video
Home  »  Blog  »  video
Mar
28
Grafiscopio
Derecho de Autor y Contratos en el medio Audiovisual
Audiovisual, Derecho autor, Negociación
0
, , , ,

Pocos realizadores audiovisuales saben cómo operan los derechos en su área. La información disponible es escasa o está dispersa, lo que puede ocasionar graves perjuicios tanto financieros como legales. Este artículo busca ayudarles a despejar dudas, o por lo menos visibilizar un asunto que debe ser incorporado a su quehacer y exige investigación en profundidad, pues resumirlo en unas cuantas líneas sería imposible.

1) ¿QUÉ SIGNIFICA AUDIOVISUAL?

Parece obvio que hablamos de cualquier creación compuesta por imagen + sonido, como el cine, televisión, publicidad de TV, videos, animación (motion graphics), y en gral toda presentación proyectada en una pantalla o soporte. Sin embargo, la definición no es tan clara en el caso de videojuegos, que según la OMPI son al mismo tiempo obra audiovisual y software (en la proporción que cada país determina). Además, se ha de tomar en cuenta una distinción importante para negociación de creaciones audiovisuales, y es aquella entre Obra y Producción.

Al respecto, el Art. 3º de la Ley 19.981 sobre Fomento Audiovisual en Chile (2004, actualizada en 2006) define:

a) Obra audiovisual: Toda creación expresada mediante una serie de imágenes asociadas, con o sin sonorización, incorporadas, fijadas o grabadas en cualquier soporte, que esté destinada a ser mostrada a través de aparatos de proyección o cualquier otro medio de comunicación o de difusión de la imagen y del sonido, se comercialice o no.

b) Producción audiovisual: El conjunto sistematizado de aportes creativos y de actividades intelectuales, técnicas y económicas conducentes a la elaboración de una obra audiovisual. La producción reconoce las etapas de investigación, preproducción o desarrollo de proyectos, de rodaje y de posproducción, así como las actividades de promoción y distribución a cargo del productor.

cod-audiovisual-trama

2) ¿ESTÁN LAS CREACIONES AUDIOVISUALES PROTEGIDAS POR DERECHO DE AUTOR?

Si hablamos de intérpretes o ejecutantes -actores, cantantes-, el asunto está aun en discusión a nivel mundial (al respecto, Chile fue el primer país latinoamericano, y séptimo en el mundo, en ratificar el tratado de Beijing sobre interpretaciones y ejecuciones audiovisuales, para proteger a ejecutantes de obras audiovisuales). Estos son los llamados derechos conexos, que competen a intérpretes.

Si hablamos de obras y producciones audiovisuales, la respuesta es: sí. En Chile el Art. 3º de la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual señala que «quedan especialmente protegidos con arreglo a la presente ley»:

5) Las adaptaciones radiales o televisuales de cualquiera producción literaria, las obras originalmente producidas por la radio o la televisión, así como los libretos y guiones correspondientes.

8) Las obras cinematográficas.

10) Las esferas geográficas o armilares, así como los trabajos plásticos relativos a la geografía, topografía o a cualquiera otra ciencia, y en general los materiales audiovisuales.

15) Los videogramas y diaporamas.

3) ¿CÓMO OPERA EL DERECHO DE AUTOR EN EL ÁMBITO AUDIOVISUAL?

La misma ley antes mencionada contiene varios artículos que hablan de “obra” en general y son también aplicables al área que nos convoca (P. ej., arts. 18 al 20). Sin embargo, conviene advertir que las creaciones audiovisuales suele involucrar el trabajo de varios autores (imagen, sonido, etc) y personas (desde Productor a asistentes de cámara y otros operarios técnicos), por tanto se trata de obras en colaboración más que individuales (aunque estas últimas también son posibles). Lo anterior es clave para determinar a quién pertenece la obra y de qué forma.

