tarifa
Home  »  Blog  »  tarifa
Oct
29
Grafiscopio
Calculadoras, convertidores e indicadores de valores
Metodológico, Tarifas, Tributario
1
, , , , , , , ,

El trabajo creativo va de la mano con tareas como el cobro de honorarios y pago de impuestos. Sea que tengamos clientes locales o extranjeros, debemos emitir boletas o facturas y calcular los montos respectivos. Este proceso puede simplificarse gracias a las herramientas disponibles en la red, que hemos compilado en un solo artículo (en permanente actualización), para hacerlo aun más práctico y sencillo.

Agradecemos cualquier aporte o corrección a los datos aquí expuestos (sean plataformas en línea o Apps). Idealmente incluir una descripción para explicar en qué consiste y/o cuál es la contribución a la información ya publicada.

1) CALCULADORAS DE IMPUESTOS PARA LLENAR BOLETA DE HONORARIOS (10%)

Bolettta
Calculadora para llenado de boleta de honorarios. Expresa montos según cómo hayan sido pactados los honorarios con el cliente (en valores brutos o líquidos).
http://silogismo.com/bolettta/
Autor: @juque / silogismo.com

Calculadora de Impuestos en Chile
Boletas (10%) y Facturas (19%)
http://www.buscavina.com/iva.html

2) CONVERTIDORES: PESO A UF / UF A PESO

Calculadora de presupuesto en UF
Válida dentro de Chile. Permite expresar presupuesto en Unidad de Fomento (UF), que es un valor reajustable de acuerdo con la inflación. A diferencia de montos expresados en pesos, evita la depreciación en el tiempo y presenta al cliente un valor perceptualmente más fácil de digerir (40 UF suena menos duro que $1.000.000, pero es lo mismo).
https://franciscoamk.com/calcular-presupuesto-en-uf/
Autor: Francisco Aguilera / FranciscoAMK

UFaPesos
Válida dentro de Chile. Convertidor de UF a peso, de UTM a peso y de Dólar a peso.
http://www.ufapesos.cl/

3) CALCULADORAS DE IVA (en Chile 19%)

Calculadora de IVA
Cuanto impuesto se paga sobre bienes inmuebles y servicios de personas y empresas. Puede servir para calcular el precio efectivo de insumos o servicios (p. ej. impresión) a cuyos valores originales debes sumar el IVA (“+ IVA”). Ojo: si vas a emitir una boleta de honorarios no corresponde hablar de IVA, ya que este valor es para facturas.
http://www.iva.cl/

Calculadora de Impuestos en Chile
Boletas (10%) y Facturas (19%)
http://www.buscavina.com/iva.html

4) CALCULADORA DE IPC

Calculadora IPC
Aplicación que permite calcular la tasa de variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) entre dos periodos y actualizar (o “reajustar”) valores monetarios expresados en pesos. En pocas palabras, si te deben un pago hace 1 año ¿A cuánto equivale ese valor hoy?
Autor: Instituto Nacional de Estadísticas (INE)
http://encina.ine.cl/CALCULADORA/

5) CONVERTIDORES DE DÓLAR A PESO / PESO A DÓLAR
Para negociar con clientes extranjeros.

Valor-Dólar
Calculadora e indicador Valor del Dólar actual en Chile
http://www.valor-dolar.cl/

Conversor.cl
http://www.conversor.cl/

6) CONVERTIDORES DE EURO A PESO / PESO A EURO (€)

Valor-Dolar/Euro
http://www.valor-dolar.cl/valor-euro

Money Converter
http://themoneyconverter.com/ES/CLP/EUR.aspx

Nacionales.cl
http://www.nacionales.cl/valor-euro

7) CALCULADORAS DE VALOR POR HORA DE TRABAJO

Calculadora Freelance
Autora: Laura López (España)
http://www.calculadorafreelance.com/

Cuánto cobrar por hora de servicios
Autor: Cosmonauta (México)
http://cosmonauta.mx/toolbox/precioporhora.html

8) CALCULADORAS DE SUELDO

Calculadora de sueldo líquido / herramienta de liquidación de sueldo
Para saber cuál será el dinero que recibirás mensualmente en tu bolsillo (sueldo “líquido”). También útil si estás negociando un sueldo y no sabes el sueldo bruto que debes pedir.

