¿Contrato a honorarios o contrato de ...
Home  »  Community News  »  ¿Contrato a honorari...
Mar
29
Grafiscopio
¿Contrato a honorarios o contrato de trabajo?
Legal, Metodológico
18
, , , , , , , , , ,
contrato

Hoy en día se ha vuelto común entre empresas crear relaciones individuales de trabajo ausentes de toda formalidad, ya sea celebrando contratos a honorarios o bien lisa y llanamente omitiendo la escrituración del contrato de trabajo exigido por la ley laboral.

El contrato de trabajo está definido en el artículo 7° del Código del Trabajo, de la siguiente manera: “Contrato individual de trabajo es una convención por la cual el empleador y el trabajador se obligan recíprocamente, éste a prestar servicios personales bajo dependencia y subordinación del primero, y aquél a pagar por estos servicios una remuneración determinada”.

A su vez el Artículo 8° del Código del Trabajo señala: “Toda prestación de servicios en los términos señalados en el artículo anterior, hace presumir la existencia de un contrato de trabajo.”

El contrato individual de trabajo además es consensual, lo que significa que se perfecciona con el acuerdo de las partes, sin embargo, el artículo 9° del Código del Trabajo ordena escriturar el contrato, y el plazo para hacerlo es de 15 días por regla general o de 5 días tratándose de contratos por obra, trabajo o servicio determinado, o de duración inferior a 30 días. Esto significa que de no haber contrato de trabajo escrito, en ningún caso es dable considerar la inexistencia de una relación laboral.

El contrato a honorarios es una convención en virtud de la cual una parte se encuentra obligada a prestar servicios específicos, por un tiempo determinado, a favor de otro, el que a su vez se obliga a pagar una cierta cantidad de dinero por dichos servicios. Este contrato no puede tener una duración superior a la necesaria para desarrollar la labor específica para la cual se celebró. Se rige por las reglas relativas al arrendamiento de servicios inmateriales, artículo 2006 y siguientes del Código Civil Chileno.

El Abogado del Departamento Jurídico de la Dirección del Trabajo, José Luis Ugarte, comentó que “el contrato o convenio a honorarios es una expresión genérica que se utiliza para designar cualquier contrato civil que, por no haber subordinación, no corresponde a un contrato de trabajo, pero donde hay prestación de servicios. Este tipo de contratos está pensado para personas que prestan servicios con cierta autonomía. En un principio eran los profesionales liberales, pero se ha extendido a cualquier persona que sea un trabajador independiente. Y –continúa– como están en calidad legal de contratos civiles no es necesario que se escrituren, es más, en el derecho civil las partes son autónomas de fijar los acuerdos que quieran en los términos y formas que estimen convenientes (*). En cambio en el derecho laboral es todo lo contrario.”

El hecho de que el contrato a honorarios se rija por las normas civiles y no laborales, trae una serie de consecuencia prácticas, como por ejemplo: que no es procedente descontar las cotizaciones previsionales y de seguridad social a una persona contratada a honorarios. Tampoco está afecto a las normas relativas al ingreso mínimo mensual, descansos, protección a la maternidad, negociación colectiva, etc.

Es necesario señalar que es fácil confundir las dos instituciones ya expuestas; es decir, el límite práctico entre un contrato de trabajo y uno a honorarios llegar a ser difuso. Tanto es así, que existe una serie de dictámenes de la Dirección del Trabajo y sentencias de los tribunales superiores de justicia en que se establece que a pesar de la existencia de un contrato a honorarios, formalmente escriturado, se ha estimado que existe relación laboral, y por lo tanto el empleador se ha visto expuesto a sanciones a este respecto.

Ejemplo de esto son los siguientes:

1. Corte Suprema, 26.04.1995, Rol 4095-95: “Establecida la relación de dependencia o subordinación de la persona que presta los servicios, a través de la apreciación de la prueba rendida según reglas de la sana crítica, debe concluirse que entre las partes existió un contrato de trabajo y no otro diverso, no obstante la declaración en sentido contrario formulada por éstas en el propio contrato, en orden a calificarlo como de prestación de servicios. Ello por que en derecho las cosas son según su real naturaleza y no según lo que las partes prediquen de ellas, y entendido que los derechos derivados de un contrato de trabajo, son irrenunciables”.