El Código de Buenas Prácticas Profesionales en las Artes Audiovisuales (Proyecto TRAMA, Red de Trabajadores de la Cultura – Chile) es un documento exhaustivo que regula y define las relaciones laborales y contractuales en dicha área. Ofrece información y recomendaciones que van desde jornada de trabajo hasta anatomía de un contrato; Lectura primordial, ya que muchas veces el creador audiovisual ejercerá su labor por cuenta propia, en forma independiente (freelancer) o por período de tiempo acotado, es decir no sujeto a la rigurosa protección del Código del Trabajo, sino a la voluntad de las partes, característica de acuerdos civiles, lo que hace imperioso un correcto rayado de cancha a través de contratos a honorarios. ¿Qué sucede en cambio, cuando es un empleado con contrato indefinido? Veamos el próximo punto:

3.1) El creador audiovisual contratado en empresa

En este escenario (trabajo con contrato indefinido y sueldo, bajo régimen de dependencia y subordinación; NO freelance a honorarios), las condiciones de desempeño y propiedad de la obra deberían regirse por el contrato laboral entre empleado y empleador. Ahora, si se trata de un funcionario público (p. ej., de alguna organización, institución o fundación estatal), su obra y trabajo quedan sujetos a los casos especiales de titularidad que estudiamos aquí, uno de los cuáles determina que las obras creadas por funcionarios públicos pertenecen a su institución.

3.2) Producción Audiovisual

Más arriba distinguimos entre Obra y Producción audiovisual. En tal sentido, el Párrafo II sobre “Normas Especiales” de la Ley 17.336 chilena se refiere específicamente a la figura y atribuciones del productor de una obra cinematográfica, en sus arts. 25 al 34.

4) DOCUMENTACIÓN

Este apartado tiene por objeto recopilar y poner a disposición de realizadores audiovisuales información básica para el trabajo profesional.

4.1) Leyes

  • Ley 17.336 de Propiedad Intelectual (Derecho de Autor) Chile
  • Ley 19.889 de los trabajadores del Arte y el espectáculo Chile
  • Ley 19.981 de Fomento al Audiovisual Chile
  • Ley de Donaciones Culturales Chile

4.2) Sitios de interés / información

4.3) Entidades relacionadas con Obra, Producción e Intérpretes Audiovisuales en Chile

4.4) Modelos de contrato Audiovisual

Abr
7
Grafiscopio
Cómo inscribir una obra en el Depto. de Derechos Intelectuales (DDI) Chile
Derecho autor, Metodológico, Propiedad Intelectual
3
, , , , , ,
Featured Video Play Icon

En este video-tutorial de 3,5 minutos te enseñaré a inscribir (o registrar) en línea una obra gráfica o visual en el Departamento de Derechos Intelectuales (DDI) de Chile, organismo vinculado a la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM). Es importante que leas este artículo antes de proceder con el trámite:

1) ¿DÓNDE INSCRIBO UNA OBRA?

Para ir directamente a la sección de inscripción de obra, modalidad en línea, haz click AQUÍ.
(También puedes ir personalmente a inscribirla, en calle Herrera #360, comuna de Santiago, a pasos de metro estación Quinta Normal.)

2) ¿ES OBLIGACIÓN INSCRIBIR O REGISTRAR UNA OBRA PARA QUE ESTÉ PROTEGIDA POR DERECHO DE AUTOR?

No. El Derecho de Autor ampara a una obra por su mera creación y no requiere ninguna formalidad para existir. Sin embargo, la inscripción es importante.

3) ¿PARA QUÉ SIRVE INSCRIBIR UNA OBRA?

Según Revistas Abiertas (ONG Derechos Digitales), inscribir «resulta conveniente, en especial cuando hay intención de explotar comercialmente una obra. La función que cumple la inscripción de una obra en el registro correspondiente es la de preconstitución de prueba; es decir, se presume que quien inscribe una obra como propia en el Registro es el autor de esa obra y tiene todos los derechos sobre la misma.» Además, el propio DDI señala que la inscripción es una valiosa prueba sobre la originalidad de una obra, reduciendo la posibilidad de plagio o evitando el uso y/o explotación comercial de otra obra muy similar. En el peor de los casos, la inscripción puede servir como evidencia pública de autoría, en caso de litigio.

4) ¿DEBO INSCRIBIR TODAS MIS OBRAS?

Como me planteó el abogado Andrés Grünewaldt, del Estudio jurídico Silva & Cía., no es necesario inscribir toda tu obra, pero sí es conveniente hacerlo con aquella relevante, p. ej., tu trabajo hecho para alguna campaña publicitaria, concurso, o como medida de prevención al entregar material gráfico para postular a algún empleo, si te someten a examen o “prueba de creatividad” (a pesar de que Grafiscopio rechaza este tipo de tests de admisión, por cuanto fomentan el trabajo especulativo).