Jun
3
Grafiscopio
En qué fijarse al firmar contrato
Cliente, Metodológico, Negociación
1
, , , , , ,

Todos conocemos el caso del niño “Tarro” y los reclamos de su madre, por estimar mezquina la recompensa por el protagónico de un comercial de tv. El problema es que ya había un contrato firmado. Para que no nos pase lo mismo, veamos a qué prestar atención antes de estampar nuestra rúbrica en el documento.

Investigando sobre el tema llegué a este artículo sobre lesión contractual, o sea explotar la inferioridad económica, socio-cultural o inexperiencia de una de las partes. Por ello es crucial informarse, evitando que la ignorancia o necesidad nos haga firmar a ciegas un contrato cuyos alcances no entendemos.

1) CLÁUSULAS BÁSICAS

Un contrato elemental debería indicar en forma clara y expresa:

  • Las partes que firman
  • La tarea a realizar: quién la encomienda y quién la realiza
  • El plazo en que se realizará
  • El monto que se pagará, la forma de pago (p. ej.: “dos pagos: anticipo 50% y restante a contraentrega”) y la fecha en que se pagará
  • Si eres freelance, apuntar que no existirá vínculo de subordinación y dependencia, sino que la tarea será ejecutada en forma independiente y autónoma
  • Derechos: la forma en que autorizas sea usada tu obra

2) CLÁUSULAS IMPRESCINDIBLES

Como vimos en otro artículo, Mike Monteiro (diseñador) y su abogado Gabe Levine recomiendan no firmar contratos a menos que incluyan:

  • IP (intellectual property) transfers on full payment (Cesión de derechos una vez que se reciba el pago completo). “Tu trabajo no puede ser usado hasta que no te lo paguen completamente”. Esto evita que infrinjan tu derecho de autor (uso no autorizado, plagio, etc) y sirve como acicate para que te paguen a tiempo.
  • Termination (Kill fee): monto que cliente debe pagar si decide poner término abrupto al encargo (antes de ser entregado) o a la relación con el diseñador.
  • Liability (responsabilidad): “Asegúrate de no ser responsable por cosas que el contrato te endosa. Por ejemplo, si te encargaron un website y por descuido firmas un documento donde aceptas toda responsabilidad, resulta que si usaste imágenes de internet o que están protegidas, podrías verte incluso obligado a indemnizar a tu cliente por infracción de copyright.“

3) DERECHOS

La Propiedad Intelectual es materia crítica. Muchos creativos y clientes la desconocen o desestiman, lo que puede tener serio impacto durante y después de la negociación (incluso si el trabajo ya fue pagado). Básicamente un contrato debería detallar en forma clara y explícita:

  • Aplicaciones: forma en que será usada tu obra / diseño (¿Impreso?, ¿Televisión?, ¿Web?, ¿Todos?)
  • Plazo: tiempo durante el cuál será usada tu obra / diseño (¿Quincenal?, ¿Mensual?, ¿Anual?, ¿Indefinido?)
  • Territorio: espacio físico en que será usada tu obra / diseño (¿Local?, ¿Regional?, ¿Nacional?, ¿Internacional?)

Por supuesto, a mayor extensión de cada una de estas variables, mayor debería ser la tarifa.

Qué cláusulas se deben evitar:

La guía Letras al Derecho (CERLALC) es tal vez la más completa fuente para entender en profundidad cómo negociar derechos. Incluso ofrece dos secciones tituladas: “Que no le pase” y “Aprendiendo a negociar” con estudio de casos y análisis detallado de esos típicos contratos con cláusulas poco definidas (ergo engañosas o perjudiciales).