2. Dirección del Trabajo, 10.07.03, Dictámen 2701/65: “Asimismo, de dichas disposiciones se infiere que la sola concurrencia de las condiciones o requisitos enunciados precedentemente, hace presumir la existencia de un contrato de trabajo, aún cuando las partes le hayan dado otra denominación a la respectiva relación jurídica”.

La razón de fondo para que estas instituciones del Estado desconozcan la voluntad expresa de las partes, la esboza la Corte Suprema al señalar: “que en derecho las cosas son según su real naturaleza y no según lo que las partes prediquen de ella..”, de esta forma si un contrato a honorarios reviste en la práctica la forma de un contrato individual de trabajo, no cabe duda que será el segundo. Pero el tema es cómo reconocerlos.

La Dirección del Trabajo ha estimado que los requisitos para constituir un contrato de trabajo son:
a) Una prestación de servicios personales;
b) Una remuneración por dicha prestación; y
c) Ejecución de esta prestación bajo subordinación y dependencia de la persona que se beneficia con la prestación de los servicios.

Estos elementos se desprenden de la definición de contrato individual de contrato de trabajo del Artículo 7° antes transcrita. Para determinar en la práctica estos requisitos, la Dirección del Trabajo estima que es necesario que se presenten ciertos hechos, tales como:

a) La obligación del trabajador de dedicar al desempeño de la faena convenida un espacio de tiempo significativo, como es la jornada de trabajo, pues en virtud del contrato de trabajo la disponibilidad de dicho tiempo pertenece a la empresa o establecimiento.

b) La prestación de servicios personales en cumplimiento de la labor o faena contratada se expresa en un horario diario y semanal, que es obligatorio y continuado en el tiempo.

c) Durante el desarrollo de la jornada el trabajador tiene la obligación de asumir, dentro del marco de las actividades convenidas, la carga de trabajo diaria que se presente, sin que le sea lícito rechazar determinadas tareas o labores.

d) El trabajo se realiza según las pautas de dirección y organización que imparte el empleador, estando sujeto el trabajador a dependencia técnica y administrativa. Esta supervigilancia del empleador se traduce en instrucciones y controles acerca de la forma y oportunidad de la ejecución de las labores por parte del trabajador.

e) Por último, las labores, permanencia y vida en el establecimiento durante la jornada de trabajo, deben sujetarse a las normas de ordenamiento interno que, respetando la ley, fije el empleador”.

Dentro de las sanciones impuestas por la Inspección del Trabajo en esta materia podemos citar la obligación de celebrar un contrato de trabajo en forma retroactiva, es decir, desde de la fecha en que el trabajador comenzó a prestar servicios, con los correspondientes descuentos legales y previsionales. Así lo señala el dictámen N°1583/129 el 10 de Abril de 2000.

En resumen, la continuidad de los servicios prestados, la obligación de asistencia del trabajador, el cumplimiento de un horario de trabajo, la supervigilancia del empleador en el desempeño de las funciones, la subordinación a instrucciones y controles de diversas índoles, son las circunstancias que nos permiten determinar la existencia de una relación laboral, independientemente del título del contrato escrito y firmado por las partes, ya que este vínculo de subordinación está sujeto en su existencia a la particular naturaleza de la prestación del trabajador y no al nombre que le den las partes.

Fuente Artículo: Sitio web Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas (ASIMET) A.G.

(*) Todo lo cual no contradice lo señalado en este respecto.



  1. Estimado:
    Me acaban de resoolver muchas dudas con respecto a mi sutuacion, ya que acabo de renunciar aun contrato de servicios y me van a demandar, pero leyendo esto me doy cuenta de que mi contrato cumple todo para ser un contrato laboral.

    No al abuso !

  2. Entonces según lei, no corresponderia tener un contrato a honorarios, si se presta un servicio y el cual es ejecutado en la misma oficina, con horario, descansos, y bajo subordinación? porque aca es asi, y siempre me preguntaba porque no era contrato de trabajo.

