abogado
Home  »  Noticias de la comunidad  »  abogado
Nov
30
Grafiscopio
¿Debo usar contrato para cualquier trabajo, por insignificante que sea?
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual
0
, , , ,

RESPUESTA CORTA: sí.

RESPUESTA LARGA: cuando oímos la palabra «contrato», generalmente pensamos en un manuscrito muy serio, con ribetes dorados y sello de lacre. Lo cierto es que hay diversas formas contractuales, desde un “apretón de manos” (contrato consensual) hasta una escritura pública (“ante notario”). Lo importante es que toda negociación sea pactada POR ESCRITO, ya que esto deja evidencia comprobable de lo acordado: tarea, fecha y forma de pago, condiciones de trabajo (p. ej., autónomo) y sobre todo, derechos de autor (algo que una Orden de Compra no considera, por mucho que sea un documento con validez legal y vinculante; por ello se recomienda acompañarla de un contrato que se refiera a derechos). Incluso un mail es -bajo cierta óptica- una forma de contrato, ya que tiene validez como prueba legal y alterar su contenido o datos (fecha, hora) puede ser penalizado.

En EEUU se usa el vocablo «agreement» (acuerdo) para referirse a un documento escrito que tiene carácter de contrato, pero sin la “carga” legal y/o emocional de esta palabra, evitando así espantar al cliente. Pero más allá de la forma, el fin sigue siendo el mismo: garantizar que la negociación se realice en un marco de formalidad. Por ello diversas fuentes de este y otros países desarrollados insisten en recomendar el uso de contratos para TODO tipo de trabajos, en oposición a los acuerdos “de palabra“ que suelen abonar terreno para malentendidos, problemas (para ambas partes: cliente y prestador de servicios creativos) e incluso infracciones (según el reciente estudio “The Costs of NonPayment” [2015, Freelancers Union, USA] apenas un 28% de freelancers usa SIEMPRE un contrato, lo que naturalmente deriva en pagos pendientes o estafas para quienes no tomaron la precaución de usarlo).

¿CONVIENE QUE UN ABOGADO REVISE MIS CONTRATOS?

Es lo ideal. Un abogado no solo es especialista en materias laborales y legales, sino que según nuestro ordenamiento jurídico es el único profesional facultado para interpretar la Ley. Ahora bien, esto no quiere decir que todos tus contratos deban pasar por el visado de un abogado, pues sería poco práctico y además oneroso. Eso sí, para encargos de cierta relevancia o envergadura donde la explotación comercial de obra gráfica será importante para tu bolsillo o portafolio, siempre será aconsejable recurrir a los servicios de un experto en la materia. Si no conoces alguno, puedes revisar nuestro directorio de abogados y estudios jurídicos especializados en Propiedad Intelectual y Derecho de Autor.

ANEXO: Modelo de contrato de prestación de servicios gráficos a honorarios
A modo de referencia puedes revisar nuestro contrato tipo descargable, especialmente su anexo legal, sobre derechos, revisado por abogado especialista en Propiedad Intelectual.

May
14
Grafiscopio
Resumen charla Derecho de Autor en Casa de Oficios
Académica, Derecho autor, Propiedad Intelectual
0
, , , , , ,

El pasado sábado 9 de mayo se realizó en Casa de Oficios una muy instructiva charla a cargo de Rodrigo León, abogado del renombrado estudio jurídico Silva & Cía. Aunque el título del evento fue “Derecho de Autor en Ilustración”, su enfoque resultó bastante aplicable a otras disciplinas creativas. En este artículo resumiré los aspectos más importantes.