¿QUIÉN PUEDE INSCRIBIR UNA OBRA?

Como señala el sitio ChileAtiende el registro “puede realizarse por el propio titular, por quien obtenga tal calidad por medio de la respectiva transferencia o transmisión de los derechos, o por una resolución judicial o administrativa.” Lo que nos lleva al siguiente punto:

5) ¿QUÉ SIGNIFICA EL BOTÓN “AGREGAR TITULAR”? ¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE AUTOR Y TITULAR?

El primer paso en el proceso de inscripción de obra exige “Agregar titular”: esto quiere decir quién es el dueño de los derechos patrimoniales de la obra. En el momento en que creamos una obra somos al mismo tiempo autores y titulares, pero si cedemos todos los derechos a un cliente, seguimos siendo autores (por cuanto los derechos morales son irrenunciables), pero hemos transferido la titularidad a ese cliente (que ahora es dueño de los derechos patrimoniales, o sea los de explotación comercial de la obra). Por eso en el min. 1:31 puedes ver un apartado que dice “INFORMACIÓN SOLICITANTE: ¿Es el solicitante la misma persona que el titular?”.

6) ¿PUEDO INSCRIBIR UNA IDEA?

No. El Derecho de Autor ampara obras, no ideas (nadie puede reclamar propiedad sobre el pensamiento), y esta misma lógica aplica en el caso de inscripciones. Sin embargo, no es obligación inscribir una obra acabada: basta un boceto o incluso un bosquejo rápido hecho sobre servilleta, siempre y cuando sea legible y su aporte de originalidad sea evidente. Por otro lado, una idea puede inscribirse como texto, pero de nuevo: debe ser original y suficientemente creativo, no un pensamiento genérico.

7) ¿CUÁNTO VALE INSCRIBIR UNA OBRA?

Según el Art. 76 de la Ley 17.336 de Propiedad Intelectual chilena:

“La inscripción en el Registro de la Propiedad Intelectual se hará previo pago de los siguientes derechos calculados en porcentajes sobre una unidad tributaria mensual (UTM):
1.- Proyectos de ingeniería, de arquitectura y programas computacionales, 35%;
2.- Obras cinematográficas, 40%, y
3.- Cualquier otra inscripción de las contempladas en esta ley, 10%.”

Es decir, la inscripción de una obra visual o diseño gráfico cuesta el 10% de 1 UTM. Sin embargo, hace años acudí personalmente a inscribir 5 ilustraciones para una campaña publicitaria, y el DDI me permitió gentilmente inscribir todas por el precio de una. Si tienes dudas, lo mejor es que consultes antes de proceder a inscripción.

8) ¿CUÁNTO TARDA ESTE TRÁMITE?

El proceso en línea me tomó en total cerca de 10 minutos. Sin embargo, la recepción del certificado (momento en que, en rigor, finaliza el trámite) tardó 1 mes. Ignoro si esta tardanza obedece a problemas burocráticos, al tiempo que toma cotejar la obra con otras del archivo (para determinar su originalidad) o al momento en que realicé el trámite (enero, éxodo masivo por vacaciones de verano).

9) ¿TIENE VALIDEZ LEGAL EL CERTIFICADO ESCANEADO QUE LLEGA A MI MAIL?

Fue precisamente lo que pregunté al DDI tras recibirlo. Les comenté que, según entiendo, la firma en un documento escaneado no tiene validez legal, con lo que estuvieron de acuerdo. Me ofrecieron la opción de pasar a retirar una copia personalmente a sus oficinas.

10) ¿PUEDO INSCRIBIR UNA OBRA QUE ME ENCARGÓ UN CLIENTE, O MIENTRAS SE DESARROLLA EL PROYECTO?, ¿EN QUÉ CASOS MI INSCRIPCIÓN PODRÍA SER IMPUGNADA?

Depende. Como vimos en este artículo, las instrucciones no bastan para atribuirse autoría de una obra por encargo, de manera que un cliente no puede considerarse co-autor ni evitar que la inscribas, a menos que exista un aporte creativo sustancial de su parte (p. ej., un guión, material gráfico, una novela en el caso de narrativa gráfica, etc). También es importante revisar las condiciones de un contrato -si es que lo hubo- para verificar en qué medida la titularidad de la obra pertenece al cliente. Por ej., el modelo de contrato Grafiscopio, revisado por el abogado Andrés Grünewaldt (Estudio jurídico Silva & Cía) manifiesta expresamente que el cliente autoriza al profesional creativo para inscribir la obra. Finalmente, considera los casos especiales de titularidad que advierten los abogados José Ignacio Gallardo y Juan Carlos Lara (ONG Derechos Digitales), y que podrían invalidar la inscripción de este tipo de obras. Todo lo anterior nos lleva al siguiente punto:

El portal ChileAtiende indica:

“El conservador de derechos intelectuales (jefe del Departamento de Derechos Intelectuales, DDI) podrá oponerse a la inscripción cuando ella no se refiera a bienes protegidos por los derechos de autor o los derechos conexos. También, cuando sea evidente que el bien protegido solicitado no pertenece a la persona a cuyo nombre se solicita la inscripción.

Además, deberá negarse a inscribir cuando:

– Se solicita la inscripción a favor de una persona distinta de la que aparece como autor y/o como titular de los derechos en el ejemplar o documentos que se registran, ya sea por nombre verdadero o por seudónimo inscrito.
– Se solicita la inscripción de una obra bajo seudónimo no inscrito o que no se inscribe simultáneamente.
– Se solicita el registro de seudónimos no usados públicamente.
– Las sentencias y autos aprobatorios judiciales no están ejecutoriados, pudiendo al efecto exigir constancia fehaciente.
No se presenten los instrumentos públicos o privados autorizados ante notario que acrediten los derechos transferidos entre vivos o transmitidos por causa de muerte.
– No se cumplan los requisitos establecidos por la Ley Nº17.336 o su reglamento.”

BONUS: TENGO OTRAS CONSULTAS ESPECÍFICAS, ¿A QUIÉN ME DIRIJO?

Mar
1
Grafiscopio
Protege tu carrera artística, por Stephen Silver
Cliente, Metodológico, Negociación
20
, , , , , , , ,
Featured Video Play Icon

Stephen Silver (40, inglés, actualmente radicado en EEUU) es un artista profesional, dibujante de animación y diseñador de personajes, famoso por crear protagonistas de series animadas como Kim Possible y Danny Phantom. En este notable video casero (publicado en enero 2013) advierte sobre una práctica viciosa muy corriente en el medio artístico (incluso en países desarrollados): la de regalar trabajo o creaciones, con la esperanza de que atraerán reconocimiento, clientes o más encargos a futuro, cosa que Silver desmiente en forma categórica. ¿De quién es la culpa?, ¿de clientes inescrupulosos o de artistas condescendientes? A continuación, la traducción de sus propias palabras:

“Es hora de difundir este mensaje. Recientemente publiqué un artículo sobre regalar trabajo; entregar gratuitamente tu tiempo y esfuerzo. Bueno, muchos lo están haciendo. Hay empresas que llaman a gente -incluso a mí-, diciendo: ‘oye, ¿puedes hacernos un favor?, ¿podemos usar esta información o tu imagen para promover…(lo que sea que necesiten promover)?’, y me refiero a grandes empresas. Esto ocurre con muchas de ellas, y sé que a varios les están pidiendo. Es más, recibo mensajes de estudiantes preguntando: ‘Stephen, ¿qué hago? Hay una empresa que me pide un trabajo gratis, una animación gratis, unos diseños, porque así podría enganchar un programa de tv… si lo hago gratis podría resultar algo bueno..’ y todo eso es derechamente absurdo. No corresponde. Es hora de acabar con tales prácticas. Y el único modo de ponerles fin es que nosotros – tú mismo- dejemos de hacerlo; ya seas un artista novato o veterano, debes dejar de regalar tu tiempo y esfuerzo.

