publicidad
Home  »  Blog  »  publicidad
Ago
26
Grafiscopio
Cuando tu obra aparece en TV… sin permiso
Audiovisual, Derecho autor, Propiedad Intelectual
0
, , , , , , ,

Encontrar casualmente una fotografía, ilustración, diseño o video de tu autoría en televisión es siempre sorpresivo, aunque no siempre halagador. Existe la idea popular -hasta cierto punto avalada por los propios creativos- de que «toda publicidad es buena», lo cual no es cierto en todos los casos y puede prestarse para infracciones más o menos graves. Este artículo no pretende acusar, sino alertar y educar al respecto.

En un tweet (publicado a las 16:38 hrs – 24 jul 2016), el ilustrador chileno @kaekin alertó sobre la publicación de una de sus ilustraciones en la estación televisiva La Red, como documenta la siguiente imagen:

CoKSxerWgAApEiU

Además, al día siguiente el mismo canal de TV publicó en el programa Mentiras Verdaderas una ilustración realizada por Marcelo Pérez Dalannays (Director de Grafiscopio) para revista Muy Interesante Chile (ver screen-cap más abajo).

¿Qué ocurrió aquí? Tal vez se trate de franco desconocimiento de la Propiedad Intelectual, un problema generalizado que lleva a cometer faltas involuntarias -como tomar material gráfico o audiovisual de internet pensando que es de Dominio Público-, lo que sin embargo no es atenuante desde el punto de vista de la Ley chilena, concretamente el Art. 8º de nuestro Código Civil: «Nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que ésta haya entrado en vigencia» y en Chile, la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual fue promulgada el 28 de Agosto de 1970.

1) ¿ES LEGAL USAR IMÁGENES AJENAS EN UN PROGRAMA DE TELEVISIÓN?

Según José Manuel Muñiz, abogado especialista en Derecho de Autor, Consejero para Otros Formatos Audiovisuales del Consejo del Arte y la Industria Audiovisual (CAIA) y docente de Grafiscopio:

«La gente usualmente comete el error de asumir que por estar una imagen disponible en internet, esta se encuentra ubicada en el dominio público o patrimonio cultural común. La verdad es que toda imagen posee -en principio- un titular exclusivo de derechos, y por ende estamos limitados en el uso que podemos darle. Ahora bien, para cada caso existen excepciones legales, que nos permiten hacer uso de obras que en principio nos están prohibidas o impedidas. Un ejemplo para este caso es lo que dispone el Artículo 71 letra B de la ley 17.336 de Propiedad Intelectual, que permite a cualquier persona usar un fragmento de otra obra, sin pagar derechos y sin requerir autorización del titular. Lo importante, sin embargo, es recordar que las excepciones están para permitir un uso en casos específicos. Por ejemplo, en la excepción ya indicada, el uso debe ser para fines de cita, crítica, ilustración de un asunto o enseñanza de este. Además debemos recordar que, aún cuando la excepción nos permite usar la obra sin pagar derechos ni pedir autorizaciones, ello jamás nos exime de la obligación de indicar expresa y claramente la identidad de la obra y de su autor.»

masoneria-la-red

 

2) ¿PUEDE UN LOCAL COMERCIAL MOSTRAR MI OBRA EN PANTALLAS SIN MI PERMISO?

Es común que tiendas de electrónica doméstica exhiban imágenes en televisores y/o monitores de computador para demostrar las propiedades de tales aparatos. ¿Qué ocurre cuando incluyen imágenes ajenas?

Según la Ley chilena existen las llamadas Excepciones y Limitaciones al Derecho de Autor, que son situaciones específicas donde una obra protegida por Derecho de Autor puede ser usada sin autorización del autor ni deber de compensarlo económicamente. En Chile se encuentran normadas por el Art. 71 de la Ley 17.336, que incluye varias letras. Una de ellas, la letra E, señala textualmente:

Artículo 71 E. «En los establecimientos comerciales en que se expongan y vendan instrumentos musicales, aparatos de radio o televisión o cualquier equipo que permita la emisión de sonidos o imágenes, podrán utilizarse libremente y sin pago de remuneración, obras o fonogramas, con el exclusivo objeto de efectuar demostraciones a la clientela, siempre que éstas se realicen dentro del propio local o de la sección del establecimiento destinada a este objeto y en condiciones que eviten su difusión al exterior.

