El brief creativo: qué es y para qué ...
Home  »  Community News  »  El brief creativo: q...
Abr
30
Grafiscopio
El brief creativo: qué es y para qué sirve
Cliente, Metodológico, Negociación
2
, ,

Ya hemos tratado una serie de documentos básicos para el ejercicio profesional, a saber:

Hoy estudiaremos uno tan importante como aquellos: el brief creativo.

1) QUÉ ES UN BRIEF

Según el Merriam-Webster (equivalente anglosajón a nuestro diccionario RAE), briefing (de brief, vocablo que significa “breve”) es el acto o instancia de entregar información esencial o instrucciones precisas. El brief creativo es eso: un resumen escrito y sucinto donde el cliente detalla información sobre el proyecto para el cual convoca al diseñador o creativo. ¿Su importancia?: permite acotar exactamente qué hacer y cuántos recursos invertir, ergo cómo presupuestar el trabajo. Ningún proyecto creativo por encargo debería empezar sin un brief. Por ello se define durante o inmediatamente después de la primera reunión con cliente.

2) PERFIL DE LA COMPAÑÍA

Lo primero es conocer para quién estamos trabajando, tanto en un nivel práctico (su sector, productos, servicios, qué lo distingue efectiva o idealmente de la competencia) como en uno más filosófico (principios, identidad, aspiraciones, visión), y de esta manera ofrecerle una solución de Diseño a la medida, no genérica e inútil.

3) OBJETIVOS Y ALCANCE

¿Qué busca este proyecto? El cliente debe estar en condiciones de explicar el motivo para contar con nuestros servicios: ¿Quiere entrar al mercado, distinguirse de la competencia, rediseñar su imagen, conseguir más consumidores (o fidelizar a los cautivos), obtener información de su audiencia? Ten en cuenta que el cliente no siempre tendrá claro el objetivo del proyecto. El brief debería ayudarle a aclarar o “aterrizarlo”.

4) PRESUPUESTO Y PLAZOS

Este artículo de WebDesignerDepot advierte que por lo general el cliente evita revelar presupuesto, pues podría tentar al diseñador a cobrar más caro. Sin embargo, es importante explicarle el beneficio de crear una solución acorde a sus necesidades de todo orden, incluido el financiero. Aunque sea una cifra aproximada, es mejor que ninguna.

Los plazos son otra clave. Un proyecto debe estipular en forma clara -y realista!- cuánto tomará su ejecución y a qué fecha de entrega ceñirse. A menudo el cliente subestima el tiempo necesario para crear un diseño, y el diseñador sobreestima su capacidad (o velocidad) para realizarlo. Averigua bien el margen de flexibilidad de una entrega y si estás en condiciones de cumplir con el deadline.

5) SEGMENTO

Clear Design (UK) aporta un valioso artículo dirigido específicamente al cliente, donde trata el tema del brief y el target audience (público objetivo). Según aquel, tu cliente debería explicar quién y cómo es su consumidor tipo (edad, sexo, ingresos, ocupación, ubicación, palabras clave para definirlo) y si el proyecto aspira a consolidar a ese consumidor o ampliarse a nuevos mercados.

6) CANALES DE COMUNICACIÓN

¿Cómo será publicado y difundido el proyecto?, ¿Qué tipo de adaptaciones podría requerir la pieza gráfica?:

¿Medio digital? (sitio web oficial, Newsletter o mailing, redes sociales)
¿Medio impreso? (Insertos en prensa escrita, revistas, volantes, afiche, letrero, punto de venta, chapas, etc.)
¿Medio textil? (bolsas, camisetas, gorras, uniforme o disfraz, etc)
¿Televisión?

Esto no solo determina el modo en que enfrentas el diseño para que funcione en múltiples formatos, sino que determina la tarifa, por concepto de derechos patrimoniales (específicamente, el de adaptación o modificación)

7) MATERIAL PROPIO Y REFERENCIAS EXTERNAS

Solicita a tu cliente muestras o ejemplos de su gráfica interna o promocional e imagen corporativa (logotipo, papelería, folletería, uniforme del personal, etc) y algunos ejemplos de lo que tiene en mente, quiere conseguir o espera recibir. Así podrás llegar a una propuesta coherente o cumplir con sus expectativas funcionales y estéticas, evitando sorpresas.

8) RESTRICCIONES

Ya sea por motivos valóricos o subjetivos, un cliente podría rechazar abiertamente ciertos conceptos, imágenes, soluciones, colores, etc. Es fundamental que lo declare de antemano para evitar rechazos, correcciones o iteraciones. ¿No desea ninguna alusión a religión, política o lucro?, ¿Detestaría usar los colores de su competencia?, ¿Rechaza las animaciones interactivas? Cualquier cosa que implique un NO rotundo debería figurar en el brief.

9) LENGUAJE VISUAL

En relación a lo anterior, un brief debe dar cuenta del modo en que el cliente espera comunicarse con sus consumidores: si el proyecto debe llevar una impronta coloquial o formal, delicada o agresiva (no en el sentido de violencia, sino “sin rodeos“), espiritual o práctica (incluso frívola), emocional o racional.

10) REPRESENTACIÓN COLECTIVA

A veces una sola persona no tiene un cuadro claro o completo sobre su empresa, aunque ocupe un alto cargo. Por ello es bueno que el brief sea sometido a evaluación, aporte y resumen de todos quienes tengan opinión o participación en el proyecto. Esto también evita correcciones sucesivas al diseño, producto de opiniones contradictorias entre los miembros de un directorio.



Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 trackbacks