1) VALOR DE LA CREATIVIDAD EN EL MUNDO ACTUAL Y EN CHILE

Para empezar el abogado informó que se está repartiendo a jueces y fiscales un manual de Propiedad Intelectual, pues esta materia es desconocida incluso para quienes imparten justicia. «El futuro del país está en la creatividad. Dentro de 30 años -con suerte- no quedará cobre. Ya se está probando exitosamente un nuevo material -el grafeno-, con las mismas o mejores propiedades. El problema es que 50% de la economía chilena depende de la producción de cobre. ¿Se imaginan qué ocurrirá cuando se acabe? Por ello lo que ustedes hacen, la innovación y creatividad, son la única salida y nuestro activo más importante

León advirtió que la Propiedad Intelectual es fundamental para los creativos y para el presente y futuro de países emergentes, en especial porque contribuye a democratizar la economía. Sin embargo, tanto esto como la creatividad todavía son incomprendidos o generan resistencia entre modelos de negocio o empresas grandes y tradicionales. Las pequeñas, en cambio, están más dispuestas a innovar (ergo mejor preparadas para el futuro): «Facebook, Microsoft y Google fueron creadas por estudiantes». Hoy las marcas tienen tanto o más valor que muchos productos («el nombre Google está tasado en US$ 120 millones»).

2) PROPIEDAD INDUSTRIAL VS. DERECHO DE AUTOR

En su intervención, el profesional señaló que muchos confunden Propiedad Intelectual (PI) con Derecho de Autor. Lo cierto es que la primera se divide en dos grandes cuerpos: Propiedad Industrial (que comprende marcas, patentes, diseños industriales, modelos de utilidad y denominaciones geográficas) y Derecho de Autor (Propiedad literaria, artística, derechos conexos y derechos sui géneris). La principal diferencia entre ambos sub-conjuntos de la PI es que en la Propiedad Industrial «debo registrar para que nazca el derecho». En Chile esta tarea compete al INAPI. Además, el registro de Prop. Industrial «es como las patentes de vehículos: debe hacerse país por país, y es caro en relación a su vigencia: una patente dura 15 años y un diseño industrial: 10, siendo ambos plazos no renovables».

El Derecho de Autor, en cambio, «tiene por objeto la obra, vale decir, la manifestación de la personalidad del autor en una forma determinada». Además, nace por la mera creación de una obra y no requiere formalidad alguna. Sin embargo, León comenta que es importante registrar obra -operación que en Chile compete al DDI– para acreditar autoría, aun cuando esta también puede impugnarse, p. ej. «en caso de que alguien haya inscrito una obra tuya a su nombre». Y sobre infracciones recalca: «El derecho de autor es cosa seria. Infringirlo se multa con prisión».

charla-rleon-pres

3) ¿ESTÁ EL DISEÑO GRÁFICO PROTEGIDO POR DERECHO DE AUTOR?

La descripción de la Ley no alude directamente a diseño gráfico, sino a pintura, dibujo, obra artística, etc. Consultado al respecto, el jurista indica: «la protección del diseño gráfico depende de qué entendamos por ese concepto. Si se trata de logotipos, afiches o alguna otra forma determinada, están protegidos. Pero la diagramación de una revista -entendida como la estructura o ‘esqueleto’ donde se ubicarán bloques de texto e imágenes- no califica, por cuanto el derecho de autor ampara formas, y lo que tenga función meramente utilitaria no es obra

4) IMPORTANCIA DE DESARROLLAR ESTRATEGIA COMERCIAL

Según León, «los creativos invierten muchos recursos en crear, pero descuidan la estrategia comercial. Siendo justamente creativos e innovadores, deberían aprovechar los cambios tecnológicos y darles valor comercial.» Aquí cita paradigmas como el de iTunes, que revolucionaron la industria discográfica al punto de prácticamente extinguir el modelo tradicional, o el tristemente célebre caso de Kodak, que prácticamente quebró por no haber anticipado el auge de la fotografía digital. «Lo mismo pasa entre creativos. Hay modelos de negocio que están en crisis, como el rubro Editorial, y por ello es importante anticipar hacia dónde va la cosa.»

charla-rleon-des

5) DERECHOS QUE ATAÑEN AL ILUSTRADOR

El experto comentó que la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual chilena tiene 2 Artículos especialmente importantes para ilustradores que negocian obra original (no reproducción):

Artículo 36.- El autor chileno de una pintura, escultura, dibujo o boceto tendrá, desde la vigencia de esta ley, el derecho inalienable de percibir el 5% del mayor valor real que obtenga el que lo adquirió, al vender la obra en subasta pública o a través de un comerciante establecido.
    El derecho se ejercitará en cada una de las futuras ventas de la obra y corresponderá exclusivamente al autor, y no a sus herederos, legatarios o cesionarios.
    Corresponderá al autor la prueba del precio original de la obra o de los pagados en las ventas posteriores de la misma.