Algunos llegan pidiéndome: ‘¿puedes hacerlo? Sucede que no tengo dinero para pagarte, pero tampoco te tomará mucho tiempo, lo sacas de un plumazo..’ Mi respuesta es NO. Si voy a hacer ese dibujo que necesitas, incluso si parece que me tomará solo 10 minutos, en realidad ha tomado 40 años y 10 minutos hacerlo, debido a mi experiencia, y por ello es tan importante que entiendas el valor de tu energía, tu tiempo. A ti jamás se te ocurriría decir al plomero que arregle gratis el desagüe de tu casa porque ‘tal vez aprenda algo de ese ejercicio’, ni pedir a un abogado que te represente sin costo, o a cualquier otro profesional. ¿Crees que los que te piden trabajo gratis obtendrán dinero a cambio de tu creación? ¡Por supuesto que lo obtendrán! Y hay grandes empresas, desde Warner Brothers a Disney, o la que sea (y no me refiero a estas en particular, sino a varias en general) que apelarán al ‘¿podemos usar esto gratis?’ todo lo cual es ridículo. Y el que muchos consientan en regalar trabajo explica por qué hay tantos artistas muertos de hambre, o quejándose de que no encuentran trabajo, y es porque están dispuestos a trabajar gratis. Ellos mismos se auto-convencen con frases como: ‘..pero es que es una buena vitrina’, lo cual no sirve de nada. creas tu propia vitrina. ¿Quieres dar a conocer tu obra?: crea tu propio blog, tu propio fanpage en Facebook, tu sitio web. Haz lo que sea necesario para fabricarte una vitrina y la oportunidad de publicar o exhibir tu mejor obra, la que deseas mostrar, y así tu nombre estará por todas partes, porque al regalar trabajo es muy probable que ni siquiera figure tu nombre. La verdad es que nadie mirará lo que diste gratis y pensará: ‘¡por Dios! ¿viste su nombre (crédito)?, ¡Wow, voy a buscarlo, tengo que contratar a este tipo! ¡tiene que estar en mi equipo!’. La cosa no funciona así. De hecho, sucede lo contrario, y de ahí viene la expresión que todos conocemos: ‘los artistas están a un peso la docena’. ¿Por qué existe siquiera esa frase? Porque nosotros permitimos que exista. Ya es hora de poner fin a todo ello, y la única vía para lograrlo es difundir este mensaje, hacer que corra y advertir a todos nuestros colegas que dejen de regalar trabajo.

Cuando empiezas en esto, y te aseguras de ser un tipo íntegro que confía en sí mismo, dirás a quien te pida algo: ‘ya sabes, cuesta…’ ¡lo que sea que cobres! Incluso si cobras 20 dólares, tu contraparte debe entender que vale eso, y si no está dispuesta a pagar, huye, porque según mi experiencia he descubierto que si no te pagan, te tratan en forma irrespetuosa, o quizás nunca usen tu obra, ni les importes un comino, y eso no es lo que tú deseas. Como artista quieres mostrar tu creación, ser conocido, desde luego, pero ¿cómo lograrlo?: empezando a desarrollar tu propio proyecto, tu propio material, tomando al toro por las astas. Lo haces tú mismo. Te auto-publicas o por último vas a una tienda, como yo hacía -vendiendo a tiendas de mi ciudad, fuese una guardería de mascotas, que necesitaba el dibujo de un gato o perro para cierto aviso publicitario- y me pagaban por ello. No siempre eran grandes sumas, pero al menos pagaban. En cambio si alguien te dice: ‘hazme un gato o perro, lo estamparemos en nuestros volantes, irá de mano en mano y tal vez genere buena respuesta y contemos con tus servicios otra vez a futuro…’. ¡Patrañas! Lo que debes responder es: ‘gracias por su tiempo. El mío tiene valor y estoy seguro que usted recibe un sueldo por su trabajo. Yo también lo merezco por el mío’.

Es hora de que empecemos a actuar bien. Si te mentalizas de esta forma empezarás a notar que la gente ya no se aprovecha de ti, pero primero corre la voz, porque conozco a demasiados colegas que están regalando trabajo y con ello perjudican a la industria (de artistas gráficos); y créeme: no quieres que eso suceda, pues seguirás siendo menospreciado. Da igual quien te pida el encargo: sea un amigo o quien sea.

Hay algunas cosas que puedes hacer gratis. Alguien mencionó por ahí: si se trata de una obra de beneficencia, o alguna causa noble que ayudará a las personas, no es pecado obsequiarlo (si es que crees o estás comprometido con una causa). Pero más allá de eso, no regales trabajo, porque hay gente enriqueciéndose y ellos no pasan hambre, pues se aprovechan de personas como tú, faltando así el respeto a tu arte y el de los demás. Así que hazte un favor: no regales tu tiempo y talento. Mereces más que eso, ¿ok?

Tenía atorado esto y debía decirlo.”

 

Traducción por Marcelo Pérez Dalannays. Agradezco al propio Stephen, quien me autorizó expresamente para publicar este video en Grafiscopio, según consta en los comentarios de Youtube (9-febrero-2013).

Para más consejos, puedes visitar y suscribirte al canal Youtube de Stephen Silver haciendo click en este link.

Nov
23
Grafiscopio
Grafiscopio vía Twitcam
Audiovisual, Debate, Editorial
0
, , , , , , ,

Ayer jueves 22/noviembre tuvo lugar la primera transmisión en vivo, vía Twitcam, de conversaciones sobre los temas tratados en Grafiscopio. La idea de este formato es permitir un diálogo interactivo entre el sitio y sus seguidores, para aclarar dudas e instruir sobre aspectos legales, comerciales y metodológicos de forma amena, directa, resumiendo un poco las materias expuestas en nuestros artículos.

En la medida de lo posible, emitiremos programas con frecuencia fija (1 vez por semana) a las 8 PM hora de Chile (para saber equivalencia horaria con otros países, visita este link). Además, dejaremos archivados los videos (en Twitcam y próximamente en Youtube) para que cualquier lector o visitante pueda repasar capítulos anteriores. También vamos a estudiar la posibilidad de contar con invitados a futuro.

Para revisar la 1ª transmisión (introducción a las próximas aplicaciones Bolsa de Trabajos y Encuesta Tarifario Referencial, además de debate sobre dignidad profesional), visita este link:

http://twitcam.livestream.com/cu9f1

Agradecemos a quienes participaron del primer programa (expresando abiertamente su apoyo) y por supuesto invitamos a todos a incorporarse a los próximos.

Oct
18
Grafiscopio
¿Está usted loco, Sr. Cliente?
Debate, Metodológico, Negociación
4
, , , , , , , , , ,
Featured Video Play Icon

En esta elocuente parodia -subtitulada al español- vemos lo absurdo de algunas solicitudes de cliente, que sin embargo muchos freelancers toleran sin reclamo, ya sea por ignorancia, necesidad, falta de carácter o por creer que así funciona el mercado.

¿Se atrevería un cliente a pedir lo que nos pide cuando va a un restaurant, librería o salón de belleza?, ¿Por qué suena tan descabellado en estos escenarios y no al negociar obra gráfica o visual? Quizás porque las rebajas, el trabajo gratis o que cliente fije el precio de una prestación son peticiones inconcebibles en otros rubros. Ya es tiempo de que apliquemos esta regla al nuestro.

¿Quién es el loco, a fin de cuentas?: ¿El que propone un disparate o el que lo acepta?

Oct
9
Grafiscopio
“Hazme un diseño gratis”
Cliente, Metodológico, Negociación
0
, , , , , ,
Featured Video Play Icon

Web designer vs client es una serie de animaciones 3D que retrata diversas situaciones habituales en la negociación con clientes, protagonizadas por 2 robots. En este video en particular vemos un caso típico: el cliente que desea un sitio web pero no tiene -o no quiere soltar- dinero para pagarlo. A cambio ofrece fama y promoción. Veamos cómo el robot-diseñador astuto se encarga de desbaratar semejante propuesta:

Robot-cliente: “Hey, ¿Podrías hacerme un sitio web gratis? Puesto que somos amigos, se vería bien en tu portafolio. De hecho, cuando yo necesite un sitio web o diseño, recurriré a ti. Incluso puedes agregar un link a tu sitio en la parte de abajo. ¡Piensa en el nivel de exposición! Y si alguien me pregunta quién hizo mi sitio web, le diré que fuiste tú. Tendrás muchas oportunidades de trabajo y serás rico. Todo porque hiciste mi sitio web gratis. ¿Qué te parece?” 

-Silencio-

Robot-diseñador: “Oh, lo siento. Estaba pensando en lo que acabas de decir. A propósito, ¿En qué trabajas?”

Robot-cliente: “Vendo automóviles” 

Robot-diseñador: “¿Qué tal si me regalas un automóvil? Lo conduciré y diré a todos lo bueno que es. Incluso pondré un autoadhesivo con tu nombre en el parachoques. ¡Piensa en el nivel de exposición! Yo obtendré el automóvil gratis, pero la gente pensará que tú me lo vendiste. Obtendrás muchos clientes y serás rico. ¿Qué te parece?.. Zoquete..” 

-Risas-