En líneas generales, diversas fuentes recomiendan EVITAR:

  • Cesión total de derechos: ya que es otorgar demasiados privilegios en negociaciones que en la práctica no los necesitan. Preferir las licencias, que son una autorización de uso pero NO una cesión. En otras palabras, el creador de una obra o diseño conserva la titularidad de derecho de autor para comercializar con su trabajo. Si a pesar de todo cliente quiere todos los derechos, recuerda cobrar una tarifa acorde y que en Chile esta transferencia debe realizarse según un protocolo legal establecido.
  • Licencia exclusiva: Según la misma guía precitada: “a pesar de ser una autorización de uso y no estar desprendiéndose de sus derechos, lo cierto es que otorgarla de forma exclusiva, implica que las formas de explotación concedidas no podrán ser utilizadas ni siquiera por él mismo.” Preferir Licencia NO exclusiva.
  • Cláusulas que permitan usar tu obra “en cualquier aplicación o formato existente o futuro”. Esto equivale a dar mucho poder a quien compra tu obra o diseño, ya que a futuro podría surgir una aplicación sumamente rentable en la que no tendrás participación por haber cedido derechos.

4) TARIFA

Para no ser un “niño Tarro” (o mejor dicho, no verte en el escenario de su madre: presentar reparos por el monto una vez que se ha firmado contrato), investiga a conciencia cuánto te costó ejecutar el diseño, cuántos derechos estás entregando y qué valor vas a aportar al negocio de tu cliente. El contrato debería no solo mostrar esa cifra, sino además la forma de pago y especialmente la fecha en que se pagará. Si este último dato no aparece, queda abierta la puerta para retrasos o evasivas.

5) EL ACTO DE FIRMAR

Cuando estés frente al documento, lápiz en mano, ten en cuenta:

  • NUNCA firmar un contrato cuyas cláusulas o alcances no entiendes: si es preciso, asesórate con un abogado especialista en propiedad intelectual, para que te oriente y explique lo que estás negociando, cediendo o aceptando.
  • NUNCA firmar contrato con una pistola en la cabeza: tómate tu tiempo para estudiar el documento. Revísalo con calma. Si alguien te presiona para que firmes contra reloj es porque espera que pases por alto algo importante.
  • Recuerda que al firmar contrato deben distribuirse dos copias idénticas: una para el cliente y otra para ti. Ambas deben estar firmadas por cliente y por ti. Conserva la tuya.
  • No olvides que el contrato es un acuerdo entre DOS partes, no imposición de una a la otra. Si ves que alguna cláusula no te convence -o directamente te perjudica- hazlo saber a tu contraparte para que sea modificada antes de firmar.

ANEXO: CONTRATOS LEONINOS

Se denomina contrato leonino a aquel que beneficia excesivamente a una de las partes (generalmente, el cliente) y perjudica a la otra (el proveedor de servicios gráficos, que debe absorber pérdidas y responsabilizarse por todo tipo de eventos). No es extraño que colegas principiantes -o necesitados de trabajo, o que ignoran el significado y alcance de las cláusulas- acepten firmar un contrato leonino que puede ponerlos en riesgo legal (si infringen involuntaria o deliberadamente algún punto) o financiero (al ceder o transferir excesivos derechos sobre su obra). Por todo lo anterior, repito y recalco mi llamado a no firmar un documento que no comprendas a cabalidad, mucho menos si te exigen hacerlo rápido o “a ojos cerrados”. Asesórate con un abogado (propio, no el de la empresa que espera tu firma, ya que es “juez y parte”: actúa en favor de su representado) y estudia el valor (moral y comercial) de la propiedad intelectual asociada a tu obra. A no ser que hablemos de una remuneración suntuosa, la mayoría de las veces una cesión completa de derechos patrimoniales implica que perderás dinero, pues el dueño de tu obra -y titular de derechos de autor desde que los cediste- puede usarla, reproducirla y modificarla como quiera y por el tiempo que quiera. Es decir, vendiste 1 trabajo que a su vez podría venderse en 10, 15 o 20 productos sin que nada de esas ganancias llegue a tus bolsillos. ¿Qué pasa si tu obra resulta un éxito de ventas? Piénsalo. (“No es gran cosa”, “No me tomó nada hacerla”, “no usaré esa obra para nada más”. Lo mismo pensaba este colega.)

Piénsalo: si tu contraparte quiere imponer cláusulas que le otorguen amplios poderes sobre tu obra es porque esta ¡TIENE VALOR! No la regales. No temas ponerte firme. Los que dicen “sí” a cualquier cosa pueden ser preferidos, pero difícilmente serán respetados.