 Artículo 37.- La adquisición, a cualquier título, de pinturas, esculturas, dibujos y demás obras de artes plásticas, no faculta al adquirente para reproducirlas, exhibirlas o publicarlas con fines de lucro.
    El autor conserva el derecho de reproducción de la obra, pero no podrá, salvo autorización del propietario del original, ceder o comercializar esas reproducciones. Podrá, asimismo, hacer publicar y exhibir sin fines lucrativos, las reproducciones de sus obras originales que hubiese transferido, a condición de dejar expresa constancia de que se trata de una copia del original.

5) CONTRATO DE EDICIÓN

Para Rodrigo León, el contrato editorial «es el más protector y regulado. Se trata de un documento solemne, no meramente un papelito, que además debe inscribirse en un lapso máximo de 60 días». Otro aspecto clave de esta forma contractual -de particular interés para ilustradores o creadores de obra gráfica- es que «se refiere a edición de obra. No es una cesión de derechos. Únicamente con el software hay cesión automática de derechos en Chile, pero cuando se trata de obra, los derechos no se presumen cedidos. Lo que sucede es que a veces un contrato de edición camufla una transferencia», lo que sería irregular.

6) CONCLUSIONES

Grafiscopio agradece a organizadores y expositor por esta didáctica charla y por el material de estudio entregado a quienes asistimos. Confiamos en que este tipo de instancias sea cada vez más frecuente, en beneficio del gran número de profesionales creativos que, como sostiene el abogado, son el futuro pilar económico y cultural de Chile.. y el mundo.

(Fotografías por Marcelo Pérez Dalannays)

Ago
5
Grafiscopio
Entrevista: Sebastián Alvarado. Derecho de Autor en concreto
Derecho autor, Entrevista, Propiedad Intelectual
3
, , , , , , , , , , , ,

El ejercicio de nuestras profesiones guarda estrecha relación con la Propiedad Intelectual y el Derecho de Autor, dos campos a menudo vulnerados, bien por desconocimiento o por subestimación de su importancia. Para entenderlos un poco mejor y saber qué hacer en situaciones concretas entrevistamos al abogado especialista en la materia, don Sebastián Alvarado, miembro del prestigioso estudio jurídico Silva & Cía. Conozcamos su opinión y sugerencias.

1) En charla sobre Propiedad Intelectual dictada en la Biblioteca Nacional (abril 2013), el abogado y profesor de derechos intelectuales Luis Villarroel señaló que en Chile hay bastante ignorancia sobre el tema. ¿A qué lo atribuye usted?, ¿Poca difusión, poco interés público o es que en general se considera tema delicado (por los intereses que toca)?

Lo atribuyo a que en Chile hay poca difusión sobre la necesidad de respetar la propiedad intelectual, que le pertenece a los autores de obras del intelecto humano, como también la de los artistas, intérpretes y ejecutantes de dichas obras. Esta poca difusión se contrapone con las obligaciones y compromisos que ha contraído el Estado de Chile a nivel internacional, de protección a la propiedad intelectual. Por lo mismo, considero que el Estado debiera difundir más aún esta materia (por ejemplo, a través de medios de comunicación masivos) ya que es de suma importancia, como mecanismo de incentivo y retribución, respetar los derechos de los creadores de obras intelectuales.

2) A comienzos de este año trascendió que la Editorial chilena Puerto de Escape utilizó sin autorización obra de la ilustradora holandesa Lois Van Baarle, infracción de la que también han sido víctima creadores chilenos, aunque no generen tanto revuelo. Dado el caso, ¿Vale la pena emprender acciones legales?

Vale la pena emprender todas las acciones legales que sean necesarias, no solamente para detener la situación de infracción a los derechos de propiedad intelectual, sino también para efectos de obtener una justa indemnización a favor del autor por el daño patrimonial y moral que le ha causado dicha infracción.

3) ¿Qué pasos debo seguir si descubro que alguien ha infringido mi Derecho de autor?: ¿Contactar al infractor para que desista o contratar directamente los servicios de un abogado para que me represente en una demanda?

Mi recomendación es contactar directamente a un abogado para efectos de determinar con detalle los pasos a seguir. Una vez que se obtiene la asesoría de un abogado, los pasos siguientes pueden ir desde enviar una carta de advertencia al infractor (para que cese todo uso no autorizado de la obra protegida por derecho de autor) hasta la presentación de acciones legales consistentes en una querella o denuncia por el delito de infracción a la propiedad intelectual y/o una demanda civil de indemnización de perjuicios por la misma infracción. Es importante que previo a cualquier contacto con el infractor o presentación de una acción legal, se obtengan pruebas suficientes que acrediten la infracción (por ejemplo, impresiones certificadas ante notario de una página web infractora de derechos de autor), ya que el infractor intentará eliminar toda evidencia antes de enfrentar un juicio en esta materia.

4) Algunos diseñadores, ilustradores, artistas visuales o audiovisuales utilizan software sin licencia (“pirata”) para crear obra. ¿Qué incidencia tiene esto en su calidad de titulares de Derecho de Autor?, ¿Qué alternativa tiene un freelancer cuyos ingresos le dificultan pagar una licencia de software (p. ej., un profesional recién egresado)?

La incidencia pasa porque están cometiendo un delito al utilizar software pirata; Así mismo, porque su obra se verá afectada por dicha infracción. Si el diseñador, ilustrador, artista visual o audiovisual pretende ceder sus derechos sobre la obra realizada con software pirata, o licenciarlos a un tercero, se expone a que el tercero también esté sujeto a acciones legales por el titular del software, debido a la utilización de una obra que en su creación infringió los derechos de autor del titular del software.

La alternativa que tendría un freelancer cuyos ingresos le dificultan pagar una licencia de software sería trabajar con software gratuito o freeware. Es importante que lean con atención la licencia de dicho software, para que de antemano sepan si hay algún otro tipo de obligación para el freelancer (por ejemplo, que terceros puedan usar libremente la obra realizada con el software) como contraprestación por el uso del freeware.

Grafiscopio agradece a los abogados Sebastián Alvarado y Gonzalo Sánchez, y a la periodista Javiera Moraga, por su gestión y colaboración para llevar a cabo esta entrevista. Fotografía gentileza del Estudio Jurídico Silva & Cía.

Jun
15
Grafiscopio
4 preguntas legales sobre trabajo freelance
Legal, Metodológico, Negociación
10
, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hay ciertas interrogantes que todo productor de obra gráfica se ha hecho alguna vez. Nos referimos específicamente a las que surgen de la negociación entre clientes -o agencias- y quienes trabajamos para ellos en forma independiente y autónoma (freelancers, sin régimen de subordinación y dependencia). Para aclararlas entrevistamos a un experto en la materia, don Arturo Massuh A., abogado y profesional del Estudio Massuh Abogados, quien tuvo la gentileza de recibirnos en su oficina y explicar estos temas en forma clara y muy didáctica. Como veremos, en la ley chilena existe jurisprudencia para quienes prestan servicios a honorarios. Sin más, los invitamos a leer este valioso artículo.

 

1) En el medio gráfico o artístico chileno son comunes las negociaciones informales y tratos de palabra, que a menudo generan problemas como dilatación excesiva de pagos a proveedores de servicios gráficos (diseñadores, ilustradores, fotógrafos, etc). ¿Existe vía legal o judicial para forzar a que un cliente pague lo que debe, cuando ya ha transcurrido más tiempo del pactado?

AM: Siempre se puede forzar un pago mediante demanda judicial, pero es un procedimiento engorroso que suele extenderse por largo tiempo (un año o más). Incluso podría generar más gastos para el afectado que los honorarios que pretende recuperar.