En el caso de los establecimientos comerciales en que se vendan equipos o programas computacionales, será libre y sin pago de remuneración la utilización de obras protegidas obtenidas lícitamente, con el exclusivo objeto de efectuar demostraciones a la clientela y en las mismas condiciones señaladas en el inciso anterior.»

3) ¿QUÉ OCURRE CON LA PUBLICIDAD TELEVISIVA?

Si hay un área inapropiada para usar obra ajena es en Publicidad, dado su carácter específicamente comercial. En cuanto a la producción de material publicitario, el abogado Rodrigo Lavados explica en este artículo que algunas agencias utilizan el trabajo de diversos autores sin haber celebrado contratos que hagan referencia expresa al tema derechos (en su lugar negocian con simple orden de compra), exponiéndose a reclamos de quienes participaron en la creación de tales piezas publicitarias.

Sin perjuicio de lo anterior -y partiendo del supuesto de que se pactaron correctamente derechos- advierte el abogado José Manuel Muñiz que en Publicidad se produce una excepción según la cual no es obligación citar el nombre del (los) autor(es) de una determinada obra gráfica o audiovisual encomendada por un cliente o agencia. El objeto de esta norma es evitar generar confusión en el consumidor (al mezclar marcas y autores). Es por ello que en avisos comerciales televisivos (y publicidad en general) no figuran créditos que mencionen autores.

4) ¿QUÉ SANCIONES IMPLICA USAR IMÁGENES AJENAS EN TELEVISIÓN?

Descontando los casos tipificados como Excepciones y Limitaciones al Derecho de Autor (que son legítimos), y volviendo a nuestro artículo sobre infracciones, la utilización de obra ajena sin autorización es una de las conductas sancionadas por la ley 17.336 (Art. 79 No 1 y 2) con una multa de entre 5 a 1000 UTM, dependiendo del monto del perjuicio.

¿Qué medidas tomar si has sido víctima de este tipo de infracción? Puedes revisar nuestro plan de acción en este artículo.

5) CONSIDERACIONES ADICIONALES

  • En el caso de las obras audiovisuales (videoclip, documental ,etc), no debe olvidarse que muchas veces se trata de obras colaborativas, donde participan varios autores (animador, ilustrador, guionista), por tanto su divulgación exige el consentimiento de todos los coautores y la infracción a sus derechos podría implicar acciones legales no de uno, sino de varios creadores.
  • Como vimos en otro artículo sobre casos excepcionales de titularidad de derechos de autor, las obras creadas por funcionarios públicos pertenecen a su institución, por tanto esta puede permitir el uso por parte de una estación televisiva sin notificar al autor de dicha obra.
Mar
8
Grafiscopio
“Plagio Inc.”: Sobre infracciones a copyright en agencias
Debate, Propiedad Intelectual, Publicidad
1
, , ,
Featured Video Play Icon

El bullado caso de plagio (feb. 2016) en que se vio envuelta la prestigiosa agencia Porta luego de presentar un comercial de TV para CMR Falabella casi idéntico al de Cadillac, vuelve a poner en el tapete la mecánica de trabajo al interior de empresas creativas (agencias publicitarias, productoras audiovisuales, estudios de Diseño) y las repercusiones que puede tener sobre su imagen y la de sus clientes.

Por insólito que parezca, no es primera vez que Porta se ve involucrada en algo así y frente el mismo cliente (Falabella): en 2007 protagonizó el caso “Panda Punk”, verdadero hito en la historia de las licencias Creative Commons en Chile. Aquí surgen dos preguntas: ¿Es que no aprendieron la lección? Y aun más importante, ¿Por qué ocurre esto y cómo remediarlo?

1) LA CULTURA SWEATSHOP

En psiquiatría se dice que la administración de fármacos que no venga acompañada de terapia sólo alivia el síntoma, pero no el problema que lo origina. Análogamente, una multa no impedirá que sigan ocurriendo plagios. En el caso de las agencias hay que buscar las causas en su dinámica de trabajo, fuente de toda práctica viciada, fuga de talentos y/o faltas a la Ética. En este artículo vimos en qué consiste la cultura “sweatshop” y sus dramáticas consecuencias.