Para saber cómo negociar derechos y a qué prestar atención antes de firmar un contrato, no dejes de leer la guía “Letras al Derecho” (CERLALC), secciones: Aprendiendo a negociar, Claves para una buena negociación, Que no le pase.

Lecturas recomendadas:

Abr
22
Grafiscopio
La importancia de reajustar tarifas
Comercial, Negociación, Tarifas
1
, , , , , , , , , ,

“El costo de la vida sube otra vez”, reza una popular canción, y los servicios profesionales no escapan a la regla. Puede que ejecutar un diseño nos tome la misma cantidad de horas que hace 1 año, pero mientras tanto vemos cómo sube el precio de los servicios básicos (electricidad, gas, agua, etc), gastos fijos (arriendo, locomoción colectiva o bencina) y hasta los insumos (papel, tinta, libros, materiales, etc); todos gastos inherentes a nuestro trabajo. Por ello es importante reajustar tarifas de acuerdo a la realidad en que vivimos.

UNIDAD DE COBRO

Los freelanceros tendemos a expresar tarifas en unidad monetaria (pesos) y mantenerlas fijas por años, incluso décadas, sin considerar la inflación (es decir, el aumento de los precios del mercado) o el IPC. De pronto nos damos cuenta de que antes hacíamos el mes con 3 encargos, y hoy no alcanzan. O bien recibimos un pago pendiente hace meses y notamos que ya no vale lo mismo que cuando propusimos la cifra. Por ello algunos veteranos recomiendan cobrar en Unidad de Fomento (UF), para compensar la depreciación monetaria y hacer que tus honorarios tengan el mismo valor a medida que pasa el tiempo. Es verdad: la UF es una unidad de cuenta variable, pero si la estudias históricamente verás que sube en forma estable. Además, y como advierten algunos colegas, los montos expresados en UF no suenan tan abultados como aquellos en pesos, aunque sean equivalentes. Por lo tanto ofrecen una ventaja estratégica.

PEDIR UN AUMENTO

En el universo del empleo fijo, con contrato indefinido, es normal e incluso lógico pedir un aumento de sueldo, por las razones que explico al comienzo y porque denota ambición profesional. Sin embargo, expertos laborales recomiendan NO pedirlo antes de 6 meses de pertenencia a una compañía. El mismo criterio debe orientar el reajuste tarifario de servicios profesionales autónomos: si llevas 6 meses o 1 año trabajando para el mismo cliente, puedes avisarle con tiempo que a partir del siguiente período elevarás tus tarifas. Pero ojo: es MUY importante obtener feedback previo y ojalá continuo, para saber si tu trabajo ha tenido impacto o reportado ganancias comprobables.

¿CUÁNTO SUBIR?

¿Está bien subir 5 mil pesos?, ¿10 mil?, ¿No será mucho?, ¿Es mejor un porcentaje? Aquí no existen fórmulas de validez absoluta. Cada profesional definirá un incremento según su realidad (relevancia del cliente, capacidades, experiencia y necesidades propias) y las posibilidades de su contraparte. Un buen artículo de PlaceHunter.cl indica que para aumentos de sueldo en empleos fijos es razonable pedir entre un 15% y 30% (considerando que un incremento de 15% representa tres veces la inflación). Por cierto no conviene aplicar equivalencia demasiado literal entre empleo fijo y encargo puntual o temporal, pero sí tener en cuenta el otro consejo de la misma fuente: saber la escala de salarios (o tarifas) en que te mueves: investigar cuánto cobra un profesional con tus mismas o similares características (experiencia, habilidades, cartera o relevancia de clientes, país o ciudad en que reside, etc), para que un eventual alza de tus precios no te haga inalcanzable, sobrestimado y/o poco competitivo.

COTIZACIONES PREVISIONALES

Como sabes, a partir del año 2015, quienes trabajamos en forma independiente y/o a honorarios estamos obligados a cotizar. Algunos colegas lo consideran motivo suficiente para elevar tarifas y compensar la parte de nuestra devolución de impuestos que irá forzosamente destinada a ese fin. Analizaré este punto en un próximo artículo.