En acuerdos civiles (aquellos por trabajos temporales donde no existe vínculo de subordinación y dependencia, y que por ende no constituyen contrato de trabajo) opera el principio de autonomía de la voluntad, es decir que las partes acuerdan las condiciones de una tarea a su albedrío. Yo recomiendo estipular un plazo de pago; fijar una fecha en que este se haga exigible (por ej.: “no más de 60 días”). En tal sentido, es bueno escriturar contratos de prestación de servicios a honorarios ya que reducen la posibilidad de inconvenientes, y aun cuando no son garantía absoluta de que cliente cumpla lo pactado, facilitan pruebas en favor del diseñador o artista cuando no queda otra opción que emprender un Juicio por cobro de honorarios. Los acuerdos verbales, en cambio, son muy difíciles de probar pues cada parte podría contar su versión y alterar los hechos.

 

2) Es habitual que agencias soliciten los servicios de freelancers para un determinado encargo temporal (p. ej., campaña publicitaria), ejerciendo ellas como intermediario entre dichos trabajadores independientes y el cliente (empresa, institución, etc). ¿Corresponde que agencia se excuse de pagarnos “porque cliente todavía no suelta el pago”? ¿Quién es legalmente nuestro cliente: el que encarga el trabajo o el que lo paga? 

AM: Es lícito que una agencia ejerza como intermediario, pero entonces debería ser ella quien pague. No obstante, si al comienzo de una negociación la agencia advierte al diseñador que “el pago será efectivo cuando cliente pague” y el diseñador acepta, cualquier reclamo posterior está fuera de lugar. Como dije antes, en acuerdos civiles y/o contratos consensuales (verbales, sin escriturar) son las partes involucradas quienes definen las reglas del juego. Eventualmente un diseñador puede demandar a la agencia y a cliente, pero para eso es importante distinguir quién de ellos le ha dado instrucciones o encargado tareas. Si el cliente solicita directamente un determinado encargo al diseñador, entonces la agencia ya no es la única responsable.

 

3) En caso de demanda por cobro de honorarios, ¿Sirve el contenido de un mail como prueba o evidencia de lo pactado en una negociación?

AM: Sí. Aunque no tiene el mismo peso que las cláusulas de un contrato firmado, permite llegar a establecer presunción de las condiciones acordadas, y tratándose de negociaciones informales cualquier documento o mail podría servir como prueba. Un correo electrónico indica fecha, hora y otros datos fidedignos que de ser alterados constituyen figura penal.

 

4) Si gana una demanda contra cliente, ¿El profesional gráfico recupera solamente los honorarios que exigía?

AM: Los honorarios y eventualmente las costas del juicio.

 

Esperamos que esta lectura sea de utilidad para productores gráficos y sus clientes, pues como hemos visto, una negociación formal, transparente e informada es el mejor camino para evitarles a todos un amargo contratiempo.

Jun
6
Grafiscopio
F*ck you. Pay me.
Cliente, Comercial, Legal, Negociación
16
, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Featured Video Play Icon

¿Cuántos de los presentes han tenido problemas con clientes que no pagan? Levanten la mano si alguna de estas frases les resulta familiar:

– “Finalmente no usamos tu trabajo”; “En realidad no es lo que queríamos”; “Tenemos alguien de la empresa que va a hacerlo”.

Jódete. Págame.

– “Cancelamos el proyecto”

Jódete. Págame.

– “Al final no nos ganamos el fondo para financiar el proyecto”

Jódete. Págame.

– “Ya te hemos pagado bastante”

Jódete. Págame.

Así comienza esta irreverente pero muy instructiva charla -de la serie Creative Mornings– sobre la parte legal del trabajo creativo, conducida por Mike Monteiro, Director de Diseño y co-propietario de Mule Design Studio, quien hace 10 años fundó su propia agencia junto a Erika Hall, Directora de Estrategia. A ambos los inspiró la idea de escoger a sus clientes y responsabilizarse por lo que aportaban al mundo. Ninguno tenía mucha experiencia en ese momento, por lo que perdieron mucho dinero al no negociar mediante contratos. Y como explica el propio Mike: Si trabajas en diseño, los temas legales son tan propios de tu labor como la parte creativa, porque esto es un negocio en el que debes estar alerta, pagar a empleados y sobre todo, tener clientes. Con ellos siempre partes por buenas intenciones hasta que de un modo u otro las cosas cambian para mal y entonces aprendes la importancia de que tu relación con cliente se apoye en algo concreto, como un contrato”.

A continuación, presenta a la audiencia una pantalla donde vemos la siguiente pregunta publicada por algún usuario en Quora (red social para profesionales): “¿Qué consejo darías sobre cómo lidiar con un cliente que se niega a pagar por un encargo de diseño, echando mano a razones obviamente falsas o irracionales?”

La primera respuesta publicada es de un lector ingenuo que sugiere enviar a cliente una solicitud conmovedora. Monteiro dispara: “Seguro que a este tipo no le dieron el trabajo. Jamás debes apelar a la culpa ni arrastrarte. Pierdes toda credibilidad si negocias desde la emoción. Los diseñadores tenemos que dejar de ser culos y tomar conciencia del impacto que tiene nuestro trabajo en un proyecto o negocio”.

Aquí es donde entra en escena la piedra angular de su charla: el contrato. Para hablar de aquel, Mike ha invitado a su propio abogado, Gabriel ‘Gabe’ Levine. “En toda negociación debes asegurarte de que haya un mecanismo de defensa ante cambios arbitrarios. Para evitar estos y retrasos en los pagos es que existe un contrato”.

Según Monteiro y Levine, un contrato debe indicar condiciones y expectativas claras. Todo tiene que estar estipulado y acordado explícitamente por ambas partes: cliente y diseñador (o artista visual). A menudo la gente no entiende qué está acordando mientras negocia verbalmente. Para ello sirve un documento escrito.

En esta parte de su intervención, Monteiro presenta cuatro “grandes éxitos de situaciones conflictivas”:

1) La empresa despide a toda un área
Mientras se encontraban en pleno desarrollo de un proyecto conjunto, el cliente despidió a todo el departamento que negociaba con la agencia de Mike. “Cuando todo parecía perdido, había un contrato que estipulaba que en ese caso debían pagarnos. De no existir, no habríamos recibido un peso, o sería bastante menos dinero, o llegaría en mucho tiempo”.

El abogado interviene: “a veces me consultan diseñadores porque no les han pagado. Les pregunto si tienen un contrato y lo peor es cuando responden que no. Se evitarían todos los gastos e incomodidades de una demanda si hubiesen firmado un contrato al comienzo”.

2) El cliente se vuelve un pillo
A medida que avanza el proyecto, las condiciones pactadas al comienzo cambian y se transforma en una cosa totalmente distinta. Pero el documento es claro: si quieres cambiar las condiciones, debes firmar un nuevo contrato.

3) “Confía en nosotros”
Monteiro afirma: “Si oyes una frase como esa, huye. Esto es un negocio, no un asunto de confianzas. Tú no debes tener fe en que cliente pague, sino asegurarte de que lo haga”. Continúa: “En cierta ocasión un cliente vio el contrato y nos pidió omitir el anexo sobre condiciones de pago, diciendo ‘Puedes confiar en nosotros’. El proyecto empezaba en 2 días y decidimos abandonarlo, porque es imposible comenzar una relación laboral sin fijar esto.”

4) El cliente trae a otro diseñador
Para Mike, esto es de plano ofensivo. “Se nos asignó la tarea y ahora resulta que debemos competir con un tercero. No lo aceptes. Tú puedes despedir a un cliente, tanto como ellos pueden despedirte.”

Respecto a la conveniencia de contar con los servicios de un abogado, aconseja: “De vez en cuando me preguntan si sirve tener un abogado, si no será muy pronto. A mí este tipo (Levine) me ha traído dinero, y sobre el momento para contar con un abogado: hazlo cuando quieras dejar de ser amateur y convertirte en profesional, para que al menos revise los contratos que vas a firmar.”

 

Top 6: cosas que debes saber sobre contratos

Monteiro expone en seis puntos las claves sobre negociación mediante este tipo de documento. A saber:

1) Los contratos protegen a ambas partes. Por lo cual favorecen una negociación justa y transparente, donde todos obtienen el máximo beneficio.

2) No empieces el trabajo sin firmar contrato. “Comenzar labores y luego ocuparse de esto es como ponerse condón después de ver el resultado del test de embarazo casero”, dice.

3) No aceptes ciegamente las condiciones de un contrato aportado por cliente. “Hemos visto contratos que no saben ni de qué hablan. Nos piden copia de archivos en diskette. Los escribió gente que ya ni siquiera trabaja ahí. No firmes nada que no sepas si está fuera de tus capacidades.”

4) Prepárate para un tira-afloja, pero no cedas en asuntos importantes. Monteiro afirma que nunca aceptaría un trabajo donde no estén presentes las sigtes. cláusulas:

  • IP (intellectual property) transfers on full payment (Cesión de derechos una vez que se reciba el pago completo). “Tu trabajo no puede ser usado hasta que no te lo paguen completamente”.
  • Termination (Kill fee): monto que cliente debe pagar si decide poner término abrupto al encargo o a la relación con el diseñador.
  • Liability (responsabilidad): “Asegúrate de no ser responsable por cosas que el contrato te endosa. Por ejemplo, si te encargaron un website y por descuido firmas un documento donde aceptas toda responsabilidad, resulta que si usaste imágenes de internet o que están protegidas, podrías verte incluso obligado a indemnizar a tu cliente por infracción de copyright.

5) Que los abogados hablen con abogados. “No discutas temas legales con el abogado de tu cliente. Quizas termines aceptando condiciones porque no las entiendes o estás nervioso. Cuando me pasan a su abogado, les digo que hablen con el mío.”

6) Sé específico y seguro para hablar del presupuesto. “Si debes convencer a alguien para que te pague lo que sabes vale tu trabajo y tu respuesta a una cotización es “mmm… esteee…”, acabas de perder 10 palos. Si sabes cuánto cuesta algo, dilo con seguridad. Si no sabes, di que lo ignoras, pero vas a averiguarlo. Muéstrate seguro aunque no sepas.”

Al respecto, Mike cuenta la anécdota de un auditor que le escribió por Twitter tras escuchar un podcast al que Monteiro fue invitado. El tweet decía: “Envié una cotización por una cifra ridículamente más alta de lo que habría tirado antes de oírte. La aceptaron y estoy feliz”. Mike cree que en realidad no era una cifra estratosférica, sino lo que en realidad vale ese trabajo. “El tipo simplemente venía cobrando mucho menos que el precio de mercado durante años”, sentencia.

 

Consejos finales

Para el profesional norteamericano, la estrategia ganadora descansa sobre 3 pilares: 1) Contratos antes de empezar cualquier labor, 2) Aliados internos, es decir, generar vínculos con otras personas de la empresa que encargó el trabajo, de modo que te ayuden si algo sale mal, y 3) Asesores como un abogado que te instruya o represente en materias legales.

Finalmente, Monteiro aporta un puñado de valiosos consejos para tener en cuenta en nuestro ejercicio profesional como agencia o independientes:

“Si aprendes y te sientes seguro en el tema legal, estarás más tranquilo para ocuparte en lo que amas: diseñar, crear. Recuerda siempre que en cuanto a generar ganancias para sus clientes, los diseñadores tienen más poder del que creen.”

– “Si no estás conforme con lo que un cliente te pide que hagas, abandona ese proyecto.”

– “Evita tratar temas delicados por mail. Siempre que sea posible, hazlo en persona, o en el peor de los casos, por teléfono.”

– “Cuando despidas a un cliente, hazlo en forma clara y rápida. Que sepan que la negociacion terminó. Pero sé respetuoso. El tipo no es un cretino; simplemente fue una relación que no resultó. Incluso cuando las cosas salen mal, intentamos mantener la relación. En 10 años sólo hemos despedido a 2 clientes.”

 

Links de interés:

May
31
Grafiscopio
Contrato tipo de prestación de servicios gráficos a honorarios
Legal, Metodológico, Negociación, Propiedad Intelectual
74
, , , , , , , , , ,

En este artículo ponemos a disposición de nuestros lectores un modelo de contrato (o “contrato tipo”) de prestación de servicios gráficos y visuales. Antes de descargarlo, recomendamos leer lo que sigue:

Este documento permite formalizar, mediante escritura, la prestación de servicios a honorarios antes de iniciar cualquier tarea, y en él se estipulan detalladamente las condiciones de trabajo, además de aspectos legales como Propiedad Intelectual sobre la obra negociada. Por todo ello, es instrumento fundamental para garantizar una relación laboral seria, responsable y libre de reclamaciones una vez firmado. Ya hemos visto a qué se exponen cliente y/o agencia cuando no hay acuerdos formales con sus colaboradores externos. Por tanto, un contrato beneficia a ambas partes.

En la red no existía un instrumento como este, salvo la honrosa propuesta de Chris Leskovsek, diseñador y director de arte chileno, que tras haber sufrido las consecuencias de acuerdos informales tuvo la gentileza de elaborar un documento (2010) y ofrecerlo para descarga de cualquier lector. Considerando aquella iniciativa pionera, quisimos retomarla, completarla y reforzarla con una nueva propuesta revisada por abogado experto en la materia.

Si bien no es necesario escriturar todo tipo de trabajos gráficos, creemos imprescindible que esta herramienta se convierta en norma para negociar encargos relevantes, pues evitará imprevistos como retraso en los pagos, uso de la obra en aplicaciones no pactadas o cambio arbitrario de las condiciones de trabajo, que tan frecuentemente ocurren en negociaciones informales y afectan a proveedores de servicios gráficos. Huelga decir que ante un litigio, este documento será tu principal defensa, pues deja constancia escrita y firmada de lo acordado por ambas partes -proveedor y cliente- antes de empezar labores.

Los contratos no son documentos rígidos, sino susceptibles de adaptación. Al momento de negociar, clientes y proveedores pueden llegar a acuerdo para agregar, modificar o suprimir cláusulas hasta que ambas partes estén satisfechas con lo que firman. Lo importante es que quienes prestamos servicios gráficos o visuales sepamos cuáles puntos podemos transar y cuáles no.

Por su naturaleza, este contrato rige exclusivamente para aquellos casos donde la tarea otorgue al ejecutante cierta autonomía -independientes, freelancers-, y no exista subordinación o dependencia de un empleador (es decir, que no constituyan contrato individual de trabajo).

Conviene señalar que dada la gran diversidad de servicios gráficos o visuales, el modelo ofrecido intenta ser lo más genérico posible; ergo, dejamos a criterio y responsabilidad de cada quien adaptarlo según sus necesidades o tipo de trabajo (Para lo cual ofrecemos una versión “oficial” en formato .PDF y otra editable, en formato .DOC).

El anexo legal que figura en el documento está basado en la Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena, por tanto rige dentro de nuestro país. Recomendamos a todo lector extranjero que desee usarlo asesorarse con un abogado para hacer las adaptaciones pertinentes.

Las tarifas aparecen expresadas en UF (Unidad de Fomento chilena), con objeto de evitar la depreciación monetaria. Para conocer el valor actualizado de la UF y convertir tus tarifas a dicha unidad, puedes revisar el sitio del Banco Central de Chile.

Por último, comunicamos que nuestra propuesta de contrato (archivo .PDF) ha sido revisada, completada y aprobada por don Andrés Grunewaldt C., abogado y miembro del destacado Estudio Silva & Cía., especializados en Propiedad Intelectual y representantes en Chile de destacadas marcas como Facebook, Google y HBO, entre otras.

Nota: En cuanto al Anexo 2 (“Protección de la obra. Derechos de autor”), el abogado indica que fijar un plazo (cláusula segunda) es bastante relevante, ya que por ejemplo, en caso de estar frente a una campaña publicitaria, toda repetición que exceda el plazo fijado debiera generar ingresos adicionales al creador, según se señala en la cláusula cuarta. Por su parte, la cláusula tercera establece que no se pueden hacer modificaciones o adaptaciones a la obra sin autorización del titular de los derechos de autor.

ACTUALIZACIÓN (18-enero-2013): se agrega Anexo 4, con cláusulas sobre cancelación o interrupción de proyecto y correspondiente pago de kill fee, para beneficio de cliente y prestador de servicios gráficos o visuales.

LINKS DE DESCARGA CONTRATO TIPO PARA TRABAJOS GRÁFICOS Y VISUALES: