose producto de su venta sería el siguiente: $1.900 corresponden al IVA (19% que pasa directamente al Servicio de Impuestos Internos). De los $10.000 restantes, el 40% ($4.000) pertenece a la Librería (para pagar arriendo, sueldos, servicios básicos, publicidad, etc.) y 60% ($6.000) pertenece a la Editorial (para pagar arriendo, sueldos, servicios básicos, bodegaje, distribución, imprenta… y derechos de autor).

Por tanto, bajo este sistema, el Autor NO recibe el 10% del precio de venta A PÚBLICO de cada ejemplar (como indica la Ley), sino el 10% del precio de venta NETO de la Editorial: o sea, el 10% de 60% del valor del libro, descontado el IVA. En resumen: por cada libro vendido a $11.900 en librerías, el Autor recibirá -en el mejor de los casos- $600 por cada ejemplar (en vez de $1.190, como indica la Ley. Multiplicando esto por un tiraje -vendido- de 1000 ejemplares, notamos bastante diferencia entre recibir $600.000 y recibir $1.190.000 ¡Prácticamente el doble!). Ahora, si el Autor (escritor) comparte derechos con un ilustrador o traductor, puede que esos $600 se reduzcan a la mitad.

Si a lo anterior agregamos que una Editorial puede realizar ventas especiales al Gobierno, a bibliotecas, a clientes especiales, o transar libros al precio que estime conveniente, tendríamos que volver a calcular los montos según la rebaja al precio de venta a público decidido por la Editorial. Es decir, si esta opta por vender el libro a una biblioteca a la mitad o un cuarto del precio de venta a público, el 10% de Derecho de Autor se calculará sobre esa mitad o ese cuarto.

3) CONCLUSIONES

Grafiscopio existe, entre otras razones, para informar y transparentar el modo en que se negocia Propiedad Intelectual, por su importancia cardinal para la industria creativa, como advierten el British Council, CERLALC o el BID: los creativos subsisten gracias a la explotación comercial de los derechos asociados a su obra. Es necesario respetar y valorar su trabajo para que sigan siendo un agente que ayude a clientes -empresas privadas, instituciones públicas, editoriales, etc- a multiplicar ventas y a difundir la Cultura. Si en cambio se ven perjudicados o amenazados, esto redundará negativamente en el crecimiento y desarrollo de su industria y del país. Ni más, ni menos.

Muchos creativos ingresan cada año al mercado. Lamentablemente suelen hacerlo con poco o ningún conocimiento sobre las leyes que los amparan, el valor de lo que hacen o cómo funciona el medio. Esto deja campo abonado para toda clase de vicios o defectos, que en parte pueden atribuirse a clientes inescrupulosos, pero también al hermetismo o miedo entre colegas, que dificulta la fijación de una doctrina de conducta y desempeño profesional común a todos(*).

Por último, debe admitirse que no todos incurren en prácticas irregulares en forma deliberada. A veces solo se ha perpetuado una norma viciada por negligencia involuntaria de clientes y proveedores, que seguramente ambos estarían dispuestos a corregir si se les enseña cómo y en qué están fallando. Confío en que sea el caso mayoritario entre las editoriales a que apunta este artículo, y que ellas entiendan el espíritu de lo que he analizado: informar más que sentenciar.

(*) Esto excluye la fijación de tarifas mínimas o estandarizadas, acto sancionado por el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), Decreto Ley Nº 211 de 1973, Art. 3º, inciso a.

NOTA: en Grafiscopio nos interesa seguir recopilando datos sobre este asunto. Si has trabajado para editoriales (dentro o fuera de Chile), por favor responde a estas preguntas:

1) ¿Has recibido pago de Derechos de autor por los libros en que se ha publicado tu trabajo?

2) En caso afirmativo, ¿Qué rol cumpliste en la ejecución del libro (ilustrador, escritor, colorista, traductor, etc)?

3) ¿Qué porcentaje te asignó la editorial por ese rol? ¿El porcentaje que recibes por Derecho de Autor es sobre el precio de venta final del libro (PVP – Precio de Venta a Público) o sobre el precio de venta neto de la editorial?



  1. Fui el dibujante de la novela gráfica policía del karma, con guión de Jorge Baradit. el contrato de Ediciones B establecía que los autores recibían el 10 % del precio de tapa (o sea, 5 % para cada autor). En este caso, dado el precio del libro (20.000 pesos promedio) cada vez que se vende un ejemplar, yo recibo 1000 pesos líquidos. La editorial rinde cuentas cada semestre, con el detalle exacto de las ventas y los montos involucrados. Para el depósito, se exige boleta de servicios.

    • Hola Martín: Con respecto a tu comentario me surgue una duda ya que soy principiante y es si tu remuneración depende directamente de las ventas en cuanto a fechas y montos, ya que dices hay informes semestrales, es decir te pagan al emitir ese informe ¿o además hay un pago anticipado? Podrías detallar más el sistema usado. Estoy en una situación similar y me siento desorientada. Saludos!

  2. Estoy cursando un Diplomado en Edición y Publicaciones de la PUC. En todos los cursos, con profesores editores de trayectoria que trabajan actualmente en editoriales, se nos ha dicho y recalcado que el 10% del valor NETO es del autor. Así trabajan las editoriales profesionales en Chile, y cualquier editorial que pague menos del 10% del valor NETO de venta al público, está infringiendo la ley.

    Usando tu ejemplo, si el libro tiene un PVP (precio de venta al público) de $11.190 (IVA incluido), de los $10.000 netos el 10% es del autor, es decir $1.000 por libro vendido.