NO TEMAS

A muchos freelanceros les acompleja cobrar. Y de subir tarifas, ni hablar. Piensan que perderán clientes y esas cosas. La verdad no hay nada qué temer, salvo que tu trabajo no esté a la altura. Por si no sabes, los trabajadores independientes somos más económicos que un empleado, ya que nuestro empleador no está obligado a pagarnos cotizaciones, vacaciones, etc., así que una pequeña alza en tus tarifas sigue siendo rentable, sobre todo si tu cliente es extranjero y de países desarrollados, donde tu equivalente cobra 2 o 3 veces lo que tú. Y como digo al comienzo, lo que haces al reajustar no es encarecer tus servicios, sino simplemente asegurarte de que valgan lo mismo que hace dos, tres o más años.

Nota: reajustar tarifas no siempre implica un alza. A veces la situación económica o política de un país o de un cliente (p. ej., una crisis) obliga a bajar precios para seguir siendo competitivo. Por ello es bueno estudiar las condiciones que rodean a nuestro trabajo y no olvidar que de pronto es mejor ganar un poco menos pero que nos encarguen con frecuencia, antes que cobrar una fortuna y que no vuelvan a llamarnos. Lo importante es saber hallar el punto de equilibrio en que nuestro negocio sea siempre rentable.

Ene
10
Grafiscopio
Lector pregunta: cómo cobrar por afiche para evento masivo
Cotización, Negociación, Pregunta
3
, , , , , , , ,

A través de un mensaje privado por Facebook, un lector nos pregunta:

“necesito saber cómo cobrar por un afiche para una fiesta masiva. Estoy algo confundido. Espero me ayuden.”

Estimado,

para presupuestar debes considerar varios aspectos:

1) TU EXPERIENCIA DISEÑANDO AFICHES DE ESE TIPO

El cobro es distinto para un primerizo que para alguien con un portafolio robusto de afiches para eventos masivos o relevantes, ya que este último tiene pruebas comprobables de éxito comercial de sus servicios profesionales.

2) EL PROBLEMA CON LA HORA-HOMBRE

Un método bastante popular es el de calcular el valor de nuestra Hora-Hombre (HH) y según eso cobrar. Pero este sistema tiene limitaciones. Supongamos que tardas 2 horas en diseñar el afiche para un almacén de barrio, y luego te encargan diseñar otro para una empresa multinacional, que también toma 2 horas. ¿Vas a cobrarles lo mismo? Obviamente no. Esto explica porque algunos recomiendan descartar de plano el cobro por HH.

3) DERECHOS

Al momento de cobrar, los derechos son tan o más importantes que la simple ejecución de una tarea, por cuanto el trabajo se realiza una sola vez, pero el uso de esa obra puede extenderse a diversos formatos, difusión internacional, o reediciones y adaptaciones consecutivas. Debes asegurarte de cubrir tales eventualidades cobrando derechos en una de las siguientes formas: de una sola vez, por un monto total estimado (“tanto alzado”), o bien regalías (“royalties” o participación en el producto de la venta, que puede ser un porcentaje acordado entre tú y cliente).

Antes de proponer una cifra, pregunta a tu cliente cómo piensa usar el afiche:

– ¿Sólo en impreso o también en medio web y móviles, televisión, etc?
– ¿Difusión local, regional, nacional o internacional?
– ¿Qué vigencia tendrá? Terminada la fiesta no volverá a ser usado o quieren seguir mostrándolo en algún canal?
– ¿Piensan reproducirlo en otros formatos impresos como flyers, insertos de prensa o revistas, etc?

En cuanto a la negociación misma:

3) REFERENCIA DE TARIFA

Para que te hagas una idea, el premio por concurso nacional para diseñar afiche del Festival de Viña pagaba cerca de $1,5 millones cuando gané el 1er lugar (2004). Por su parte, el concurso afiche Lollapalooza Chile 2014: $1 millón. Afiches de marketing interno en empresas grandes rondan los $700~$800 o más. Las cifras son referenciales y pueden aumentar o disminuir dependiendo de todas las condiciones que señalo más arriba.

Para conocer un modelo de contrato con licencia de uso, revisa el disponible aquí en Grafiscopio.

Para saber cómo negociar derechos, revisa estos 2 links:

Material adicional: