consulta
Home  »  Noticias de la comunidad  »  consulta
Oct
13
Grafiscopio
¿El cliente es tuyo o de la agencia?
Legal, Metodológico, Pregunta
0
, , , , ,

Navegando por redes sociales encontré una pregunta interesante:

«Si eres freelancer y diseñas algo para un cliente reconocido, pero a través de una agencia, ¿Puedes decir que es tu cliente?»

Aunque de cierta forma ya traté el tema en un artículo anterior, usaré este para responder puntualmente la duda de muchos freelancers.

1) ¿QUIÉN TE CONTACTÓ?

Lo primero que debes preguntarte parece perogrullada, pero no lo es. ¿Quién te ofreció el proyecto o encargo? ¿Fue aquella gran empresa y reconocida marca (en adelante lo llamaré “El pez gordo” para diferenciarlo del término “cliente”) o fue la agencia? Lo más probable es que te haya contactado la agencia (o productora, o estudio de diseño), es decir el intermediario. En este caso y en rigor tu cliente es la agencia, que se adjudicó la cuenta y es quien negocia con el pez gordo (empresa, marca, institución, etc). De hecho este último contrata a una agencia precisamente para no tener que negociar con cada prestador de servicios gráficos (diseñador, ilustrador, fotógrafo) sino para que la agencia le entregue un servicio integral y respaldo.

2) ¿QUÉ DICE EL CONTRATO?

Sin perjuicio de lo anterior, debes revisar qué dice el contrato. En particular, quién lo firmó. Algunas veces es la agencia quien estampa su firma mediante un representante (p. ej. director creativo), con el RUT (o DNI) y dirección comercial de la agencia. Pero también puede ocurrir que el contrato sea firmado por un representante del pez gordo (p. ej. Gerente de Marketing), con datos de su empresa. En este caso tu cliente es para todo efecto legal el pez gordo, y la agencia es un simple intermediario o vocero que da instrucciones.

3) ¿QUIÉN TE ASIGNÓ TAREAS?

Como explica el abogado Arturo Massuh en nuestra entrevista, aun si no existió un contrato entre las partes es importante determinar quién te encomendó tareas (instrucciones, correcciones, etc). ¿Fue únicamente la agencia o también el pez gordo? Si es este último caso, tu cliente ya no solo es la agencia, y ojo que esta responsabilidad solidaria puede ser clave en un eventual litigio.

Fuente imagen: Twitter.com (usuario witchoria), 13:26 hrs., 5 Oct. 2017

4) ENTONCES, ¿QUÉ ESCRIBO EN MI PORTAFOLIO?

Todo lo anterior nos lleva a la pregunta de fondo: ¿Puedo agregar a mi portafolio un determinado trabajo? Y más exactamente ¿A quién menciono como “cliente”: a la agencia o al pez gordo?

Mi consejo es que todo (especialmente derechos intelectuales) quede bien definido en un contrato antes de iniciar cualquier proyecto. Idealmente agregar una glosa sobre uso justo (fair use) que te permita mostrar la obra o diseño en tu portafolio para fines profesionales (promocionar tus servicios, sin explotación comercial). Independiente de esto, menciona siempre a ambos: agencia y pez gordo.

Si se trata de una obra colaborativa (donde intervienen diversos autores, p.ej. mural, sitio web, etc) todos comparten la autoría y sugiero que obtengas permiso por escrito (p. ej. mail) de cada autor para presentar la obra, y que en tu portafolio menciones a cada co-autor. Presentarla como exclusivamente tuya no solo es poco ético, sino que es un delito.

Si el contrato que firmaste no hizo referencia al uso justo, pide siempre permiso escrito a la agencia y/o al pez gordo antes de agregar material a tu portafolio. Esto te evitará reclamos o demanda judicial. Ahora, si no hubo contrato en absoluto, nadie puede impedir que uses libremente una obra cuya autoría y titularidad de derechos te pertenece, pero de todas formas menciona siempre a ambos —agencia y pez gordo— como dueños (*) de tu trabajo.

(*) Como sabemos, ser dueño de una obra intelectual (haberla comprado) no implica ser titular de derechos intelectuales sobre ella. Así mismo, las instrucciones dadas por el director de una agencia no bastan para que se atribuya co-autoría ni derechos sobre tu obra.

Mar
14
Grafiscopio
Lectora pregunta: qué hago si un cliente me pide factura
Comercial, Pregunta, Tributario
8
, , , , , , , , , , ,

Por Facebook, la lectora Yoka Fernández nos pregunta:

“Trabajo como freelancer hace un año y medio aprox. y últimamente me han preguntado mucho si emito facturas, pero yo solo trabajo con boleta de honorarios. ¿Qué tipo de empresa le conviene crear a un freelancer que trabaja desde su casa?”

 

Estimada:

Lo primero es averiguar si corresponde emitir factura (ver recuadro “ADVERTENCIA” al final de este artículo). Ahora bien, efectivamente algunas empresas no trabajan con personas naturales (particulares, independientes, freelancers) y/o les solicitan factura para así poder recuperar el IVA (cosa que una boleta de honorarios no permite[*]). Al respecto, hay 3 opciones para emitir factura, pero solo 2 de ellas son persona jurídica:

El empresario individual es un contribuyente persona natural, con las ventajas que esta posee, pero que debe operar con su RUT y responder ilimitadamente (o sea, con su patrimonio personal más el de la empresa) por las deudas o pérdidas contraídas. La EIRL y SRL, en cambio, son sociedades con personalidad jurídica. Entre otras ventajas, dan forma a RUT propio (independiente de sus miembros) y patrimonios separados entre persona y sociedad, de modo que ante deudas o pérdidas no debes responder con tu patrimonio personal, sino solamente el de tu empresa (de ahí lo de “responsabilidad limitada”).

¿En qué se diferencia una EIRL y SRL?

La SRL exige tener a lo menos dos socios, lo que obliga a buscar uno de confianza. Por su parte, la EIRL necesariamente ha de ser creada por una sola persona natural; no puede ser creada por una sociedad o por dos o más personas naturales, lo cual es una ventaja pero también podría ser una limitación, ya que no permite que terceras personas ingresen como co-inversionistas en calidad de socios. Además, es importante tener en cuenta que una EIRL no está facultada para prestar servicios o asesorías profesionales. Como señala el Colegio de Contadores de Chile:

«…Un profesional que emite boletas de honorarios con retención del 10% no podría transformarse en EIRL., ya que la EIRL es una persona jurídica que puede realizar actividades civiles o comerciales, no profesionales.»

Sin embargo, el SII aclara que:

«Una persona natural con actividad de primera categoría de la Ley sobre Impuesto a la Renta, que emite facturas o boletas de ventas, puede tener una actividad de segunda categoría y emitir boletas de honorarios, ya que las personas pueden desarrollar diversas actividades a la vez.»

Con todo, la Ley 20.190 creó la Sociedad por Acciones (SpA), que sí permite crear una sociedad unipersonal para luego ir añadiendo nuevos socios (personas jurídicas también pueden formar este tipo de sociedades).

Como ves, antes de escoger la mejor opción debes evaluar tu realidad, el alcance presente y futuro que quieres dar a tu negocio (no solo pensar en lo que venderás hoy, sino también mañana y pasado mañana) y cuál te permite enfrentar mejor cualquier adversidad que pueda surgir (problemas con tus socios, deudas, pérdidas, etc). En este link puedes ver una comparación bastante didáctica sobre las ventajas y desventajas de ejercer como persona natural o persona jurídica.

Más info..

Recuerda que el Gobierno de Chile y SERCOTEC han habilitado un portal de Asesoría legal virtual gratuita, específicamente dirigido a consultas como la tuya (y a emprendedores o microempresarios). No dejes de visitar la sección de Preguntas frecuentes. Para realizar una consulta que no figure en esta, sólo debes registrarte.

Finalmente, te contamos que el Proyecto Ley sobre Constitución de Sociedades (aprobado el 23-enero-2013) permite iniciar una empresa en tan solo 1 día, 1 trámite y a costo cero. Para más información sobre dicho servicio, visita este link.

[*] ADVERTENCIA: ¿ES NECESARIO FACTURAR?

Antes de iniciar el proceso para facturar averigua bien con tu cliente qué tipo de trabajo necesita y si corresponde emitir factura. El SII responde en su sección de Preguntas frecuentes: “Un profesional que emite boletas de honorarios no requiere emitir facturas, pues para desempeñar su profesión sólo necesita boletas de honorarios.”

Confiamos en haber despejado tu duda. Para información más exhaustiva sobre estos temas, te invitamos a revisar los siguientes links (nota: algunos son anteriores a la promulgación de ley sobre creación de empresas en 1 día):

Oct
16
Grafiscopio
Lector pregunta: cesión de Derechos, ¿Debe hacerse mediante documento notarial?
Derecho autor, Pregunta, Propiedad Intelectual
0
, , , , , , , , , , , , , , , ,

Por Grafiscopio.com, el lector Eduardo nos pregunta:

“Para ceder los derechos de una obra a cliente, ¿Es necesario hacer un documento notarial? Supongo que una simple hoja firmada no tiene validez legal.” 