    Mi experiencia trabajando con una “editorial”, resultó en una estafa; financié la impresión, tuve que comprar mis propios libros si quería regalar alguno, y después no recibí ni un solo peso en concepto de libros vendidos. Tengo dudas si se imprimieron todos los libros que financié. Los libros que sobraron, la editorial los entregó “en parte de pago” a otra editorial con la que tenía deudas. Todo esto con un “contrato” de palabra, obvio. Me pasa por confiado.

    Recomiendo JAMÁS publicar con una editorial que cobra al autor por sus servicios. Y por NADA DEL MUNDO publicar con una editorial sin antes firmar un contrato que cumpla con todas las de la ley.

    El formato y requisitos mínimos de dicho contrato da para un artículo por sí solo.

    • Si damos crédito a lo que dices que te enseñaron en el Diplomado, es curioso que tus profesores usen el concepto “Valor NETO” cuando la Ley -y en particular el Art. 50- no dice nada al respecto. Es más, la palabra “NETO” no figura en ningún artículo de la Ley 17.336, o sea que las editoriales estarían interpretándola de una forma que aquella no establece. Lo anterior inquieta, pues se trata de un curso impartido en un plantel consagrado. No quiero acusar a ningún profesor, pero me parece adecuado advertir que en este u otros casos suelen configurarse dos argumentos falaces: ad vericundiam (atribuir carácter de verdad a una afirmación solamente porque la dice una “autoridad en la materia”, sea profesor, editor con trayectoria, etc.) y ad antiquitatem (afirmar que algo está bien o es verdadero sólo porque “siempre se ha hecho así”; sobre esto, el art. 2 del Código Civil chileno sentencia: “La costumbre no constituye derecho sino en los casos en que la ley se remite a ella.”)

      Para mí el Art. 50 es bastante claro cuando señala “10% del precio de venta al público de cada ejemplar”. ¿Cuándo y por qué se introdujo la figura del “valor NETO”?, ¿Quién estableció que el público es algo distinto del lector, y por qué? Esas son las preguntas que quedan en el aire.

      • Lo que pasa es que el IVA no es del editor, ni del librero, como tampoco es del que compra el libro. Es un impuesto que “cambia de bolsillo”. Un contador te lo puede explicar mejor. Si le pagas el PVP más IVA al autor, igual está bien, aunque estrictamente hablando le estás transfiriendo el IVA además de las utilidades por derechos de autor. Le pagas “de más” y eso no te resta el IVA que luego le tienes que pagar al SII.
        Como autor, si me quieres pagar el 10% del PVP con IVA incluido, no me voy a quejar.

        • Rob dicho el abril 20, 2015

          Por lo que tengo entendido, esto es un problema de la ley que aún no aprueba el PVP, sumado a la mala interpretación tanto de las LIBRERÍAS como por defecto de las EDITORIALES, por qué apunto a las librerías, ya que ellas devuelven el 60% del precio NETO a la editorial (son ellos quienes comienzan mal interpretando la ley) y no con respecto al precio + IVA, luego la editorial continúa con el vicio de la ley y nuevamente ellos entregan el 10% con respecto al valor NETO al autor del libro.
          Personalmente creo que quienes tienen el negocio redondo son las librerías, que sólo por vender el producto, ganan un gran porcentaje, a diferencia de una editorial, que tiene un gasto inmenso, desde la producción, impresión, edición gráfica, edición de texto, pago de sueldo a diseñadores propios, distribución, entre otros.
          Un dueño de una editorial, me comentó que en realidad ellos terminan ganando aprox. el 10% del libro, mientras que las librerías ganan el 40% restándole gastos mínimos.

          Hay que entender el proceso para darse cuenta dónde está el problema, ósea hay que aprobar el PVP si o sí, estipulándolo muy claramente.

  3. Para los autores que quieren publicar de manera rápida, y sin someterse a esperas largas y tediosas, pongo a disposición mi editorial. Se llama Ediciones Altovolta. El tiempo de producción de un libro, incluyendo la impresión y corrección de textos, es de dos a tres semanas como máximo. No censuro los contenidos ni tampoco pongo trabas para publicar. Mi teléfono de contacto es el 98429732. Mi correo electrónico es jqueirolo@yahoo.com

  4. que saben sobre obras de arte?? o dibujos comic? como se realizan esos tratos?? de la misma forma que la venta de un libro?

    si pueden responder a estas inquietudes me seria de gran ayuda.

    • Tu pregunta es bastante amplia. Todo depende de la forma en que participe el dibujante o artista visual en la creación de una obra (si es individual, colectiva o colaborativa), si es venta directa a un cliente, p.ej., un particular que te encargue una pintura, una agencia publicitaria o una revista que te encarguen ilustraciones (contrato por obra) o si se trata de dibujos para una publicación editorial, p.ej, un cómic (contrato de edición).

      El pago de derechos de autor a que alude este artículo en particular se refiere a un escenario muy específico: el del Contrato de Edición (en Chile, normado explícitamente por el Art. 50 de la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual) cuando el dibujante participa en calidad de “Autor” (esto es, cuando su aportación creativa es tan importante como la de un guionista, p. ej., en la creación de una novela gráfica o historieta). Si en cambio sólo te piden decorar con algunas ilustraciones el libro de un novelista, ahí no existe Contrato de Edición sino “Contrato por Obra”, es decir una prestación puntual de servicios gráficos, que a diferencia del contrato de Edición no se paga en forma de regalías (porcentaje de las ventas), sino a tanto alzado (es decir, un pago único).

      Para más información sobre las distintas formas en que negocia un artista gráfico con una editorial, puedes leer nuestra entrevista a Miguel Ferrada, editor de narrativa gráfica:
      http://www.grafiscopio.com/entrevista-miguel-angel-ferrada-editoriales-y-derecho-de-autor/

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 trackback