17336
Home  »  Noticias de la comunidad  »  17336
Sep
11
Grafiscopio
¿A qué se expone el infractor de Derecho de Autor?
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
7
, , , , , , , , , , , ,

Muy seguido se cometen infracciones al Derecho de Autor, en forma involuntaria o deliberada, relevante o menor, con notoriedad pública o inadvertidas, pero infracciones al fin. Quienes las cometen piensan que no es gran cosa, que pueden “salirse con la suya” o ampararse en ignorancia de las leyes de Propiedad Intelectual. No importa lo que piensen: su acción puede costarles muy caro.

Internet permite publicar, compartir y acceder fácilmente a imágenes, diseños, videos y archivos de audio o texto, lo que lleva a muchos a creer que por estar al alcance de la mano son de total dominio público y susceptibles de todo tipo de uso, incluido el comercial. Lo cierto es que no es así, o no necesariamente. Para poder usar lo que vemos en una página web debemos estudiar las condiciones de la licencia (si es que la hay) y aunque no cuente con una o no sea visible, debemos pedir autorización al titular de Derecho de Autor correspondiente, sobre todo si queremos usar esa obra, o parte de ella, con fines comerciales. Dos casos relevantes que incurrieron en esta falta fueron el de la editorial chilena Puerto de Escape que usó sin permiso obra de la ilustradora holandesa Lois Van Baarle, y tiempo atrás, el de Agencia Porta4 (a cargo de la cuenta Falabella) que hizo lo mismo con el diseño del oso panda punk, creado por Armando Torrealba, diseñador gráfico chileno.

Entre empresas, agencias o editoriales que solicitan los servicios de profesionales gráficos, visuales o audiovisuales también ocurren infracciones que ambas partes desestiman por desconocimiento o costumbre, como la suposición errada de que el comprador de obra artística (diseño, ilustración, fotografía, etc) pasa automáticamente a ser titular de derecho de autor, ergo puede usarla como desee. Otro equívoco habitual consiste en la creencia de que las instrucciones dadas por un director creativo o editor bastan para que este se atribuya la autoría o coautoría de la obra encomendada al proveedor, cosa que, según vimos, es incorrecta.

Además, están las infracciones flagrantes, como el plagio, la falsificación o el uso sin consentimiento ni atribución de autoría, caso este último del que fue víctima la pintora chilena Marcela Donoso, motivo por el que emprendió acciones legales contra el cineasta Jorge Olguín (por la película Caleuche), la Productora Chile Films y la empresa Buena Vista Internacional.

La ley es clara. Todas las infracciones antes citadas se encuentran tipificadas como delitos, con sus respectivas sanciones y multas (dependiendo del monto del perjuicio), según detalla El Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INAPI), a cargo del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo del Gobierno de Chile. En cuanto al Derecho de Autor, pasamos a detallar las conductas, artículo y sanción:

CONDUCTAS INFRACTORAS DEL DERECHO DE AUTOR

Conductas sancionadas por la ley 17.336

  • Conducta: Utilización de obra ajena sin autorización

Artículo: 79 No 1 y 2

Sanción: 5-1000 UTM dependiendo del monto del perjuicio

  • Conducta: Falsificación de obra protegida

Artículo: 79 bis

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 10-1000 UTM

  • Conducta: Plagio

Artículo: 79 bis

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 10-1000 UTM

  • Conducta: Piratería

Artículo: 81

Sanción: Reclusión en su grado mínimo y multa 50-800 UTM

Conviene recordar al infractor que excusarse argumentando desconocimiento de las leyes de Propiedad Intelectual (en Chile, la Nº 17.336) es más agravante que atenuante, pues como indica el Art. 8 del Código Civil chileno: “Nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que ésta haya entrado en vigencia”, y la ley en cuestión se promulgó en 1970, hace 43 años.

Finalmente, si hemos sido víctimas de infracción a nuestro Derecho de Autor, la primera medida es contactar a un abogado especialista en Propiedad Intelectual, siguiendo los pasos que describe este artículo.

Ago
24
Grafiscopio
Lector pregunta: conveniencia de registrar obra y validez de licencia CC
Derecho autor, Pregunta, Propiedad Intelectual
6
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Por mail, el lector Alexis Marchant nos pregunta:

“Quiero inscribir obra de mi autoría, y tengo unas preguntas:

1) ¿Qué diferencia hay entre el Registro de Propiedad Intelectual ubicado en calle San Isidro #247 y el Departamento de Derechos Intelectuales (DIBAM), ubicado en calle Herrera #360?

2) Si distribuyo una obra utilizando licencia Creative Commons, ¿Es conveniente (u obligatorio) registrarla antes en el Depto. de Derechos Intelectuales, o es suficiente con licencia CC?

3) ¿Cómo y dónde queda constancia o prueba de que una obra fue registrada bajo cierta licencia CC, en una fecha determinada? ¿Qué validez tendría en un juicio, si asumimos que un autor puede modificar las condiciones de una licencia en cualquier momento y con plena libertad?”

 

Estimado Alexis:

1) Ambas entidades son exactamente lo mismo. Simplemente se trasladaron a la actual oficina, conocida como Departamento de Derechos Intelectuales, ubicada en calle Herrera #360, y dependiente de la DIBAM.

2) Como indica la ley, no es necesario registrar ni licenciar una obra para que esté amparada por el Derecho de Autor, ya que esto último rige por el simple hecho de crearla. Sin embargo, el registro (o inscripción) de obra favorece y refuerza las pruebas de autoría en caso de litigio por infracción a tus derechos (como sabemos, el Art. 8 de la ley Nº 17.336 de Prop. Intelectual chilena establece una presunción simple de autoría en favor de quien está inscrita la obra).

En cuanto a licencias Creative Commons (CC): conviene aclarar que si bien se complementan, registro y licencia son cosas distintas. El primero es una formalidad que permite dejar constancia de la autoría de una obra (y rápido medio de prueba legal); la segunda, un permiso para determinados usos de dicha obra.

Para profundizar en este tema, sugerimos leer respuesta a pregunta “¿Qué problemas pretende resolver Creative Commons?” en las FAQs de Creative Commons.cl

3) De nuevo: una licencia es complementaria al registro, pero no lo reemplaza. Son cosas distintas. La constancia que exiges (prueba de que inscribiste cierta obra en una fecha determinada) corresponde al registro, no a la CC.

Por cierto, las CC operan específicamente en el ámbito digital, y son útiles ya que satisfacen necesidades recientes y propias de ese medio, como:

  • Que el autor de una obra permita su uso y/o difusión digital (p. ej., para fines de auto-promoción) en las formas que él determine
  • Que los usuarios o internautas puedan utilizar y/o compartir esa obra sin infringir derechos de autor, ya que si nos remitimos al tradicional “todos los derechos reservados” (antes de que existiera internet), sería difícil que un internauta acceda a tu obra o te haga promoción al compartirla, pues estaría violando la ley.

Finalmente, y como indican Ariel Vercelli y Ana Marotias (FLACSO -Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales- Argentina) en la Guía de licencias Creative Commons:

“[10] Algunas recomendaciones más:

[b]:  Las licencias Creative Commons se otorgan a perpetuidad y son no-exclusivas. Esto indica que una vez que ha publicado su obra bajo una licencia Creative Commons esta liberación se da a perpetuidad y a personas indeterminadas. Si bien el autor puede retirar o cambiar la licencia, esto no afectará a quienes tomaron la obra bajo las condiciones iniciales de uso.”

Confiamos en haber aclarado tus dudas. Saludos.

Links de interés:

 

Ago
3
Grafiscopio
8 tips sobre Derecho de Autor
Derecho autor, Legal, Metodológico
2
, , , , , , , , , , , , , , , , ,

En esta imagen presentamos 8 importantes tips que tú y tu empleador o cliente deben saber sobre Derecho de Autor. Así podrán evitar malos entendidos e infracciones a la Ley de Propiedad Intelectual.

Para interiorizarse sobre los puntos enunciados en la imagen, recomendamos estudiar los siguientes enlaces:

Jun
18
Grafiscopio
Lectora pregunta: Copyright de logotipo
Metodológico, Pregunta, Propiedad Intelectual
4
, , , , , , , , , ,

Por Twitter, la lectora Isabel Sanhueza nos pregunta:

“¡Hola! Me están pidiendo el diseño de un logo y quieren saber si lo entrego con copyright. Entiendo q esa no es mi labor… Gracias.”

Estimada Isabel:

Entregarlo con copyright significa que cedes los derechos para que tu cliente pueda usar y reproducir el logotipo como desee (por tiempo indefinido y en múltiples aplicaciones). Al respecto, el Artículo 20 de la Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena indica:

“Artículo 20.- Se entiende, por autorización el permiso otorgado por el titular del derecho de autor, en cualquier forma contractual, para utilizar la obra de alguno de los modos y por alguno de los medios que esta ley establece.
    La autorización deberá precisar los derechos concedidos a la persona autorizada, señalando el plazo de duración, la remuneración y su forma de pago, el número mínimo o máximo de espectáculos o ejemplares autorizados o si son ilimitados, el territorio de aplicación y todas las demás cláusulas limitativas que el titular del derecho de autor imponga. La remuneración que se acuerde no podrá ser inferior, en caso alguno, al porcentaje que señale el Reglamento.
    A la persona autorizada no le serán reconocidos derechos mayores que aquellos que figuren en la autorización, salvo los inherentes a la misma según su naturaleza.”

 

Si tu cliente insiste en que cedas totalmente los derechos de tu obra, eso tiene un precio. No se trata de que cobres una cifra exorbitante, pero tampoco puedes cobrar por el simple trabajo de diseñarlo. Un logotipo es el emblema corporativo de una empresa, marca, institución o proyecto. Genera tal nivel de identificación que puede ser determinante para ellos y sus productos o actividades. Está pensado para ser usado en múltiples aplicaciones (letreros, eventos, papelería, web, envases, etc). Además, suele tener larga vida útil. Por lo mismo diseñarlo, venderlo y ceder los derechos para su reproducción no es asunto trivial.

Si no deseas perder la propiedad patrimonial de tu obra, puedes acordar con cliente un precio menor por el diseño, pero sin cesión completa de derechos, o limitada a un número de aplicaciones y/o por un determinado lapso de tiempo (mediante licencia de uso). Para más información sobre esto te invitamos a leer el Anexo 2 (“Protección de la obra. Derechos de autor”) de nuestro Contrato de Prestación de Servicios.

Saludos.

Nota del Director: Grafiscopio actúa como medio de orientación y educación sobre temas legales, comerciales y metodológicos de carreras artísticas chilenas, pero en ningún caso pretende reemplazar los servicios profesionales de un abogado, especialista en interpretar la Ley.

Links de interés:

Mar
7
Grafiscopio
Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
6
, , ,

La Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual, de 2 de octubre de 1970, y sus modificaciones posteriores, regula el derecho de autor en Chile. Conocerla es asunto de máxima importancia para cualquier profesional gráfico y quien contrate sus servicios, pues en virtud de lo señalado en Art. 8º del Código Civil chileno: “Nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que ésta haya entrado en vigencia”, de modo que el argumento “es que yo no conocía la Ley” es más agravante que atenuante.

Esta ley protege los derechos que por el solo hecho de su creación adquieren los autores de obras (no ideas) de la inteligencia en los dominios literario, artístico y científico, cualquiera sea su forma de expresión, y los derechos conexos que ella determina. De acuerdo con la misma, el derecho de autor comprende los derechos patrimoniales y morales que protegen el aprovechamiento, paternidad e integridad de una obra.

A modo ejemplar, la ley establece en su artículo 3º una enumeración no taxativa de las obras especialmente protegidas. Entre otras, menciona a los libros, ilustraciones, películas y programas informáticos. Más adelante veremos cómo esta ley ampara al autor de obra gráfica, visual o artística aunque participe en creaciones colectivas (p. ej., publicitarias).

Si deseas leer la Ley Nº 17.336 sobre Propiedad Intelectual en detalle, haz click aquí. También puedes encontrarla de modo permanente en nuestros enlaces (columna lateral derecha)