Estimado Eduardo:

En el capítulo IX de Creando Derecho: Guía para comprender el Derecho de Autor, titulado “¿Cómo gestionar Derechos de Autor?”, la Corporación innovarte -a través de su Director, el abogado especialista en Propiedad Intelectual, don Luis Villarroel Villalón- se refiere puntualmente a la cesión o transferencia de Derechos. A continuación, un resumen de los principales aspectos:

Según la Ley Nº 17.336 de Propiedad Intelectual chilena, las cesiones deben constar por escrito y ante notario. Además, la escritura de cesión deberá inscribirse en el Departamento de Derechos Intelectuales dentro de 60 días contados desde la fecha de la firma de cesión correspondiente. Si no se inscribe, el contrato de cesión de derechos sólo tiene validez privada (entre las partes que lo suscribieron), pero no pública (respecto de terceros). La cesión se puede efectuar a cambio de un pago o gratuitamente.

Respecto al mismo tema, conviene advertir ciertos puntos:

  • El titular de los Derechos de Autor (el creador de una obra o a quien este haya cedido sus derechos) decide el uso y destino de aquella (excepto en casos donde aplica una excepción o limitación, o tratándose de obra de dominio público).
  • Sólo pueden cederse derechos patrimoniales (publicación, reproducción, adaptación o transformación, traducción, ejecución pública), no así morales (reconocimiento a la paternidad de una obra, reivindicación de ella, en su caso modificación, mantención de obra anónima o seudónima), pues la ley establece que estos últimos no pueden negociarse y pertenecen exclusivamente al creador de una obra.
  • Los derechos patrimoniales de que goza el creador de una obra pueden venderse o cederse de forma independiente, es decir, vender o regalar alguno y retener otro.
  • Existen dos formas de gestionar Derechos de Autor: a) cesión o transferencia de derechos y b) licencia de uso. Al otorgar licencia no cedes ni pierdes tus Derechos patrimoniales. Puedes ver un ejemplo de lo que aborda una licencia de uso en el anexo legal de nuestro Contrato Tipo de Prestación de Servicios Gráficos.

Confiamos en haber aclarado tu inquietud. Saludos.

Jun
21
Grafiscopio
Lector pregunta: propiedad de obra gráfica al retirarse de empresa
Legal, Negociación, Pregunta
3
, , , , , , , , , ,
CASOS
Featured Video Play Icon

Por Twitter, el lector Cristián Saldias nos pregunta:

“¿Qué tan dueño de mis creaciones gráficas soy, al momento de retirarme de una empresa/ agencia?”

Estimado Cristian:

Para responder a tu pregunta habría que ver las condiciones del contrato que firmaste al asumir como trabajador. En ese documento figuran cláusulas sobre propiedad intelectual de las obras creadas (que a menudo el empleado acuerda ceder total o parcialmente a la empresa) y restricciones que impiden divulgar y compartir archivos, creaciones e información confidencial durante un lapso específico o indefinido de tiempo. Ergo, es importante leer cuidadosamente un contrato antes de firmarlo, ya que toda infracción a lo pactado puede considerarse delito, y todo reclamo posterior a su firma está fuera de lugar.

¿PUEDO SUBIRLA A MI PORTAFOLIO?

Recuerda que los contratos se pueden negociar y modificar. Procura que queden pactadas cláusulas que permitan mostrar material en tu portafolio, por cuanto es un uso justo –fair use, y no pretende explotación comercial directa de dicha obra, sino promover tus servicios profesionales.

También debes evaluar si la obra que realizaste para dicha empresa o agencia es íntegramente tuya, o se trata de una creación colaborativa (donde participaron directores, productores, programadores, otros diseñadores, coloristas, fotógrafos, etc) cuya propiedad comparten todas las personas naturales involucradas en la proporción que ellas determinen (lo que incluye derechos morales: puedes mencionar tu autoría o reclamar que se cite tu nombre como participante en la creación de esa obra, pero los demás también pueden). Y aunque fuese íntegramente tuya, podría argumentarse que para materializar dicha obra tuviste que usar equipamiento, servicios básicos y dependencias de la empresa (de acuerdo, podrías ser “quien tuvo la idea”, pero como sabemos, el Derecho de Autor ampara obras, no ideas), todo lo cual aconseja pedir autorización y/o citar fuentes y autores antes de publicar, utilizar, comercializar o reclamar la propiedad de cualquier material que hayas realizado para ellos.

Si por el contrario no firmaste ningún contrato o trabajaste de forma externa, como freelancer, entonces tu caso corresponde a lo que hemos visto en un artículo anterior.

ANEXO: CASOS ESPECIALES DE TITULARIDAD DE DERECHOS

Recuerda que, como vimos en este artículo, las obras creadas por funcionarios públicos pertenecen a su institución.

Confiamos en haber aclarado tus dudas. Saludos!