Dicha mecánica laboral puede poner presión sobre los ejecutantes, que muchas veces se ven forzados a seguir al pie de la letra instrucciones de directores empeñados en satisfacer las exigencias del cliente a toda costa («quieren ESTO. Hazlo igual»). Deb McAlister comenta la encrucijada en este artículo, que por cierto nos lleva al siguiente punto.

2) RESPONSABILIDAD DEL EQUIPO

Sería injusto e inexacto atribuir responsabilidad ética solamente a los directores creativos o a “la agencia”, como si fuera una entidad impersonal, un edificio operado por máquinas. La culpa en empresas creativas se extiende desde directores hasta ejecutantes, por el hecho palmario de que una campaña o pieza publicitaria no son producidas por un solo hombre. Un diseñador que siguió adelante con el encargo a sabiendas de que era plagio, o guardó silencio para no perder el empleo, o ignoraba que pudiera tratarse de una copia (por escasa cultura general sobre la competencia y/o referentes de su rubro), es igualmente responsable -aunque de nuevo, víctima de la cultura sweatshop-. A esto se refiere Mike Monteiro en su polémica conferencia How designers destroyed the world (2014).

3) DESCONOCIMIENTO SOBRE PROPIEDAD INTELECTUAL

Aparte de la presión y el miedo, un caso de plagio en agencias responde en primer término a desconocimiento (o a veces desprecio) de la Propiedad Intelectual, defecto sistémico que se hizo patente hoy, pero ya existía cuando tuvo lugar el seminario ad-hoc, a cargo del abogado Rodrigo Lavados (2009), y confesado por el entonces presidente de la ANDA (lo que es serio, teniendo en cuenta el Art. 8 de nuestro Código Civil: Nadie podrá alegar ignorancia de la ley después que ésta haya entrado en vigencia.” En Chile la Ley 17.336 sobre Propiedad Intelectual fue promulgada en 1970). Pero téngase presente que este fenómeno afecta no solo a países emergentes. Ocurre también en las “grandes ligas”: baste recordar el caso Ogilvy para Volkswagen, el de varias agencias “tributarias” de Heineken o el de Dentsu Malasia para WWF, que de todos modos no atenúa una falta simplemente porque otros la cometan.

Yo mismo fui víctima de infracción a derechos por parte de una agencia publicitaria, hace unos años. Según el abogado que me representó, los argumentos esgrimidos por la agencia para justificar su proceder no tenían sustento (empezando porque no hubo contrato escrito que hiciera referencia al tema derechos en la forma que dictamina el Art. 20 de la ley precitada), por lo que no tuvieron otra opción que indemnizarme. El punto es que todo esto pudo evitarse de haber existido conocimiento o respeto por la Propiedad Intelectual.

CONCLUSIONES

Hecho el diagnóstico, pasemos al tratamiento. De partida no pretendemos instalar ni fomentar una campaña de desprestigio contra agencias. Son parte de la Industria Creativa y no puede decirse seriamente que un puñado de plagios sean la norma o representen al conjunto. Es más, no todas las que obran mal lo hacen de forma premeditada, como advierte Mike Wolfsohn en su artículo para AdAge. Sin embargo, alertar sobre malas prácticas cumple una función de saneamiento y prevención que no puede ser soslayada.

El remedio, a nuestro criterio, pasa por al menos cuatro medidas:

a) Fortalecimiento y presencia efectiva del tribunal de Ética de la CONAR, para que opere con el mismo rigor que ACID en el Reino Unido, ojalá mediante educación, fiscalización y/o auditoría previas a cualquier infracción.

b) Capacitación en materia de Propiedad Intelectual. A este respecto, Grafiscopio ofrece desde ya sus servicios para dictar taller sobre el tema, exclusivo para agencias, productoras, estudios y/o empresas afines.

c) Formación académica profesional con enfoque holístico y énfasis en materias humanistas, no solamente técnicas o comerciales. Tarea que compete a las Escuelas de Publicidad.

d) Difusión pública y sistemática de este tipo de incidentes, (Ej., Copy Anticopy) para disuadir cualquier reincidencia. Gracias a internet hoy “todo se sabe” y como bien afirmó el Presidente de la Corte Suprema (2014 – 2015), Sergio Muñoz: «No hay mejor antídoto contra la corrupción que la publicidad (en el sentido de difusión) y la transparencia

ANEXOS:

Ene
21
Grafiscopio
Grafiscopio en El Mercurio
Editorial, Uncategorized
3
, , , , , , , , ,

Artículo sobre Grafiscopio publicado hoy en diario El Mercurio (Sección Cultura, página A 10), principal medio de prensa escrita de nuestro país. Otro gran paso en la promoción de nuestro objetivo, para ayudar a estudiantes y profesionales de carreras artísticas.