    • Estimado: entre otras materias que vemos en el taller Grafiscopio está la de contratos y el hecho de que a veces pueden ser erróneos o contener cláusulas ilegales, por mucho que una empresa los use habitualmente. De partida es absurdo que hayas firmado un contrato de prestación de servicios a honorarios cuando en la práctica existe contrato individual de Trabajo (que surge cuando hay Dependencia y Subordinación, independiente de la forma cómo las partes llamen a su vínculo laboral). Si debes asistir a un lugar de trabajo, cumplir con horario, existe supervisión directa, etc., ahí ya no opera un contrato a honorarios, salvo que hablemos de los controvertidos trabajadores a contrata del sector público. No es tu caso y deberías comentar tu situación a la Dirección del Trabajo para que fiscalice. Esto podría implicar graves sanciones para tu empleador, por lo que conviene explicarles a qué se exponen si no se regulariza la situación.

      En cuanto a la glosa que transcribes: es normal que las empresas reclamen propiedad del material u obra intelectual creados por sus trabajadores. Sin embargo resulta curioso -por decir lo menos- que pretendan negar tu calidad de autor, dado que la paternidad de la obra intelectual es un derecho moral (no patrimonial) por tanto irrenunciable, intransferible e inembargable. Además, una persona jurídica (empresa) no puede crear una obra, ya que esta capacidad sólo la tienen personas naturales, individuos. Lo adecuado sería corregir lo anterior y agregar una glosa que permita el uso justo (fair use), es decir, mencionar tu nombre en la obra que hayas creado o en aquella colaborativa donde hayas participado / aportado, autorizándote a exhibirla en tu portafolio (esto es clave si a futuro buscas nuevo empleo), mientras esto no implique explotación comercial de tu parte, y por supuesto citando explícitamente a la empresa como titular de los derechos patrimoniales de la obra.

      En este artículo analizamos detalladamente el tema de propiedad de obra cuando eres empleado de empresa:
      http://www.grafiscopio.com/lector-pregunta-propiedad-de-obra-grafica-al-retirarse-de-empresa/

  3. Estimados, trabaje en una empresa casi 1 año…nunca quisieron hacerme un contrato (aunque ellos lo ofrecieron), tampoco me dejaron boletas los primeros meses, después de un tiempo logre hacer las boletas correspondientes y me hecharon hace un par de meses…
    Tengo o puedo hacer algo?

    • Estimado: si damos crédito a tu versión de los hechos, habría por lo menos 3 situaciones irregulares: 1) Trabajo en régimen de dependencia y subordinación pero sin contrato, 2) Imposibilidad de emitir boletas (lo que entiendo se regularizó posteriormente) y 3) despido, aparentemente sin indemnización de ningún tipo. ¿Fue al menos justificado ese despido?

      En cualquier caso debes contactar o acudir cuanto antes a la Oficina de la Inspección del Trabajo correspondiente a tu zona, para que evalúen tu situación y determinen las medidas pertinentes:
      http://www.dt.gob.cl/1601/w3-propertyvalue-22792.html

  4. Estimado.

    Tengo la siguiente consulta, hace aproximadamente 10 meses trabajo en una empresa de renombre pero con boleta de honorarios, siendo la única persona de ese departamento trabajando en esas condiciones. Tengo el mimo horario que mis compañera (tienen contrato) y gano un poco menos sueldo que ellas.
    Ya que por estudios solo hago un turno fijo pero mantengo y cumplo el horario de trabajo diario al igual que el resto, la única diferencia es que no puedo rotar turnos.
    Hace unos días me enteré que al parecer esta condición de trabajo no es muy legal, debo indicar que no han podido hacerme contrato de trabajo según sus condiciones ya que no puedo hacer turnos rotativos.
    Ahora se debe que recursos humanos de la empresa se enteró de que sucedía y al parecer me quieren desvincular.
    Espero me pueda orientar para poder hacer las gestiones pertinentes, ya que si me “despiden” no quiero salir con las manos vacías.

    Saludos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 trackbacks