Vea el artículo completo en este link.

Agradecimiento especial a Carlos Andueza (entrevista) y Sebastián Salgado (fotografía).

Ago
3
Grafiscopio
8 tips sobre Derecho de Autor
Derecho autor, Legal, Metodológico
1
, , , , , , , , , , , , , , , , ,

En esta imagen presentamos 8 importantes tips que tú y tu empleador o cliente deben saber sobre Derecho de Autor. Así podrán evitar malos entendidos e infracciones a la Ley de Propiedad Intelectual.

Para interiorizarse sobre los puntos enunciados en la imagen, recomendamos estudiar los siguientes enlaces:

Mar
7
Grafiscopio
Avisadores y agencias deben regular derechos de autor sobre publicidad
Derecho autor, Legal, Propiedad Intelectual, Publicidad
14
, , , ,

Un llamado a las empresas avisadoras, agencias de publicidad y productoras para que establezcan contratos específicos que determinen claramente los derechos de autor sobre las piezas publicitarias, hizo el abogado especialista en propiedad intelectual Rodrigo Lavados, en el seminario “El Puzzle de la Propiedad Intelectual” organizado por la Asociación Nacional de Avisadores (ANDA).

El profesional del estudio Sargent & Krahn advirtió que la ley chilena considera que los derechos de propiedad intelectual sobre todo tipo de contenidos -gráficos, audiovisuales, conceptuales, etc.- pertenecen a las personas naturales que los crearon. Por ello, si avisadores y agencias no clarifican esta materia a través de contratos con sus empleados, quien paga o encarga el trabajo publicitario NO es ante la ley el dueño del mismo, lo que puede dar origen a restricciones en su comercialización o reclamos de quienes participaron en su creación.

“Como en los contenidos publicitarios participan muchas personas, se hace muy difícil comercializarlos. La idea de fondo es que internamente agencias, productoras y avisadores regulen la situación de sus dependientes, siempre a través de contratos específicos con todos los requisitos que establece la ley, de manera tal que cuando se comercialicen esos contenidos se tenga claridad de que quienes están comercializándolos son los dueños”, recomendó Lavados.

El abogado expuso esta materia ante una nutrida concurrencia compuesta de abogados y profesionales del marketing, quienes valoraron esta instancia para interiorizarse de una materia que por lo general es pasada por alto hasta que genera conflictos.

“En Chile, la realidad en esta materia es muy informal; las relaciones entre agencias operan con órdenes de compra y encargos, pero en general no hay contratos, y cuando hay, no se refieren específicamente a este tema”, alertó Lavados.

Coincidentemente, el Presidente de ANDA, Mario Davis, atribuyó en parte al desconocimiento de la ley el hecho de que el tema de la Propiedad Intelectual y los derechos de autor no estén presentes en el día a día de la industria publicitaria.

“Definitivamente, la mayor parte de la gente quiere hacer las cosas bien, no estamos hablando de malas intenciones, pero esto no se da un poco por desconocimiento y porque no existe el hábito de abordarlo de manera planificada y sistemática”, expresó Davis.

En el seminario participó también Pablo Jaeger, abogado del Consejo Nacional de Autorregulación y Ética Publicitaria, CONAR, quien presentó diversos casos sancionados por el organismo por infracciones al Código de Ética Publicitaria relativas a derechos de autor. Así mismo, Juan Cristóbal Gumucio, del estudio Sargent & Krahn, profundizó en la legislación chilena contra imitaciones y aprovechamiento de terceros, exponiendo casos que han llegado a tribunales tanto en el país como en el extranjero.

(Fuente texto + imagen: website “mundo publicitario”, Diario El Mercurio Online, 2009. Ver captura de pantalla original aquí.)